IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 25 de marzo de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

18.13

18.90

Foto: Archivo.Hasta la semana epidemiológica número 35, Michoacán tiene un registro de 969 casos de fiebre por Chikungunya y 865 casos de dengue.

Van 28 casos de chikungunya en región Oriente

24 de agosto, 2015

admin/La Voz de Michoacán

Zitácuaro, Mich.- Fueron declarados ‘municipios de riesgo’ San Lucas y Huetamo en la región Oriente, por el brote de chikungunya que se está dando. Hasta el momento son 28 los casos, algunos autóctonos y otros importados. Para frenar las enfermedades, las autoridades sanitarias piden a la sociedad que descacharren  sus viviendas y que los recipientes sin tapas sean cubiertos con malla de mosquitero amarrada con un cordón, para frenar el número de gente enferma.

Cabe destacar que, ante el hermetismo de las autoridades para dar a conocer el número de brotes que se han dado en la región Oriente, periodistas de este rotativo se dieron a la tarea de investigar en los municipios de la Tierra Caliente, desde Zitácuaro hasta San Lucas, obteniendo como resultado que hay 17 enfermos en Huetamo,  8 en San Lucas, 2 en Zitácuaro (importados) y uno en Tuzantla. La versión oficial del Jefe de la Jurisdicción es que solamente el Secretario de Salud puede dar las cifras oficiales, por lo cual los números no se manejan.

Ante esto, San Lucas y Huetamo ya fueron declarados municipios en riesgo, porque son los que están pegados al estado de Guerrero en donde iniciaron con casos de chikungunya; además de que hay una afluencia muy grande de viajeros que vienen y van de Guerrero a Michoacán y viceversa. “Guerrero es el camino de introducción al estado por la parte del Oriente. Pegado a Altamirano (Guerrero) está Rivapalacio (comunidad de San Lucas) y le sigue San Lucas, donde empezaron a tener casos importados de infectados en Guerrero, pero originarios de Michoacán.

“Cuando se dio el brote del primer caso autóctono, fue cuando se determinó como zona de riesgo. Ante esto, lo que se procura es hacer mayor énfasis en las acciones de control, y lo que hacemos en esa franja es tratar de motivar la participación social comunitaria, incluso las brigadas de salud que se han trasladado a esa zona motivan a la gente para formar más brigadas, para que participen en la eliminación de criaderos del mosco. Exhortamos a las personas a que todo lo que les sirva y que sea recipiente, que lo pongan bajo techo y boca abajo para que no acumule agua por las lluvias”, dijo el doctor Héctor Enrique Morales Cerda.

Para más información, consulta la edición impresa el día de mañana en La Voz de Michoacán.

 

Comparte la nota

Publica un comentario