IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 19 de enero de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

21.00

21.80

Foto: Internet. Protección de radiación UV podría evitar daños en la piel.

¿Qué tanto ayuda la protección de radiación UV?

29 de marzo, 2016

admin/La Voz de Michoacán

Guadalajara.- La Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Territorial (Semadet) de Jalisco exhortó a la ciudadanía a consultar los niveles de la radiación ultravioleta para evitar posibles afectaciones en la piel.

Agregó que para ello pone a disposición de los jaliscienses la consulta en tiempo real del índice de radiación ultravioleta (UV) a través del sitio web: siga.jalisco.gob.mx/aire/

Destacó la importancia de conocer la radiación que se presentan en cada momento del día, por lo que la plataforma ofrece recomendaciones para evitar los daños causados por la exposición a la radiación ultravioleta, como el desarrollo de cáncer.

Detalló que entre otras cosas, se puede consultar cuánto tiempo se puede estar expuesto a la radiación solar, dependiendo del tipo de piel de cada persona, así como qué tipo de protección se debe utilizar.

Señaló que aunque inicialmente la medición de la radiación UV se realiza para estimar la formación de ozono, el cual es un contaminante que se forma con la combinación de éste tipo de emisiones y la radiación solar, el monitoreo es útil para que la ciudadanía pueda tomar medidas y evitar daños en la piel.

Añadió que los índices de radiación UV están establecidos por la National Weather Services y la Environmental Protection Agency (EPA) de Estados Unidos, según su parámetro en una escala de 1 al 11+.

Precisó que cuando los indicadores están entre el 1 y 2, no es necesaria una protección y se puede permanecer en el exterior sin ningún riesgo.

Explicó que si los índices están entre 3 y 7, se requiere de protección moderada, es decir; mantenerse en la sombra, utilizar manga larga, protector solar y sombrero.

Asimismo, si superan el indicador 8, la recomendación es no exponerse, mantenerse bajo la sombra, utilizar ropa que cubra mayormente su piel, protector solar y sombrero.

Resaltó que las quemaduras solares se originan cuando los rayos ultravioleta exceden la cantidad que puede ser bloqueada por el nivel de melanina de las personas.

Recomendó a quienes tienen la piel clara, que no estén bajo el sol por más de 10 minutos si no tienen protector solar y un máximo de cinco horas utilizando esta protección, mientras que las personas con piel morena no deben pasar más de 20 minutos sin esta protección y hasta 10 horas con protector solar.

Subrayó que de acuerdo con los registros históricos, durante los meses de marzo y abril suelen registrarse niveles de radiación UV de entre 8 y 10 puntos, por lo que se aconseja que de ser posible se eviten actividades al aire libre entre las 10:00 y las 16:00 horas.

Puntualizó que para disminuir el riesgo de afectaciones a la salud, se recomienda atender las recomendaciones en las horas de mayor radiación solar.

Invitó que buscar la sombra, ya que una manera muy importante de limitar la exposición a la luz ultravioleta es evitar estar afuera bajo la luz solar directa por un período prolongado.

Apuntó que al seleccionar un bloqueador solar es importante utilizar uno con protección de espectro amplio (contra los rayos UVA y UVB) y con un factor de protección solar (SPF) con valor de 30 o superior.

Además de ponerse ropa fresca y de manga larga; utilizar sombrero; e invertir en unos buenos lentes para el sol evitará complicaciones oculares derivadas de la exposición al sol, es importante que los lentes tengan una verdadera protección contra rayos UV que se especifican en ellos, debido a que con ser obscuros no nos garantiza una verdadera protección.

La dependencia destacó que la luz del sol es la fuente principal de la radiación UV; las lámparas y camas bronceadoras también son fuentes de esta radiación; y las personas que se exponen mucho a los rayos UV que se generan de estas fuentes tienen un mayor riesgo de padecer cáncer de piel.

Indicó que la exposición prolongada pueden causar envejecimiento prematuro de la piel, arrugas, pérdida de la elasticidad, manchas oscuras como ‘pecas’ o ‘de envejecimiento’, así como cambios precancerosos de la piel, tal como áreas ásperas, secas y escamosas llamadas queratosis actínica.

Comparte la nota

Publica un comentario