IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 10 de diciembre de 2016
Morelia
Compra
Venta
USD

19.47

20.70

Foto: Internet. El campo de la óptica y la fotónica permite desarrollar técnicas no invasivas que revolucionan las terapias.

Investigadores realizan implantes de secciones dañadas del cráneo

23 de noviembre, 2016

Notimex/La Voz de Michoacán

Ciudad de México.- Integrantes del proyecto “Ventanas al cerebro” realizan implantes con una cerámica transparente, a fin de sustituir las secciones dañadas del cráneo de pacientes causadas por traumatismos u otras lesiones cerebrales, basados en el uso de la luz.

El modelo de manera básica utiliza láminas delgadas de óxido de zirconio dopado con itrio, esto permite acceso visual al tejido cerebral, la cual lo convierte en una excelente plataforma de usos biomédicos para diagnóstico y tratamiento.

En el proyecto, que es patrocinado por la National Science Foundation (NSF) y el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), participan tres investigadores mexicanos y nueve de la Universidad de California en Riverside (UCR).

El campo de la óptica y la fotónica permite desarrollar técnicas no invasivas que revolucionan las terapias, explicó el líder de la parte mexicana, Santiago Camacho López.

En un comunicado del Centro de Investigación Científica y de Educación Superior de Ensenada (CICESE), Camacho López destacó el diagnóstico mediante rayo láser, y de técnicas terapéuticas como la optogenética y terapias fotodinámicas.

A un año de su creación “Ventanas al cerebro”, realizó su primera reunión anual de evaluación en las instalaciones de la UCR, donde asistieron los investigadores responsables de los diferentes frentes que integran el proyecto.

Asimismo, acudieron la mayoría de los estudiantes de posgrado que también participan, además de dos asesores externos para evaluar los progresos del modelo y opinar sobre nuevas posibles rutas que pudiera tomar.

Camacho López destacó el número de estudiantes que participan en el proyecto, pues de los 36, el 50 por ciento son mexicanos y cuatro del CICESE.

“Una parte importante en este proyecto es la movilidad, tanto de estudiantes como de investigadores. Por lo tanto, es muy importante que los estudiantes se vayan involucrando y estén enterados exactamente sobre qué posibilidades de interacción existen con los laboratorios de la contraparte”, sostuvo.

Comparte la nota

Publica un comentario