IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 23 de enero de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

21.00

21.80

Foto: Internet. Universo.

“Aún lejano establecer si hay vida en otro lugar del Universo”

22 de mayo, 2016

Notimex/La Voz de Michoacán

Ciudad de México.- El investigador Luis Zapata González explicó que la luz es la clave para conocer lo que contienen los astros, nebulosas, planetas y sus atmósferas, aunque falta mucho por estudiar para esclarecer si hay vida en otro lugar del universo.

 

El experto del Instituto de Radioastronomía y Astrofísica de la Universidad Nacional Autónoma de México (IUNAM) señaló que durante millones de años el cosmos ha expulsado el material necesario para crear diferentes químicos, entre los que se encuentran los fundamentales para la vida como la conocemos.

 

Los elementos químicos de nuestros cuerpos se formaron en el interior de una estrella durante largo tiempo y han estado presentes desde hace millones de años, probablemente dispersos en todo el Universo, abundó.

 

Ello nos hace pensar que podría haber vida en otros lados del cosmos y, para buscarla, indicó Zapata González, lo primero es detectar la huella de átomos de carbono, hidrógeno, oxígeno y nitrógeno.

 

Empero, si para llegar a Marte tardamos 24 meses terrestres y para poner un pie en Alpha Centauri, el sistema estelar más cercano, demoraríamos cuatro años con un desplazamiento a la velocidad de la luz, ¿cómo identificar lo que buscamos en un espacio aparentemente infinito?, cuestionó.

 

La estrategia más sencilla es analizar el espectro luminoso de las estrellas para determinar de qué están hechas así como los organismos vivos de nuestro planeta que están conformados por más de 20 elementos químicos.

 

En un comunicado, refirió que el Universo surgió hace 13 mil 800 millones de años, tras aparecer una gran masa caliente que después explotó y, al expandirse, se enfrió y dio lugar a gases que crearon estrellas, galaxias y planetas.

 

Los de mayor abundancia fueron helio, litio, hidrógeno, carbono y oxígeno que al viajar como nebulosas formaron los astros, por ello, dentro de cada lucero se registran explosiones termonucleares derivadas de la interacción del hidrógeno con otros átomos.

 

Cuando éste se acaba, añadió, la estrella pulsa, se expande, arroja los gases contenidos en su interior, se vuelve roja y se comprime para volverse blanca y desaparecer.

 

 

Comparte la nota

Publica un comentario