IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 28 de mayo de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

17.60

19.10

Foto: Carlos Casillas. detalló en 12 puntos los males sociales de la población, atribuibles al accionar del crimen organizado y a “la incapacidad el estado por resolverlo”.

“La Iglesia no sataniza, sólo quiere ser escuchada”: Obispo

13 de septiembre, 2016

Redacción web/La Voz de Michoacán

Carlos Casillas/La Voz de Michoacán

Lázaro Cárdenas, Michoacán.- Tras hacer un recuento de “los males sociales” que padece la sociedad michoacana como consecuencia de la crisis de violencia que se ha acentuado en los últimos seis años, el obispo de la diócesis de Lázaro Cárdenas, dijo que no obstante de la capacidad de movilización de la iglesia, “ésta no presiona, no obliga, no condena y no sataniza”, sino que solo quiere ser escuchada.

En conferencia de medios, monseñor Armando Antonio Ortiz Aguirre, obispo de la diócesis más nueva de Michoacán, Lázaro Cárdenas, detalló en 12 puntos los males sociales de la población, atribuibles al accionar del crimen organizado y a “la incapacidad el estado por resolverlo”, según consensuaron las diócesis de Apatzingán, Lázaro Cárdenas, Morelia, Tacámbaro y Zamora.

Explicó que aportar su visión a los problemas de la sociedad y enarbolar esta bandera, “la iglesia no quiere apretarle las tuercas al gobierno, competencia con él ni pretende “absolutizar” el orden, sino abrirse a la colaboración con las fuerzas del gobierno y demás instituciones para enfrentar una realidad  que no es fácil solucionar y ocupa a todos”.

El obispo Ortiz Aguirre, precisó también respecto a las movilizaciones hechas aquí contra los pretendidos “matrimonios igualitarios”, que no fue convocada ni provocada por la iglesia y que revela la capacidad de la gente para unirse; “no nos la pueden atribuir a nosotros, ni se trata de un acto de tirar la piedra y esconder la mano”.

“Ciertamente que la iglesia tiene su influencia”, agregó y destacó que haber logrado esa movilización en un acto no declamatorio ni violento es importante y debería el gobierno aprovechar eso para hacer “cosas buenas”.

La iglesia, agregó, tiene derecho a manifestarse y de libre expresión y a que su punto de vista no está fundamentado solo desde la religión o la biblia, sino desde la biología, la historia; no está en contra de los derechos de personas, ni dice al gobierno como hacer las leyes y menos intervenir el quehacer gubernamental, pero si tiene derecho a ser escuchada

Esta estructura de los matrimonios igualitarios, agrego el prelado, habrá que ver en el futuro que tanto afecta a los niños, a los jóvenes, a la sociedad completa en su crecimiento y fortificación.

“No estamos de acuerdo en esta propuesta de matrimonio y familia, agregó monseñor Armando Antonio Ortiz Aguirre, pero hay la esperanza de que la misma vida nos ayude a descubrir la verdad. La Iglesia, dijo al recordar los cambios a los que se ha sometido a lo largo de la historia para adecuarse, acepta la realidad y ene se sentido, no obliga, no condena, no sataniza. A la mejor antes lo hizo y por ello ya han pedido perdón los papas”.

 

Comparte la nota

Publica un comentario