IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 18 de enero de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

21.00

21.80

Foto: El Universal. NASA estudiará al "asteroide de la muerte"

NASA analizará el “asteroide de la muerte”

3 de agosto, 2016

El Universal/La Voz de Michoacán

Ciudad de México.- Programado para ser lanzada el 8 de septiembre de este año, la misión Osiris-Rex de la NASA, viajará al asteroide “Bennu”. El objetivo de la misión será cosechar muestras de material de la superficie y traerlas a la Tierra para su estudio. El equipo de científicos busca componentes básicos para la vida, entre ellos agua, por eso se eligió una zona en especifica, donde se especula podrían existir dichos componentes.

“La cartografía de Bennu es necesaria, por supuesto, pero también es un aspecto emocionante y técnicamente interesante de la misión”, dijo Ed Beshore, investigador principal adjunto de la Universidad de Arizona. La misión es administrado por el Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA en Greenbelt, Maryland.

Para identificar estas regiones dentro del asteroide, la nave espacial fue equipada con un instrumento que mide las firmas espectrales de los componentes minerológicos y moleculares del asteroide. El instrumento es conocido como OVIRS.

“OVIRS es clave para la búsqueda de compuestos orgánicos en ‘Bennu’”, afirmó Dante Lauretta, investigador principal de la misión Osiris-Rex. “En particular, vamos a confiar en ella para encontrar las áreas de “Bennu” ricas en moléculas orgánicas para identificar posibles sitios de muestreo de alto valor para la ciencia, así como la composición general del asteroide.”

Utilizando la información recogida, el equipo científico también estudiará el efecto Yarkovsky, o cómo la órbita de Bennu se ve afectada por el calentamiento superficial y la ventilación a través de su día. El asteroide es calentado por la luz solar y proyecta la radiación térmica en direcciones diferentes a medida que gira. Esta emisión térmica y asimétrica da “Bennu” es muy pequeña, pero logra un constante empuje, cambiando así su órbita con el tiempo.

– Los objetivos

La comprensión de este efecto será ayudar a los científicos a estudiar la trayectoria orbital de “Bennu”, mejorar nuestra comprensión del efecto Yarkovsky, y además optimizar las predicciones de su influencia sobre las órbitas de otros asteroides.

Entre los objetivos de la misión encabezada por el Centro Goddard de Vuelos Espaciales de la NASA, destaca la toma de rayos X para mapear la superficie del asteroide para determinar sus propiedades física y químicas, información que permitiría mitigar un posible impacto contra la Tierra.

Se tiene contemplado que la nave regrese en el 2023. “ ‘Benny’ puede contener los precursores moleculares para el origen de la vida y de los océanos de la Tierra. Además es uno de los asteroides potencialmente más peligrosos ya que es relativamente alta la probabilidad de que impacte con la Tierra en el siglo XXII”, finaliza la NASA.

Comparte la nota

Publica un comentario