IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 27 de marzo de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

18.13

18.90

Semana Política

24 de agosto, 2015

admin/La Voz de Michoacán

Todo parece indicar que el gobierno del estado le está apostando a darle largas a los conflictos que al paso de los días se recrudecen en la Costa, y pretenden heredárselos a la administración entrante, pues ante los indígenas de Aquila “ya no tienen palabra” y verdaderamente sería complicado que estén en condiciones de resolverles su pliego petitorio, pues ni siquiera hay disponibilidad para el diálogo. La administración jarista, que ya tiene contados los días, sabe que ha perdido total credibilidad para negociar con los comuneros, quienes desde el 19 de julio mantienen bloqueada la carretera federal que conecta a Michoacán con el estado de Colima, dejando incomunicados a ambas entidades y provocando pérdidas superiores a los 10 millones de pesos por la falta de autotransporte foráneo, más lo que se acumule… ¿Y la autoridad?, limitándose a enviar comunicados de prensa en donde aseguran que a través de la Secretaría de Pueblos Indígenas se han sostenido “una serie de pláticas conciliatorias con los comuneros que mantienen un retén en Ostula”, mismas que evidentemente no han rendido frutos suficientes, pues sigue interrumpida la circulación en esta vía federal. Son dos bloqueos los que hay en esta región, en ambos reclaman la liberación del exlíder autodefensa, Cemeí Verdía Zepeda, a quien acusan de ser el responsable de la quema de la paquetería electoral en Aquila, homicidio y robo calificado así como portación de armas de uso exclusivo del Ejército; sin embargo permanece encarcelado en el Cereso “David Franco Rodríguez” sólo por el delito de robo calificado, cuya denuncia interpuso el Ayuntamiento de Aquila, de la cual ya se desistió, no obstante la Procuraduría General de la República también lo investiga por extracción ilegal de mineral y asociación delictuosa, responsabilidades que aún no se le resuelven. Por otro lado, desde principios de agosto, grupos afines a Mohamed Ramírez, excandidato a la presidencia municipal por el Partido Verde Ecologista, tenían otro cerco, exigiendo atender el conflicto postelectoral, derivado de que se acusa a Verdía Zepeda de quemar paquetería electoral, lo que favoreció al candidato del PRD para obtener el triunfo. José Luis Arteaga, edil electo es afín y defensor de Cemeí Verdía. Los habitantes, mantenían el bloqueo a la altura de la playa de Maruata, llegaron incluso a amagar con destruir la cinta asfáltica, pero hace unos días lograron desactivar esta movilización. Transcurren los días y se alarga la problemática, y al parecer a quienes más les preocupa lo que ocurre en aquella región es a las autoridades del estado de Colima, porque las michoacanas en este momento sólo tienen tiempo para darse una vida de lujo. Ojalá ahora sí, de una vez por todas, atiendan estos “focos rojos”.

 

Cristina Portillo, formas de relaciones de poder

Ni duda cabe, el chantaje es una relación de poder, una de las múltiples formas de relaciones de poder, quizás, mejor dicho, de relaciones de poder de baja intensidad, por así decirlo, y en escala micro. En la práctica política se usa el chantaje de distintas formas, en distintas tonalidades y a distintas escalas. El chantajista recurre a todas las tácticas para alcanzar sus fines, así sea escudarse en causas o reivindicaciones sociales.

Esta es una de las características de las formas mediante las cuales la diputada Cristina Portillo entiende y desarrolla la política, y lo ha desarrollado con precisión en la mayoría de los cargos que ha desempeñado.

Emanada de la escuela política de Leonel Godoy, Cristina Portillo ha sido una privilegiada de la política, ya que ha ostentado cargos sin que en los anales electorales se cuenten con registros de que contendió por dichos puestos. Es decir, siempre ha sido plurinominal, o designada como funcionaria.

A pesar de ello su paso por diputaciones o secretarías tampoco se ha caracterizado por la eficiencia o el legado de políticas o acciones que ayuden a revertir los problemas de Michoacán. Más bien, han sido los contrastes o los señalamientos de prácticas no del todo éticas, con las cuales se ha desempeñado en sus encomiendas.

Su último chantaje se exhibió este fin de semana, cuando la diputada Portillo protagonizó junto a la estridente Talía Vázquez –a quien por cierto ningún ciudadano la eligió, sino que aprovechó el hecho de que su hermana consiguiera una diputación plurinominal a costa del PRD, para llegar ella a gozar de la dieta legislativa- un breve vodevil durante la designación de Martín Godoy Castro como nuevo Procurador de Justicia de Michoacán, en donde las diputadas se enfundaron en la casaca de activistas sociales, y despotricaron al por mayor tanto contra el nuevo funcionario, como contra el Gobernador electo del estado, Silvano Aureoles Conejo.

