IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 16 de enero de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

20.29

21.48

El quizá

29 de octubre, 2015

admin/La Voz de Michoacán

Qué difícil renunciar a la contundencia en las opiniones, para sustituirla por un “quizá”, “tal vez” o “no sé”.

Al llegar acierta edad o conseguir una relativa experiencia, imaginamos que equivaldría a soltar en el camino certezas rotundas; si somos sensatos, con el paso de los años se duda más de lo que se ve, escucha o lee, que cuando somos jóvenes o nos falta información.

Enrique Bunbury hace alusión a lo anterior, al expresar que extraña ser pequeño, porque siempre parecía estar seguro, sin ninguna decisión que calcular, pensando que sería absurdo responder con una duda o un quizás; siendo precisamente estas últimas palabras las que dan título a la canción grabada en 1999.

El lingüista Álex Grijelmoseñaló en un artículo, que en redes sociales y comentarios de noticias digitales es común ver una terrible y preocupante seguridad de la gente en sus aseveraciones. Un tipo de lenguaje que considera poco la finura de los pinceles, para optar por la contundencia de la brocha.

De ahí que las mentiras, exageraciones y deformaciones no nacen y mueren en Internet, sino que salen a nuestro encuentro en redes sociales, grupos de conversación y charlas con familiares, amigos y vecinos.

Para muestra, unos botones: el huracán, el tocino, el polémico video, el poema “Muere lentamente” atribuido erróneamente a Pablo Neruda, también supuestas frases de García Márquez, Saramago, e incluso, Paulo Coelho, más lo que se acumule en la semana.

Es posible que en lo que resta de octubre, no falte la sempiterna crítica al Halloween, pese a que su origen es celta y no estadounidense, defendiéndose a ultranza la pureza del festejo a Mictecacíhuatl-una de las fiestas populares de México-; que dicho sea de paso, forma parte de las principales tradiciones indígenas de Ecuador, Bolivia, Perú, Guatemala y Nicaragua, por su ancestral culto a la muerte, aunque con ligeras diferencias.

La afirmación tajante, el aserto incontrovertible, dejan sin oficioal “a veces”, “depende”, “es posible”, “no estoy seguro”, “acaso”, “quién sabe”.

Quizá por ello el citado articulista y escritor burgalés, expresa su temor de que un importante segmento de nuestras comunicaciones se vaya conformando de demasiados juicios sin matices, proporciones, rasgos, dudas ni pinceles; deseando larga vidaa la duda y a la humildad en los juicios sobre el prójimo y lo que ocurre en el mundo.

La posibilidad de que algo ocurra o sea cierto, es la definición  del quizá o quizás (ambas formas correctas, de acuerdo a la Real Academia de la Lengua), cuyo origen está en el latín “quisapit”quién sabe, encontrándose documentos que hacen patente su evolución, como el vocablo ‘quiçab” en el Cantar de Mío Cid.

Según el diccionario de Corominas, fue hasta finales del siglo XVI que “quizás” apareció, pero era considerada la forma vulgar por eruditos y autores, dado que se prefería el “quizá”, aunque esto podía variar si el género era poesíapor la rima, que tiene mayor analogía con más, atrás o jamás.

La referida conjetura, duda o hipótesis, repetida tres veces, es el nombre de la conocida canción escrita en 1947 por el compositor cubano Osvaldo Farrés (en inglés, por Joe Davis, intitulada “Perhaps, perhaps, perhaps”).

Descartes, Hegel, Platón, Derrida, Spinoza, entre otros, ofrecen interesantes lecturas sobre la duda, para reivindicar la importancia en aquellos momentos en que el mundo se empeña en estar seguro de todo, sin mayor razonamiento, argumento o circunstancia.

“Aprender a dudar es aprender a pensar”, lo dijo quien escribió “entre irse y quedarse duda el día, enamorado de su transparencia”: Octavio Paz.

Comparte la nota

Publica un comentario