IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 20 de julio de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

16.35

17.85

Foto: Víctor Ramírez. A casi un año que se comenzó la primera invasión en el Fraccionamiento Las Lomas, el gobierno municipal no ha actuado.

Invaden paracaidistas; piden intervención del gobierno

27 de septiembre, 2016

Redacción web/La Voz de Michoacán

Elizabeth Murillón/ Corresponsal La Voz de Michoacán

Uruapan, Michoacán.– Más de 700 familias que habitan en el fraccionamiento Las Lomas, colonia Popular Campestre de Uruapan, demandan una serie de violaciones a sus derechos sociales y humanos, ya que han  tenido que soportar agresiones de diferente índole  por parte de paracaidistas  que han invadido los alrededores  de éste asentamiento, situación ante la cual señalan que debido a que le gobierno municipal ha hecho caso omiso, piden la intervención del gobierno del estado para que se brinde seguridad personal y a su patrimonio, regularicen la situación de los paracaidistas, se intervenga en salubridad pública para garantizar agua de calidad y conclusión del drenaje y se haga valer el respeto a los espacios y áreas verdes del fraccionamiento.

Por su parte, la representante  de un grupo de vecinos del fraccionamiento Las Lomas, Teresa de Jesús Ayala Mata, dio a conocer que es injusto que mientras ellos pagan los servicios básicos y con esfuerzos pagaron sus viviendas, otros habiten ahí sin tener que pagar un solo peso y por el contrario si han generado diversas afectaciones a los legítimos propietarios con quienes se han enfrentado en múltiples ocasiones.

Mencionó que el fraccionamiento fue constituido legalmente y avalado por la administración municipal pasada, mientras que la construcción estuvo a cargo de la  Constructora PECASA y los trámites legales para su adquisición por el INFONAVIT, Para lo cual, los primeros pobladores legaron en el año 2011, resultando que a la fecha sean más de 700 familias las que habitan en esa zona.

Recordó que debido a que  en agosto del 2015 la constructora PECASA se declaró en quiebra dejó a los habitantes con problemas de agua y de un sistema de drenaje funcional, así mismo, los vecinos pagan mensualmente  un recibo de luz cuyo monto varía entre 25 mil y 30  mil pesos.

Para más información consulta la edición impresa de La Voz de Michoacán del 27 de septiembre de 2016.

Comparte la nota

Publica un comentario