IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 23 de marzo de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

18.13

18.90

Foto: Roberto Huitrón. 14 mil 41 hectáreas tiene la comunidad de Pamatácuaro.

“Pamatácuaro pierde su patrimonio por ecocidio”

29 de marzo, 2016

admin/La Voz de Michoacán

Tenencia de Pamatácuaro, Los Reyes, Michoacán.- La comunidad indígena de Pamatácuaro la más grande del estado (14 mil 41 hectáreas tiene la comunidad de Pamatácuaro), día a día pierde su patrimonio silvícola, sin que ninguna autoridad de los tres niveles les preocupe y peor aún, sin que la propia comunidad defienda sus recursos que conforme pasa el tiempo se pierden a pasos agigantados.

 

Viñetas de destrucción

En los vestigios de lo  que, no hace más de una treintena de años, era la  riqueza forestal de la comunidad  indígena de Pamatácuaro,  es evidente, la depredación pues a tan solo unos cientos de metros de la cabecera de la tenencia y a unos cuantos pasos de la carretera Pamatácuaro- Charapan, varios metros cúbicos de madera en rollo que alguna vez fueron  árboles  de por menos 50 años de vida, yace troceados en caminos secundarios.

Más adelante a un costado de la misma carretera se observa la labor destructiva de sierras que a matarrasa  talan un bosque aun joven, seguramente para de forma ilegal hacer cambio de uso del suelo a agrícola para sembrar una huerta de aguacate, como lo han hecho en los predios cercanos.

En localidades como: San Isidro; San Antonio, La Palma, San Benito y mismo en Pama, los talleres que transforman los troncos cada vez menos gruesos, en empaques de madera;  trabajan a la vista de todos, sin que nadie perturbe su operación que utiliza como materia prima madera talada ilegalmente.

Si se  eleva la vista a las montañas y cerros, cada vez descubre el observador nuevas plantaciones de aguacate, que sin miramientos sus dueños arrasan con el bosque, sin que las autoridades competentes, se den por enteradas. Algunas de esas huertas poco a poco se secan por las heladas y/o por falta de agua.

La historia de un ecocidio

La comunidad de Pama no ha recibido la resolución presidencial, ni cuenta con su carpeta básica lo que la hace una comunidad de hecho no de derecho, lo que le ha traído más problemas y daños que beneficios, pues no cuenta con un censo actualizado, no tiene reglamento interno, lo que permite que exista la ley de la selva.

Esta falta de legalidad ha permitido, que las tierras comunales se “renten” y/o “vendan”, lo que ha traído como consecuencia el avance de la frontera agrícola en detrimento agigantado del bosque, además de engendrar una casta de “interlocutores” entre las instituciones y la comunidad, que en lugar de resolver los problemas los administran.

 

Para más información consulta la edición impresa de La Voz de Michoacán del 29 de marzo de 2016.

Comparte la nota

Publica un comentario