Cuando el chantaje es la característica principal de los actos, acciones y prácticas políticas, se trata no de reivindicaciones sociales, sino de exigencias de poder, de cuotas de poder. Así lo debemos entender en el caso de Cristina Portillo, quien vio la oportunidad de “canjear” su voto en favor de Martín Godoy a cambio de una secretaría de estado en el próximo Gobierno Estatal, o buscaba ser designada como Secretaria Ejecutiva del Consejo para el Nuevo Sistema de Justicia Penal en Michoacán. Pero al no existir condiciones para aceptar su designación, Portillo recurrió de nuevo al chantaje, ahora mediante una estrategia de confrontación directa contra el gobernador electo: “No soy Silvano, soy Cristina Portillo”. Es conocida la dramática apelación política del poder: si no estás conmigo, estas con los otros, con los “enemigos”. ¿Por qué no se puede no estar con ninguno? Esta apelación reduce el mundo político a dos, amigos y enemigos; no hay más. Ese es el mundo político según la diputada Portillo.

 

Encontraron su negocio

Mientras que en la Comisión de Ferias, Exposiciones y Eventos (Cofeeem), a cargo de Nancy Vallejo García, supieron hacer en “grande el negocio”, y se aprovecharon de la inexperiencia o la complicidad de la titular, quien pasó de coordinar eventos pequeños, a organizar el máximo escaparate del estado, sobre la que pesan serias irregularidades, que los órganos de control interno deben investigar, luego de que no sólo convirtieron esta fiesta en una “cantinota”, tras la instalación descontrolada de puestos de cerveza y negocios ambulantes, sino también por la cuestionada calidad de sus eventos que costaron más de 10 millones de pesos al erario estatal. Tan descuidada estuvo la logística que incluso al Centro de Espectáculos metieron artistas especializados en música de narcocorridos, algo que siempre se cuidó, a fin de enterrar la narcocultura que ha dejado consecuencias catastróficas en la sociedad. Pero los asistentes ahora no sólo se quejaron de la organización sino porque al paso de las semanas se sintieron “tomados del pelo” con una rifa de un automóvil que se había anunciado con “bombo y platillo”,  misma que se realizó dos meses después, tras los reclamos que “le llovían” al gobierno, quienes al final del día la llevaron a cabo, pero cometieron un fraude a su paso, luego de que anunciaron, según sus carteles, la rifa de un Honda Fit (que tiene un costo, el más austero, de 189 mil pesos), y al final de cuentas salieron con un Matiz (con un valor de 104 mil pesos). Punto y aparte es la afectación a los 450 comerciantes locales que trasladaron sus vendimias al recinto ferial, quienes se vieron afectados hasta en un 40 por ciento en sus ventas, tras la supuesta intromisión de 200 ambulantes recomendados por la titular de la Cofeeem, entre otra serie de irregularidades, como fue la contratación de una empresa dedicada a las atracciones, y una larga lista de etcéteras que en otra entrega desglosaremos. Usted juzgue si hay motivos suficientes para hacer una investigación profunda a los organizadores, y a funcionarios del gabinete, quienes aparentemente se beneficiaron con este bondadoso evento.

 

Marko, en la burbuja

El panista Marko Cortés, zamorano de 37 años de edad, arriba al liderazgo parlamentario del PAN y por consiguiente formará parte de la “burbuja” de la Junta de Coordinación Política del Congreso de la Unión. Sin embargo llega a coordinar una bancada legislativa muy disminuida políticamente, pues ya concluyó la etapa de negociación de las grandes reformas a la Constitución, por lo que el Gobierno Federal no necesita adquirir compromisos de mayor envergadura con la oposición para construir mayorías calificadas en el Palacio de San Lázaro.

¿Qué expectativas levantan los demás diputados federales michoacanos?  Fidel Calderón Torreblanca fue secretario de Gobierno con Leonel Godoy Rangel, pero ya no tiene aparato estatal que lo infle y que lo proyecte; está por verse si sabe hacer política por méritos propios. La alianza PRI-Verde ganó la mayoría de las curules federales en Michoacán, aunque en San Lázaro ambos partidos jugarán por separado para contener a los liderazgos “demagógicos y populistas”. Únicamente cinco michoacanos “de hueso colorado” estarán dentro de las 208 curules de la bancada del PRI. Tucanes, tricolores y turquesas sumarán en su conjunto más de 260 votos en la Cámara, más que suficientes para aprobar las leyes y presupuestos que se les antojen.

 

Comida con Peña

El próximo sábado 29 de agosto el presidente Enrique Peña Nieto comerá con toda la bancada federal del PRI en la Ciudad de México, después de concluir el ritual de la solemne investidura de César Camacho Quiroz como coordinador parlamentario. El ajedrez político sigue marcando las jugadas. ¿Qué trato estará dándole el nuevo señor feudal de la bancada del PRI a los michoacanos en San Lázaro? ¿Habrá equilibrio para la gestoría y la participación política? ¿Encabezarán comisiones legislativas importantes o de relleno? El año entrante el PRI irá a elecciones en 12 estados de la República y el nuevo jerarca Manlio Fabio Beltrones ya está viendo el panorama con frialdad, alejándose de autoengaños y fantasías: el tricolor no tendrá carro completo en el 2018 y quizá ni siquiera retenga varios estados que actualmente gobierna.

