IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 23 de mayo de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

17.60

19.10

¿Y qué tal si cancelan todas las elecciones?

2 de abril, 2015

admin/La Voz de Michoacán

Crece, de manera soterrada, una corriente ciudadana que propone a los electores no votar el próximo 7 de junio. Esa tendencia se mezcla con otra que sugiere anular el voto. A las dos anteriores se agrega, además, la de aquellos que tripulan a los padres de los normalistas y que exigen cancelar los comicios en Guerrero.

No es todo. Resulta que los líderes del PAN y Morena se han encargado de colocar otra sospecha a la elección —espantajo contra el voto—, al estimular la especie de que manos perversas hacen trampa al provocar la coincidencia entre la jornada electoral y el México-Brasil.

Y en el colmo del “sospechosismo” idiota, algunos hasta han propuesto cambiar el uniforme del seleccionado mexicano y mañana podrían proponer el cambio de color en el pasto, no sea que se confunda con el verde del partido del tucán.

Por eso, frente a la tendencia social de rechazo al voto —producto del enojo ciudadano contra los partidos, contra la ineficacia de sus gobiernos y la corrupción de sus políticos—, una primera conclusión es que la democracia electoral ya no es alternativa para muchos. ¿Por qué? Porque cada vez son más los desencantados con las elecciones.

Por eso, frente a esa nueva realidad, aparece una interrogante que se antoja descabellada ¿Y qué tal si ahorramos problemas y mejor cancelamos todo el proceso electoral de 2015? Pero no es una propuesta extrema. ¿Por qué? Porque si nos aproximamos al proceso electoral —por regiones, por partidos y por autoridades—, en muchas partes no existen las condiciones mínimas para una elección.

Y es que si recorremos la geografía nacional y revisamos las prácticas electoreras de cada uno de los partidos y la eficacia de las autoridades, la conclusión parece demoledora. No existen condiciones constitucionales para llevar a cabo una elección segura, legal, legítima, con certeza, transparencia, equidad y con un resultado confiable. ¿Evidencias?

¿Será posible una elección segura, legal, con certeza, transparencia, equidad y con resultados confiables y legítimos en Guerrero y Oaxaca, en donde la mafia CNTE-CETEG decretó que no permitirán las elecciones? ¿Será posible la elección a pesar del bloqueo del INE; de no permitir la capacitación de funcionarios electorales; en donde no existe gobierno y campea la ingobernabilidad?

Y tampoco existen condiciones en Michoacán, en donde a pesar de descabezar a los grupos hegemónicos, persiste la violencia y el crimen. No existe un gobierno estatal legítimo y campea la ingobernabilidad. ¿De verdad en Michoacán se superó el problema de los políticos y los partidos vinculados con las bandas criminales?

Y si no hay condiciones para una elección en Oaxaca, Guerrero y Michoacán, tampoco existen en Tamaulipas. ¿Por qué? Porque Tamaulipas es el hermano pobre de la familia. No le importa a nadie.

Tamaulipas vive el momento de mayor violencia y crimen. Pero esa realidad no ha impactado a la opinión nacional e internacional con golpes mediáticos como Oaxaca, Guerrero y Michoacán. En Tamaulipas tampoco existen condiciones para una elección. La prueba son los candidatos de todos los partidos se han bajado de la contienda a causa de las amenazas de muerte.

Y podemos seguir con partidos y autoridades electorales y veremos que tampoco garantizan condiciones para una elección confiable. ¿Y entonces?

No, a pesar de todo, la solución no es cancelar la elección. La solución está en una sociedad vigilante y cada vez más vigilante. La sociedad es el fin, pero también el medio. Al tiempo.

www.ricardoaleman.com.mx

Twitter: @ricardoalemanmx

 

Comparte la nota

Publica un comentario