IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 22 de enero de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

21.00

21.80

Foto: Wendy Rufino. Josué Cook, con una de las pequeñitas que habitan en la casa hogar “Give New Life” afirmó que con amor y ayuda de especialistas se logran cambios.

Abren un nuevo camino en casa hogar

11 de octubre, 2015

admin/La Voz de Michoacán

Marcas de quemaduras de plancha en las manos “por no portarse bien”, pieles resecas y señaladas por golpes antiguos en el cuerpo, ojillos vivarachos, pero que guardan aún la tristeza por un pasado difícil y la añoranza de que mamá y papá no los hubieran abandonado, eso y más llevan a cuestas los 30 niños que ahora tienen una vida muy diferente en la casa hogar “Give New Life”.

Ubicado en la puerta de la Tierra Caliente, a 130 kilómetros de la capital michoacana, se encuentra el rancho conocido hasta hace poco como “Mano de Ayuda”, fundado hace cerca de 40 años por el doctor John Cook (qepd), con la idea de ayudar a los más necesitados.

“Aquí queremos a los niños que nadie quiere”, expresa convencido el hijo menor de la familia Cook García: Josué, quien con un gran compromiso, al lado de su esposa Carla, ha asumido las riendas del albergue, lugar que es un verdadero hogar para las niñas, niños y adolescentes que llegan buscando no sólo techo y comida, sino el amor que les fue negado desde que nacieron.

Pequeñitas que a los seis años ya eran violadas por su propio padre. Niñas que con ocho años de edad conocen el dolor de que su madre las prostituyera, niños que son producto de una violación y/o que no pueden ser cuidados por su mamá, ya que es enferma mental, son sólo algunas de las muchas y duras historias que han marcado a los pequeños que allí habitan.

“Tenemos algunos pequeñitos con trauma severo por lo que vivieron antes de llegar aquí, incluso tengo un video de una niña que trajimos del hospital psiquiátrico; cuando llegó aquí rompía cosas, mordía, era agresiva y como era de esperarse, estaba muy medicada. Ahora, con la ayuda de Dios y mucho amor, es más tranquila y ya sólo necesita media pastilla para que no le vuelvan las crisis”, relata Josué.

El matrimonio Cook Fagardo sabe que no es cosa fácil sacar adelante a esos pequeñitos que pronto serán 35, puesto que están por llegar cinco más que les envía el DIF Michoacán; sin embargo la fe inmensa que tienen en Dios, las ganas y el firme propósito de brindarles una vida nueva a estos chicos y la fuerte responsabilidad y legado de su padre el fundador, John Cook, son motivo para seguir con la misión.

La página de apoyo es www.gogivenewlife.org

Para más información, consulta la edición impresa de este domingo 11 de octubre del 2015.

Con fotos de: Wendy Rufino.

 

Comparte la nota

Publica un comentario