 

Chon ya aflojó

Se vio forzado Chon Orihuela a reconocer la victoria electoral de Silvano Aureoles. A escasos 35 días de la toma de posesión, finalmente el zitacuarense manifestó “respeto” por los resultados del Tribunal Electoral, por lo que tácitamente entendimos que renunciaba a apelar ante la Sala Superior del TEPJF. Quizá René Olivos (a quien el senador puso en la presidencia del TEEM) fue quien le habló con el cariño, la prudencia y el buen juicio que necesitaba el obstinado compadre para que abriera los ojos ante la verdad de los hechos consumados. Hasta ahora Orihuela se había negado a admitir lo obvio: que el presidente Peña Nieto ya había felicitado a Aureoles, lo había recibido en Los Pinos, había ordenado a Osorio Chong y a Videgaray abrir las puertas de par en par al perredista y, para rematar, había pregonado a los cuatro vientos en Apatzingán: “Silvano tendrá mi apoyo”. En definitiva, no son tiempos para proyectos personales.

 

No hubo festejo

Este domingo Silvano Aureoles cumplió 50 años de edad. No hubo festejo, aún tratándose de una ocasión especial y digna de celebración, porque el gobernador electo no acostumbra las convivencias multitudinarias para conmemorar tales cosas. Más bien, el próximo gobernador decidió culminar su compromiso de visitar las regiones de la entidad y agradecer el apoyo de las estructuras. Según las proyecciones de su agenda semanal, Aureoles pudiera reunirse nuevamente con Videgaray y Osorio Chong, con empresarios, así como con alcaldes y diputados electos del PT, sin importar que la franquicia de Alberto Anaya ya casi tenga expedida el acta de defunción. Varios exgodoyistas, como Antonio Aguilera, no han entendido la exitosa política de reconciliación de las fuerzas políticas y de reencuentro entre los michoacanos que ha instrumentado Silvano Aureoles. En todos los partidos hay quienes optan por la diatriba y la ofensa en las redes sociales como forma de entender la política, lo que divide y envenena la convivencia democrática. Han proliferado supuestos nombres del próximo gabinete, pero solamente hay una lista: la última palabra del gobernador, quien no habrá de subordinarse a cuotas ni de propios ni de extraños.

 

Plantón a Sectur

El gobernador Salvador Jara Guerrero generó la impresión de haber dejado plantada a la secretaria federal de Turismo, Claudia Ruiz Massieu, quien asistió el pasado viernes a la ceremonia inaugural del encuentro nacional de cocineras tradicionales en la ciudad de Morelia. Es un poco difícil de justificar el contratiempo. A las 20 horas del jueves (ya fuera de su horario laboral que concluye a las 17 horas) el exrectornicolaita estaba en la sede nacional del PRI, en Insurgentes Norte, para ratificar una invitación a cenar, según relatan varios testigos presenciales. Al día siguiente, los parapazzi fisgones y sin escrúpulos del PAN invadieron el momento privado de su desayuno en el restaurante del Hotel Hyatt Regency de Polanco, aquel que tiene vista espectacular sobre el bosque de Chapultepec, en un ambiente de distinción y elegancia, y con altos estándares de hospitalidad, sobre todo para los clientes con tarjeta Gold Passport. Entendemos que el mandatario decidió pasar la noche en la Ciudad de México porque el día viernes estaba totalmente decidido a asistir a la reunión vespertina del Consejo Nacional de Seguridad Pública. No descartamos que la Secretaría Particular del despacho del Ejecutivo haya empalmado actividades de la agenda del mandatario y que haya descoordinado  los servicios aéreos, considerando que el gobernador tiene a su entera disposición todo el parque aeronáutico y vehicular del Gobierno del Estado para llevarlo y traerlo a tiempo y a donde quiera. Afortunadamente para él, ya solo le quedan alrededor de 35 días con la pesada responsabilidad de gobernar. Ha trascendido su interés por incorporarse al cuerpo diplomático, pero más le convendría ingresar al área de maratones de la Conade, para que esté cerca de sus amigos y haciendo lo que más le gusta: trotar por el mundo.

 

¿Más fedatarios?

Nada le impide al gobernador Jara cerrar con broche de oro su mandato, repartiendo una buena cantidad de notarías entre los juristas de su predilección, antes de ordenar la publicación en el Periódico Oficial para que la reforma a la Ley del Notariado entre en vigor. “Que se haga la voluntad de Dios en los bueyes de mi compadre”, reza el dicho popular. La reforma obliga a los aspirantes a someterse a concursos de oposición para ejercer la función pública.

No se pierda las frases, así como los taches y autogoles de Maquiavelo en la edición impresa de este lunes.

Comparte la nota

Publica un comentario