Revive la Tierra Caliente; de manera paulatina, las familias recobran su vida rutinaria

26 de mayo, 2013

admin/La Voz de Michoacán

tierracaliente

Jorge Manzo / La Voz de Michoacán.                                                                                                                          Foto: Armando Solis
Poco a poco la Tierra Caliente recupera su tranquilidad luego de que se colocara en el “ojo del huracán” a raíz la ola de inseguridad que provocó el surgimiento de grupos de autodefensa. Apatzingán y los municipios aledaños a todas horas son vigilados por tierra y por aire por las fuerzas armadas, quienes arribaron a la zona como parte de una estrategia federal para combatir el crimen.

Desde muy temprano, las taquerías, cerca de la parada de autobuses que llevan rumbo a Tepalcatepec y Coalcomán, en Buenavista, colocan sus vendimias para tratar de atraer de nuevo a sus clientes; al medio día prácticamente llevan “media olla” vendida y los comensales no dejan de arribar a las “carpas” muy famosas entre los lugareños; las ventas se recuperan y comienza a ser de nueva cuenta un negocio la venta de tacos de “chivo”, “birria” y “bistec”.

“Écheme tres de pura carnita” piden al vendedor que se hace acompañar de una dama, quien quizá sea su esposa; ella lo ayuda a servir los platos. “Sólo de costillita, pero es lo mismo, tiene carnita”, le responden al cliente  a manera de sugerencia para que se queden en el puesto; los tacos se acompañan con salsa de tomate, un consomé y un refresco para que agarre sabor. Desfilan sobre la avenida que conecta con la plaza decenas de familias; el hambre no perdona y desde temprano salen a las calles a buscar qué comer, pues es un merecido fin de semana.

Mientras tanto el Ejército Mexicano se despliega sobre calles, avenidas y carreteras estatales y federales en aras de garantizar la seguridad de las familias quienes poco a poco diluyen su miedo y salen a las calles para retomar su vida diaria. En Buenavista, la Policía Federal es la encargada de montar de manera indefinida un retén que verifica quién sale y penetra la zona “blindada”.

Se estima que haya hasta 6 mil elementos “peinando” la zona con labores de vigilancia e inteligencia.
Los índices de inseguridad en la región han ido a la baja, según afirman las guardias comunitarias que de manera paralela realizan la inspección ocular y física de los vehículos que ingresan a Buenavista, localidad gobernada por Luis Torres Chávez, quien se encuentra en el “exilio” por cuestiones de seguridad. El municipio líder en producción de limón ahora es otro, familias enteras salen de compras, mezclándose entre los “comunitarios”; las gaseras y trasnacionales comerciales surten los negocios del lugar garantizándose el abasto de alimentos, bajo la mirada de los policías.

En la tenencia de Felipe Carrillo Puerto, mejor conocida como “La Ruana”, quizá más grande en cantidad de población que la cabecera municipal, el Ejército Mexicano despliega sus operativos que van acompañados de cientos de convoyes que transitan la región que se ubica entre las cabeceras de Tepalcatepec y Buenavista, a unos minutos de Tazumbos, ya en el estado de Jalisco, lugar en el que se levantan el primer Centro Federal de Readaptación Social (Cefereso) del estado y que actualmente sirve de “cuartel” para los elementos de la Policía Federal.

Intentan recobrar tranquilidad
Las familias intentan recuperar su tranquilidad, pero admiten que el miedo sigue latente. Las fuerzas federales se irán hasta que se devuelva la paz a la región, prometió el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong al encabezar la reunión de gabinete, horas después de que entró con fuerza el Gobierno Federal a la región que hace unos años fue “conejillo de indias” por la administración de Felipe Calderón en materia de Seguridad.

Horas más tarde del pronunciamiento federal, el Ejército Mexicano tuvo la primera fricción con los grupos de autodefensa, quienes pactaron que la coordinación de Seguridad en el primer filtro hacia la zona sería con la Policía Federal.

En los retenes durante el día hay “guardias” de unas 15 ó 20 personas; su dirigente, quien se hizo llamar como Roberto, afirma que así se organizaron, pues ellos sólo se encargan de dar el “pitazo” de personas sospechosas que intentan incrustarse en la región y “no tienen nada qué hacer para acá”.

Por las noches, dice, se vuelven grupos más numerosos por los riesgos que conlleva la oscuridad y que se podría prestar al trasiego de gente indeseable, dice el líder, quien no porta capucha como el resto de los “comunitarios”, quienes además se deslindan de la muerte de Jesús Torres, hermano del alcalde.

Mientras tanto, los servicios poco a poco se reanudan. Los empaques  de limón paulatinamente se reabren y generan los miles de empleos para las familias que dependen del campo. Se estima que en la región haya más de 40 mil hectáreas sembradas del cítrico, cuya cantidad posiciona a Tierra Caliente como la zona con mayor producción.

Las “Sabritas”, “Gamesa”, las gaseras y las líneas de autobuses reanudan sus rutas de servicio hacia Buenavista. Los habitantes de Tepalcatepec y La Ruana se acercan al municipio para abastecerse de los insumos, alimentos y fritangas.
“Ustedes quiénes son y a qué vienen”, cuestionan los elementos de la Policía Federal, quienes están apostados sobre el acceso a Buenavista. “Somos reporteros”, le responden al uniformado con cara “malencachada”. Son ellos los que garantizan la seguridad de los habitantes que demandaban la presencia de las fuerzas federales en la zona.

Minutos antes de llegar, prácticamente a unos kilometros se ubica un retén de la milicia. A todo sospechoso lo detienen y lo revisan y en casos más complicados usan los rayos gamma para indagar qué transportan sobre los vehículos que intentan cruzar la franja.

Mientras que como parte del programa de labor social que realizan los diferentes niveles de gobierno, personal de la Dirección de Protección Civil ha brindado atención a un total de 370 personas de diferentes comunidades de la zona. En esta estrategia, han ofrecido 344 revisiones de presión arterial y 26 cortes de cabello, entre otras acciones.
Ls fuerzas federales desplegadas en el estado buscan devolverle la esperanza a las miles de familias que habitan este “cachito” del estado.

Comparte la nota

Publica un comentario