IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 25 de marzo de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

18.13

18.90

Foto: Agencias. Los hermanos Genaro y Fernando Alcántara, diseñaron una cama inteligente que tiene diferentes posiciones ergonómicas.

Estudiantes mexicanos ganan concurso de Innovación

1 de marzo, 2017

El Universal/La Voz de Michoacán

Ciudad de México.-Los hermanos David y Emmanuel Campos Genaro y Fernando Alcántara, estudiantes de la Escuela Superior de Ingeniería Mecánica y Eléctrica (ESIME) del Instituto Politécnico Nacional (IPN), diseñaron una cama inteligente que tiene diferentes posiciones ergonómicas y diversos sistemas con el objetivo de inducir la relajación del usuario.
Por su proyecto denominado Bed Us, ganaron la medalla de oro en la categoría de Eléctrica y Mecánica en el concurso internacional Brussels Innova, en Bélgica; el jurado calificador evaluó el proyecto como innovador y rentable.
El proyecto mexicano fue el único del continente americano y se presentó junto a otros 300 proyectos de 20 países en cinco categorías: Diseño, Medicina, Eléctrica y Mecánica, Materiales Renovables y Desarrollos Biológicos.
“La idea surgió a partir de la pregunta de cómo podríamos ayudar a disminuir ciertos problemas como el estrés, que es una de las enfermedades del siglo XXI y que cada vez afecta a más personas alrededor del mundo. Decidimos hacer una cama que satisficiera las necesidades que la gente tiene”, explicó Emmanuel Campos.
Esta cama inteligente robótica diseñada por los estudiantes mexicanos busca reducir el estrés brindando al usuario un mejor descanso. “Para la fabricación de la cama nos enfocamos bajo el objetivo de que el usuario pueda tener un nivel de relajación y descanso óptimo”, explicó David Campos en entrevista con la Agencia Informativa Conacyt.
En ese contexto, la innovación de este dispositivo tecnológico radica en la introducción de tecnologías de aromaterapia, sistema de masaje, luz para lectura y conectividad Bluetooth para la reproducción de música con bocinas integradas.

Si bien los alumnos llegaron a pedir ayuda a algunos profesores en dudas específicas que tenían alrededor del desarrollo de la cama inteligente, la parte más importante fue la investigación de cada uno de los miembros del equipo en las tareas que previamente se asignaron.
“El trabajo nos lo dividimos por áreas, David se encargó de que el hardware y las formas se adaptaran mejor al cuerpo humano para lograr una mayor comodidad al usuario. Fernando y yo nos encargamos más de la parte electrónica y mecánica para que todos los sistemas pudieran lograr una integración ideal”, comentó Campos.
Destaca que no se trató de un proyecto para crédito en alguna asignatura, sino que fue un proyecto personal, lo hicieron durante sus vacaciones y en sus tiempos libres después de la escuela. “Compaginar la escuela con un proyecto como este es muy pesado, ya que bajamos un poquito el rendimiento escolar, dado a que le dedicamos menos horas al estudio”, afirmó David Campos.
Las cinco posiciones ergonómicas de la cama son: colchón liso, gravedad cero, de lectura, descanso de piernas y antirronquidos. Además el usuario puede elegir alguna posición manualmente y programarla, esto para que cada vez que la utilice, el sistema reconozca su posición favorita.
Los estudiantes coincidieron en que aunque tuvieron problemas de tiempo y espacio para trabajar, lograron sortearlos privilegiando el trabajo en equipo. “Había cosas que surgían que no nos esperábamos, es decir, algunos gastos que fueron presentándose pero siempre salimos adelante con fondos propios y la ayuda de la UPIITA”, aseguró David Campos.

Comparte la nota

Publica un comentario