IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 23 de enero de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

21.00

21.80

Maíz criollo en Zitácuaro contaminado con polen transgénico

25 de abril, 2015

admin/La Voz de Michoacán

tsiri2

La próxima semana ecologistas zitacuarenses sabrán si el maíz criollo que se siembra en la región, está o no contaminado con polen de maíz transgénico. Hace un mes, investigadoras de la Universidad Nacional Autónoma de México, (UNAM) se llevaron cinco muestras para que el Instituto de Ecología de esa máxima casa de estudios los analice e investigue.

Si la respuesta es positiva y el maíz criollo está contaminado, se tendrán que poner en alerta a los diferentes niveles de gobierno y documentar estos casos, para que no queden aislados y se busque a los responsables del daño ecológico, que probablemente provocarían a las plantaciones de maíz en la región, informó el ecologista y presidente de la Asociación Civil ‘Ecología Humana’, Víctor Manuel Torres Morales.

El interés de llevarse estas muestras –que son las primeras y únicas de la región- es para garantizar la libre presencia de polen de maíces transgénicos, para evitar que se pierda la identidad de las diferentes variedades de maíces criollos en la región como el maíz blanco, azul, pintos y amarillos, entre otros; que se cultivan en Crescencio Morales, Nicolás Romero, Susupuato y Contepec.

Que estén contaminados traería como consecuencia que el daño sea irreversible, porque ya no se puede separar el polen transgénico de estos maíces y se contaminarían también hortalizas e insectos benéficos como abejas y otros polinizadores de frutos como la guayaba y el aguacate.

“El gen de la bacteria Bacillus turigensis, causaría daños a los insectos polinizadores que favorecen la producción de frutas, hortalizas y otros cultivos que sirven de alimento al ser humano”. A esto se le agrega que las semillas transgénicas tienen agroquímicos tan dañinos como el glifosato o el 2,4,D, que son herbicidas que cada temporada de lluvias en México, son altamente demandados por los agricultores.

“A México ha llegado el maíz transgénico, pues un caso muy sonado es lo ocurrido a productores de miel de Campeche y Yucatán a quienes les fue suspendida la comercialización de su producto apícola en la Unión Europea, por habérseles encontrado polen de maíz transgénico.

También, hay estados como Sinaloa, Tamaulipas y Oaxaca donde hay siembras detrás de la cortina o clandestinas, de maíz transgénico”, recalcó el ingeniero Torres Morales. Además, se pretende introducir al país, soya y algodón. Además de que se experimenta con hortalizas como el jitomate (genéricamente modificado), a los que se les alteran sus genes, introduciéndoles herbicidas y reguladores de crecimiento.

En el caso de las hortalizas en México, las trabajan bajo invernadero, Morelos y Querétaro. En el caso del maíz, se ha insistido en producirlo genéticamente, por la demanda que tiene de hasta 60 subproductos que son extraídos para la industria alimenticia, como el endulzante que se utiliza en la industria refresquera.

A decir de los científicos, con semillas genéticamente modificadas, se reduce hasta el 45% los costos de producción pues es más barato el endulzante del maíz que el azúcar de caña para la industria refresquera. “Afortunadamente todavía en México no esta abierta su comercialización”, dijo Torres Morales.

Si siguen los transgénicos cultivándose y se intensifican, hay reportes que señalan casos recurrentes, y a la alza, de enfermedades gastrointestinales, alteraciones de la piel y leucemias en trabajadores que cultivan soya en Argentina.

“Sólo hay que recordar que el agente naranja es un producto químico que se utilizó en al guerra de Vietnam, que contenía el herbicida 2,4,D y hasta la fecha mantiene enferma a la población de aquella región del planeta”.

Ante esto, el gobierno mexicano y sus asesores deben de reflexionar e impulsar la conservación de las semillas nativas mexicanas que no sólo han alimentado a la población, sino que además representan la cultura e idiosincrasia del pueblo mexicano.

“A pesar de este panoramacontinúan los esfuerzos de organizaciones de la sociedad civil que defienden la prohibición de siembras experimentales y comerciales de maíces transgénicos, a favor de la conservación de los maíces criollos ya queMéxico es centro de origen de al menos 60 razas diferentes de maíces”, finalizó.

Comparte la nota

Publica un comentario