IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 23 de mayo de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

17.60

19.10

Foto: Internet. Buscan obtener neuropéptidos presentes en la saliva de este pulpo con el objetivo de evaluar su potencial como agente anti-alzhéimer.

Saliva de pulpo podría combatir el Alzheimer

23 de junio, 2016

Notimex/La Voz de Michoacán

Ciudad de México.- La Unidad Multidisciplinaria de Docencia e Investigación de la Universidad Nacional Autónoma de México (UMDI-UNAM), en Yucatán, estudia al pulpo Octopus maya para evaluar si su saliva puede ayudar a combatir el mal del Alzheimer.

En una entrevista con la Agencia Informativa del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), el investigador Sergio Rodríguez Morales, quien encabeza el proyecto, indicó que este cefalópodo se distribuye solo en el mar del Golfo de México.

El investigador de la Facultad de Química de la UMDI busca obtener neuropéptidos presentes en la saliva de este pulpo con el objetivo de evaluar su potencial como agente anti-alzhéimer.

Uno de los antecedentes del proyecto fue el aislamiento de un polipéptido en el molusco europeo Eledone moschata, además, durante el planteamiento de la investigación se publicó un reporte en el que se indicaba que las taquicininas (familia de péptidos) tenían homología con el polipéptido 140, implicado en el mal de Alzheimer.

“De manera natural, este polipéptido 140 forma las microfibrillas y las placas amiloides correlacionadas con el mal de Alzheimer. En ese momento se pensaba que la toxicidad se generaba por esas placas, pero se descubrió que el motivo de la neurotoxicidad son los monómeros, y estas moléculas también tienen homología y tienen inclusión”, indicó el investigador.

“En el reporte se demostró que esa inclusión provoca la aparición rápida de las microfibrillas, y si se logra disminuir los monómeros, existe la posibilidad de disminuir la neurotoxicidad del alzhéimer, teniendo como resultado un alivio en las personas afectadas”, aseguró.

De acuerdo con el investigador, el objetivo principal del trabajo consiste en aislar los polipéptidos de la saliva del pulpo para encontrar aquellos que fueran neurotoxinas y taquicininas.

Además, había otros datos que aún no se reportaron en la estrategia de estudio del Octopus maya, como son sus modos de alimentación, mencionó Rodríguez Morales.

Comparte la nota

Publica un comentario