IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 29 de mayo de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

17.60

19.10

Foto: La Voz de Michoacán. Archivo.

Muerte de menor no fue por “bullying”: PGJE

10 de mayo, 2016

El Universal/La Voz de Michoacán

Morelia, Michoacán.- La Procuraduría General de Justicia de Michoacán (PGJE) confirmó que la muerte del niño Miguel Ángel Arévalo Pamatz, de 11 años de edad, ocurrida en Opopeo, municipio de Salvador Escalante, no fue producto de violencia escolar o “bullying”, sino de una broncoaspiración que ya presentaba el menor de sexto año de primaria.

La dependencia informó que tras los hechos ocurridos el pasado 27 de abril en una escuela primaria, se recabaron 14 entrevistas, de las cuales nueve corresponden a testigos menores de edad, compañeros de Miguel, quienes estuvieron acompañados por sus padres, un psicólogo y un asesor jurídico, en las que en ninguno de los casos advirtieron agresión hacia el menor.

De acuerdo con la PGJE, el testimonio de un menor de edad, familiar del fallecido, y que se obtuvo con la asistencia de un representante de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, no aportó dato alguno que contradijera las 13 versiones restantes.

Indicaron que con relación al dictamen de mecánica de hechos y lesiones solicitado por la Fiscalía Especializada, se estableció que no hubo ningún acto de violencia hacia el menor, sino que tal como lo dieron a conocer en su momento, su fallecimiento fue producto de una broncoaspiración, como lo señaló el pasado 2 de mayo el fiscal Especializado en Delitos de Alto Impacto de la PGJE, Alfredo Guadalupe Becerril Almazán.

El funcionario explicó que de acuerdo con los testimonios recabados con alumnos de esa escuela, el pequeño Miguel Ángel se desmayó luego de golpearse la cabeza al caer mientras jugaba con sus demás compañeros a “las traes”, por lo que perdió el conocimiento.

Dijo que con base a las declaraciones de testigos, los primeros que intentaron reanimar al menor fueron sus compañeros con los que jugaba y después un profesor de la institución que lo ayudó a que recuperara el conocimiento.

Agregó que el niño fue trasladado para su revisión con un médico particular de la comunidad de Opopeo, de donde más tarde fue llevado de urgencias a una clínica de Pátzcuaro, debido a su mal estado de salud, en la que se confirmó su muerte.

Comparte la nota

Publica un comentario