IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 23 de marzo de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

18.13

18.90

Foto: Internet. Recomiendan dieta balanceada y hábito de actividad física en el tratamiento de prevención de la diabetes.

Motivan a llevar una dieta balanceada y actividad física en familia

25 de abril, 2016

admin/La Voz de Michoacán

Guadalajara.- La experta Hilda Ahumada García dijo que un entorno familiar en el que se mantengan una dieta balanceada y el hábito de la actividad física contribuyen a preservar la salud desde la infancia y durante toda la vida hasta la vejez.

La coordinadora auxiliar de Prevención y Atención a la Salud del IMSS en Jalisco agregó que el ejemplo de los padres en la vida cotidiana juega un papel muy importante en lo que a la salud de los niños se refiere.

Señaló la importancia de que el pequeño aprenda desde preescolar cuáles alimentos contribuyen a su desarrollo y cuáles no, “o qué cantidad de agua natural deben beber en el día, así como algún tipo de rutina de ejercicio”, lo sólo ocurre algunas veces.

“Llegan entusiasmados a compartirlo en casa pero ahí se encuentran con que sus papás comen de otra manera, que están sentados y ven televisión, que no se mueven, y esto es muy difícil de abatir”.

Ahumada García lamentó que México continúe en el primer lugar mundial por los índices de sobrepeso y obesidad de su población.

Subrayó que el programa institucional ChiquitIMSS, cuya finalidad es instruir al menor sobre el autocuidado de su salud, “capacitó tan sólo en 2015 a más de 10 mil niños de tres a seis años inscritos en guarderías y jardines de niños en todo el estado.

“Estrategia que con un adecuado seguimiento familiar, reducirá de manera paulatina el riesgo de morir por enfermedades como la diabetes mellitus”.

Comentó que a estos cursos pueden inscribirse incluso quienes no son derechohabientes en las unidades de medicina familiar (UMF) más cercanas.

Manifestó que los padres que cuentan con los servicios médicos del IMSS Jalisco pueden dar seguimiento a la talla y al peso de sus hijos mediante el chequeo PrevenIMSS, el cual se realiza en consulta bimestral durante el primer año posterior al nacimiento.

“En muchas ocasiones el sobrepeso y la obesidad no se tratan a tiempo porque cuando los niños acuden al médico buscan la solución a un padecimiento agudo, como un cuadro gripal o gástrico, no obstante, una vez resuelto ya no mantienen contacto con el especialista, mientras que un importante problema de fondo se sigue desarrollando con el paso de los años”, subrayó.

Comparte la nota

Publica un comentario