IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 27 de mayo de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

17.60

19.10

Foto: Internet. Cajas de luz ayudan a curar trastorno afectivo estacional.

Recomiendan tratar trastorno afectivo estacional con cajas de luz

23 de mayo, 2016

Notimex/La Voz de Michoacán

Ciudad de México.- El trastorno afectivo estacional es un tipo de depresión que afecta a ciertas personas en el otoño e invierno, por lo que expertos recomiendan tratar este tipo de padecimientos con una terapia con uso de cajas de luz.

La depresión se presenta en este periodo debido a la menor cantidad de nivel de luz solar que hay durante estos meses, lo cual puede perturbar el reloj interno, explicó en un comunicado Mayo Clinic, expertos en salud.

El cambio de las estaciones es otro factor que también puede influir sobre la melatonina y la serotonina, que realizan funciones de sincronización del sueño y del ánimo; la combinación de dichos factores puede llevar al trastorno afectivo estacional.

La gente con este tipo de trastornos presenta síntomas como tristeza, ira, irritabilidad, pérdida de interés por actividades que solía disfrutar, dificultad para concentrarse, cansancio, falta de energía y en algunos casos, pensamientos suicidas.

Este tipo de personas también sienten la necesidad de dormir más de lo normal y consumen mayores cantidades de alimentos, síntomas que pueden agravarse conforme avanza el invierno; sin embargo, estos desaparecen en primavera.

El doctor William Leasure recomienda para este tipo de padecimientos el uso de la caja de luz cada día o todas las mañanas, por 30 minutos, a una distancia aproximada de 60 centímetros del paciente.

“Muchas personas usan la caja de luz mientras se preparan para el día, mientras leen el periódico o desayunan. Es por ello que empezar la terapia con la caja de luz a principios del otoño puede ayudar a evitar el desarrollo del trastorno afectivo estacional en los meses invernales”, destacó.

La terapia con la caja de luz consiste en imitar la luz del exterior. Se debe verificar las instrucciones del fabricante, porque la intensidad de la luz determina la distancia a la que una persona debe sentarse.

Comenzar con la terapia con la caja de luz a principios del otoño puede ayudar a evitar el desarrollo del trastorno afectivo estacional en los meses invernales.

No obstante, si el paciente tiene o tuvo problemas con los ojos, como glaucoma o cataratas, debe consultar con el oftalmólogo antes de empezar la terapia de luz. Los medicamentos también pueden formar parte del tratamiento.

Por otro lado, los pacientes pueden salir al exterior en días soleados, por lo que el paciente debe aprovechar los días despejados en invierno.

Además, recién se descubrió que la psicoterapia también surte efecto con este trastorno, aunque el tratamiento que demostró ser el más exitoso para prevenirlo es la terapia conductiva conductual.

Comparte la nota

Publica un comentario