IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 29 de mayo de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

17.60

19.10

Foto: Cortesía. El cuinique o ardilla terrestre es de color café castaño o grisáceo, con manchas blancas en las partes superiores; piel y cola peluda.

Cuinique una plaga que acaba con las semillas

10 de agosto, 2015

admin/La Voz de Michoacán

Tuzantla, Mich.- El cuinique es una ardilla que termina con las semillas, especialmente la del maíz que es la que más se siembra en esta temporada en Tuzantla, por lo que sus habitantes ya la tienen considerada como una plaga.

“Enterramos las semillas envenenadas para que no se las coma, pero no nos vale. Hay campesinos que van poniendo la semilla en su surco, terminan y regresan a poner en otro surco cuando se dan cuenta de que hasta 10 metros ya no tenían la semilla en el surco ya sembrado. Los cuiniques se terminan hasta el 60 por ciento de las semillas enterradas”, dijo en entrevista Joel Domínguez Rivera, del Paso de Tierra Caliente, comunidad de Tuzantla.

El cuinique o ardilla terrestre es de color café castaño o grisáceo, con manchas blancas en las partes superiores; piel y cola peluda. Mide de 18 a 50 cm, incluyendo la cola. Tiene ojos grandes, cuerpo alargado con amplias cavidades que le sirven para almacenar alimento.

Se localiza especialmente en la Tierra Caliente, donde se ha convertido en una verdadera plaga de los cultivos de maíz; aunado a que, poco a poco invade nuevos hábitats, lugares donde en otros tiempos no se le conocía. En Tuzantla prácticamente es una plaga nueva, pues tiene unos ocho años que llegó.

“Esta ardilla se presenta en cuanto se siembra el maíz, sorgo, la calabaza  y más semillas,  pues las va sacando de la tierra (es un diestro excavador), aunque uno le tire semillas por encima para enyerbarla (semilla envenenada) no se la come; siempre se come la que está enterrada”, explicó Joel Domínguez.

En Tuzantla plantan un 70 por ciento de maíz y un 30 por ciento de sorgo; sin embargo, los siembran hasta dos o tres veces, pues hay personas que van enterrando el maíz y cuando regresan a sembrar el otros surco, ya los cuiniques les sacaron cinco o 10 metros de semillas en el surco ya sembrado.

Especificó Joel Domínguez que es una plaga porque acaba con la mayor parte de la semilla ya sembrada (60 por ciento, aproximadamente), el animal está en Tuzantla y sus comunidades; además de sus alrededores  como Tiquicheo, Susupuato, Tzitzio y más.

Para más información, consulte la edición impresa de La Voz de Michoacán el día de mañana.

Comparte la nota

Publica un comentario