IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 26 de marzo de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

18.13

18.90

Foto: Twitter. El geólogo en ambos periodos descubrió una duración geocronológica de cinco millones de años más para el periodo Jurásico.

Revelan que periodo Jurásico duró cinco millones de años más

16 de marzo, 2016

admin/La Voz de Michoacán

Ciudad de México.- Un estudio realizado a diversas dataciones de nanoplancton, fósiles de amonitas y circones mostró que el periodo Jurásico duró cinco millones de años (Ma) más del tiempo registrado por los libros de historia, informó la Academia Mexicana de Ciencias (AMC).

La investigación la realizó el profesor emérito de la Universidad de Buenos Aires, el geólogo Víctor Alberto Ramos, en la zona llamada Vaca Muerta, Argentina, una zona abundante en sedimentos marinos y fósiles que se acumularon entre los periodos Jurásico y Cretácico.

El geólogo en ambos periodos descubrió una duración geocronológica de cinco millones de años más para el periodo Jurásico, la cual parte como base de la escala temporal geológica que se usa en la actualidad.

“Hemos encontrado numerosos restos de amonitas, algunos bien preservados que nos han permitido correlacionarlas con las amonitas del Tethys, un mar que se desarrolló en el hemisferio norte, el cual abarcó Norteamérica, Europa e Himalayas”, explicó el investigador en un comunicado de la AMC.

“Los límites entre el Jurásico y Cretácico fueron establecidos con base en la fauna encontrada en Europa, no obstante, los amonites hallados en Vaca Muerta, así como numerosos nanofósiles calcáreos o nanoplancton confirman nuestra propuesta”, agregó.

Los circones, amonitas y nanoplancton se analizaron con la técnica de datación radiométrica del uranio-plomo (U-Pb), conocido como decaimiento radiactivo, el cual desintegra los núcleos de los átomos en los materiales estudiados.

Los materiales al ser desintegrados se transforman en otros para liberar energía en el proceso, por su parte, la edad de los minerales y las rocas se calculó con la estimación en la porción de los elementos radiactivos (padres o primarios) y las sustancias derivadas (hijos o radiogénicos).

Comparte la nota

Publica un comentario