IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 25 de marzo de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

18.13

18.90

Foto: Cortesía. Morelia es una de las ciudades más bellas del mundo, y se compartirá el mundo.

Filman película en Morelia: “La voz de un sueño”

15 de marzo, 2016

admin/La Voz de Michoacán

Morelia, Michoacán Salvador Sánchez, Axel Rico e Ignacio Guadalupe y  son algunos de los actores que forman parte del elenco de la película “La voz de un sueño”, cuyo rodaje ha llamado la atención de los morelianos estos últimos días. La película es protagonizada por Iazua Larios y también actúan María León, Patricia Reyes Spíndola, Adrianan Paz y Mario Zaragoza.

“La voz de un sueño” es una película de Michoacán, hecha en Michoacán, pero que nada tiene que ver con armas o drogas. El estado es mucho más que eso gracias a su enorme riqueza cultura, y ello es lo que se pretende plasmar en el filme.

“Queremos mostrar el Michoacán que conocimos antaño, tranquilo, lleno de vida, historia y tradición”, señala Nacho Casares productor del filme.

Desde un principio, Nacho fue claro en su objetivo: “quiero contar historias positivas del estado y quiero trabajar con gente de aquí, que todos aporten su granito de arena, desde los hoteleros hasta los aguacateros y el reparto; quiero que todos se sientan parte del proyecto y lo empujemos juntos”. Y así lo hizo.

Hoy “La voz de un sueño” es una realidad que casi culmina su mes de rodaje en Morelia con la dirección de Analeine Cal y Mayor. La película ha estado realizando tomas desde hace una semana en el centro histórico de Morelia.  Son jornadas extenuantes, de sol a sol, pero la producción siempre se ha visto arropada por los morelianos;  todos están ahí, al pie del cañón, listos para poner su expresión más fresca al momento de “acción”.

A excepción de la noche del lunes, no ha habido necesidad de parar el tráfico o cerrar calles para las filmaciones,  pues estas se realizan dentro de edificios como el Conservatorio de las Rosas, el Palacio Clavijero y el Teatro Ocampo.

La historia se desarrollará en un pueblo de Michoacán, y para ello, la producción ha decidido hacer un pueblo hermoso con tres poblados de Michoacán: Santa Clara del Cobre, Pátzcuaro y Tzintzuntzan, además de Morelia, con locaciones en el centro histórico de la ciudad, el Conservatorio de las Rosas, y mostrando eventos tradicionales como el Festival Internacional de Música de Morelia.

De acuerdo a los planes, la película pretende convertirse en estreno nacional con 60 copias por todo el país, “además me gustaría que tuviera un buen espacio en el Festival de Cine de Morelia porque finalmente será una película que se hace aquí, con gente de aquí”, dice el productor.

 

¿De qué se trata?

‘La voz de un sueño’ es la historia de una cantante. Ella es de Michoacán, y de hecho existe, no es producto de la ficción. Se llama Rocío Vega y también ha estado presente en las filmaciones dando algunos tips y consejos a la actriz que la representa.

En la historia, la cantante de origen purépecha a punto de grabar su primer disco, se entera que su madre está muy enferma de cáncer y no se puede morir sin verla por última vez y cumplirle su último deseo. Después de 12 años de no tener contacto con su pasado, Rocío tendrá que regresar al pueblo de donde fue desterrada y perdonar a su padre y hermanos para volver a disfrutar su vida plenamente.

De esta manera, la protagonista deberá confrontar las tradiciones de sus raíces indígenas, e imponerse ante la rígida visión de la vida que tiene su padre. El talento será su única carta para demostrar que cuando se nace con un don, el destino es encontrarse con la grandeza, aunque eso signifique realizar grandes sacrificios.

 

La historia de Rocío

Rocío (Iazua Larios) crece en un ambiente humilde. Es la más chica de tres hermanos. Su padre Apolonio Rodríguez (Salvado Sánchez) es un artesano respetado en la zona y su esposa Estela (Patricia Reyes Spíndola), una mujer acostumbrada a someterse a las órdenes de su marido. Susana y Ángel son los hermanos mayores de Rocío, quienes desde pequeños participaron en el trabajo del taller de cobre, con el que Apolonio ha mantenido a su familia desde siempre.

La similitud de carácter de Rocío y Apolonio han creado una relación de amor- confrontación constante. Desde temprana edad, Rocío muestra gran interés por el mundo de la música y un talento particular para cantar.

Apolonio trata de manipular los intereses de su hija menor para que se quedara a colaborar con ellos en el taller, pero llegada la adolescencia Rocío recibe educación musical, por parte de un músico alemán retirado en Santa Clara. La cercanía con él es natural, cuando Estela, madre de Rocío, trabaja en las labores de limpieza de casa del músico y su hija menor la acompaña. Él descubre el talento de su alumna y la alienta para que aplique y obtenga una beca en el conservatorio de las Rosas, en  Morelia. Rocío teme que su papá no la deje ir y decide escaparse para realizar la prueba.

Tiempo después, recibe la noticia de que la aceptaron como alumna del conservatorio y es momento de hacer oficial su amor por la música con su familia.

Con un perfil controlador, Apolonio interpreta el suceso como una falta de respeto a su autoridad y tras una fuerte confrontación con su hija, la corre de la casa. Rocío vive en Morelia un periodo de soledad sin opción de regresar con su familia. Después de algunos años, sólo un profesor del conservatorio llamado Andrés, logra acercarse para establecer una distante relación amorosa, en la que Rocío no acaba de liberarse de situaciones pasadas que hacen sombra en su presente.

Diez años después, Ángel su hermano, la busca para decirle que su madre está muriendo de cáncer. Ella tiene que regresar a visitarla con el tiempo limitado porque está a unos días de ser la figura principal, para la inauguración del festival Bernal Jiménez (el festival de música más importante a nivel internacional, con sede en Morelia).

Una vez más, Rocío tiene que elegir entre su amor por la música y la reconciliación con su familia, cuando Estela muere y los preparativos para el funeral requieren de la participación de los Rodríguez. El tiempo no negocia con Rocío y ella tiene que decidir si renuncia al festival Bernal Jiménez para quedarse al funeral de su madre y restablecer los lazos familiares, o una vez más, renunciar a sus orígenes por una carrera ascendente como cantante.

Los encuentros y desencuentros, los sentimientos reprimidos y una confrontación con sus recuerdos, la llevarán a profundizar en su identidad, en el amor por su familia y en la lógica que dicta que: para avanzar en la vida, se debe soltar el pasado.

 

 

 

Comparte la nota

Publica un comentario