IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 28 de mayo de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

17.60

19.10

Foto: Internet. Diversos factores están haciendo que glaciares que se encuentran en Groenlandia se derritan.

¿Por qué Groenlandia está desapareciendo?

9 de junio, 2016

El Universal/La Voz de Michoacán

Ciudad de México.- Investigadores aseguran que la combinación de la luz solar, el aire caliente y la gravedad, son los factores principales que están provocando que los glaciares que se encuentran en Groenlandia se derritan.

Ahora, un estudio publicado en la revista Scince que el viento es un nuevo factor que puede acelerar el proceso de desaparición de la isla.

El estudio explica cómo en 2015 hubo derretimiento de la capa de hielo y que si esto continua los niveles globales del mar pueden sufrir un aumento de 7 metros.

Además, expone la teoría de algunos investigadores que se dedican a documentar los cambios climáticos que afirman que la fusión del hielo marino en el Ártico es producida por el cambio de las características meteorológicas en el hemisferio norte.

“Este estudio pone de relieve cómo los diversos elementos del sistema están trabajando juntos”, dice Marco Tedesco, glaciólogo de la Universidad de Columbia y el primer autor del estudio, publicado en Nature Communications, “It’s crucial we understand how the different parts are driving Greenland’s melting”.

El glaciólogo inició este estudio después de que el verano pasado se percato de los patrones de fusión extrañas en Groenlandia.

El artículo asegura que el noroeste de Groenlandia experimentó un descongelamiento récord. Por el contrario, el sur de Groenlandia fue inusualmente frío, con punto de fusión inferior a la media.

El estudio arrojó algunos datos curiosos como que los vientos de gran altitud en el norte de Groenlandia tienden a fluir de este a oeste, es decir invertido, ya que lo usual es que sea de oeste a este.

Algunos investigadores consideran que el nuevo estudio refuerza la hipótesis sobre la amplificación polémica desarrollada por el meteorólogo Jennifer Francis de la Universidad de Rutgers, New Brunswick, Nueva Jersey.

Comparte la nota

Publica un comentario