IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 21 de julio de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

16.35

17.85

Foto: Wendy Rufino. Andrea Madrigal es una joven estudiante de arquitectura, modelo y tenista de 18 años.

Andrea, una tenista bella y talentosa

23 de septiembre, 2016

Redacción web/La Voz de Michoacán

Adrián Bucio / La Voz de Michoacán.
Morelia, Michoacán.- El televisor me mira desde lo alto de un muro mientras en él se sintoniza un famoso canal de deportes. En él, un partido de tenis sobre cancha de arcilla, es mostrado a la audiencia en general. Delante de mí, también con raqueta en mano, Andrea observa al aire con su mirada retadora. Sus números hablan: a sus 18 años ya ha sido campeona en varios torneos de distintas categorías y ha participado en más de 200 competiciones del deporte blanco.

Andrea Madrigal es una joven estudiante de arquitectura, modelo y tenista de 18 años, nacida en la ciudad de Morelia, Michoacán. Mujer delgada, de tesitura blanca, ojos color oro, labios gruesos, ceja robusta. Su cabello lacio y dorado combina con los rayos del atardecer. Yo enciendo mi grabadora, comienza la entrevista.

Consideras que tu infancia fue…

Mi infancia fue muy bonita la verdad. Me la pasaba viajando gracias al trabajo de mi papá, y a la vez, hacía nuevos amigos. Me entristecía cuando los dejaba, pero ya después conocía a muchísima gente nueva. Me gusta ser social, y los soy desde chica. Fue una etapa muy padre, la recuerdo con mucho cariño.

¿Cómo fuiste de niña?

Creo que fui una niña muy inquieta. Siempre he sido muy hiperactiva. Necesitaba estar en movimiento casi todo el tiempo, iba de un lado a otro y tenía mucha energía. Era hacer deporte desde chiquita, activarme. Practicaba muchas disciplinas desde pequeña, como el pádel que es un deporte acuático.

¿Qué es el pádel?

Es un deporte en el que usas una tabla como en el surf, pero a la vez te transportas mediante unos remos. Yo me involucré con el pádel gracias a que en la playa, casi a diario descubría una actividad nueva, y de una día para otro ya estaba practicándolo. Pero es muy buen ejercicio ya que su práctica, equivale a varias horas en el gimnasio.

¿A qué te dedicas actualmente?

En la actualidad soy una modelo profesional, estudio el primer año de la carrera en arquitectura, practico deportes como el tenis, entreno para ello y participo en torneos. También, acabo de abrir un blog llamado “With Style” en Facebook que habla de moda y de viajes; las dos cosas que más me apasionan.

La raqueta de Andrea tiene una especie de listón amarillo al inicio de la red, una empuñadura suave y una firmeza de roca en su estructura. Ella la sostiene con fuerza para la sesión fotográfica. Se luce con una baraja de poses, a sabiendas del cruce de sus dos actividades primordiales: el modelaje y el tenis.

¿Cómo empiezas en el tenis?

Desde pequeña, yo veía cómo mi hermano mayor practicaba ese deporte. También a mis papás les gustaba. Yo quería jugar a eso porque se me hizo una disciplina muy bonita. Fue por eso que me empezó a interesar. Me anotaron en una academia de tenis, y de ahí, en cada viaje era buscar en dónde había una cancha de tenis para mí, era como un requisito. Comencé a los seis, hace ya doce años.

¿Has ganado torneos?

Si. Desde pequeña, competí en torneos que se regían por categoría de edad. Desde entonces, he ganado alrededor de 15 trofeos y he participado en más de 200 competencias. Tengo varias medallas también. Pero sin lugar a dudas, mi más grande logro fue haber ganado mi primer campeonato nacional en la categoría de 16 años.

¿Cuál fue tu primer trofeo?

Yo estaba muy chiquita, tenía 11 años. Creo que la final la gané muy fácil. Yo estaba emocionada por haber obtenido mi primer trofeo. Algo muy chistoso era que cuando competía, siempre salía llorando de los partidos. Y la gente preguntaba “¿cómo le fue?, porque no sabían si lloraba por haber ganado o por haber perdido. Aquella vez lloré de emoción.

¿Cómo fue tu experiencia en el nacional?

Fue en Puerto Vallarta. El partido final fue muy cardiaco. Me tocó con una chica muy difícil de Quintana Roo. Era un partido a dos de tres sets. Yo ya oba ganando cinco a cero y comencé a pensar “¡ya gané mi primer nacional!”. Y por estar pensando de forma adelantada, mi rival me igualó. Fue cuando desperté, me apliqué y pude sacar el partido. Fue algo muy cardiaco, estaba lleno de gente y duró tres horas y media. Acabe muerta.

¿Qué tan importante es el factor mental en una competencia?

Es elemental y básico. Se convierte en algo crucial, casi a la par de lo físico. Tienes que estar en una concentración casi perfecta para poder tener una ventaja. Creo que tienes que mantener una cabeza fría, porque si no pasa como en mi final del nacional: me puse a pensar en muchas cosas apresuradas, y me alcanzaron.

¿Qué te gusta más del tenis?

Que es un deporte en donde toda la responsabilidad recae en ti. Cuando estás en la cancha tú tienes que resolver tus problemas, tienes que actuar sola; si ganas es por ti y si pierdes es también por ti. Todo el peso lo llevas tú y tú eres el único responsable de lo que llegues a hacer. Es lo que más me gusta del tenis.

Andrea me platica de su entrenamiento. “Para ser una tenista profesional, necesitas entrenar 5 horas diarias”, menciona “si no, se rompe con el ritmo y se pierde condición”, remata. También comenta sobre la importancia de los entrenadores para una tenista, y además, de la alimentación que se debe de seguir.

¿Tienes que seguir una dieta?

Si, desde luego. Debo de comer cinco veces al día para poder rendir. Las energías son vitales para el ejercicio del tenis. La dieta es algo muy importante. No puedo tomar alcohol ni fumar. Además, los alimentos deben ser en porciones balanceadas para poder tener un buen ejercicio.

¿Cómo incursionas en el modelaje?

Apenas tenía 10 años cuando una amiga me invitó a hacer una mini sesión. Ella acababa de comprar una cámara y dijo “vamos a tomarte unas fotos” y me gustó esa primera experiencia. Me gustó esa manera en que uno cambia en las fotografías y tienes la oportunidad de ser otra persona. Empecé a investigar más y me metí a la carrera de modelaje en una escuela de modas.

¿Qué conocimientos adquiriste?

Aprendí de maquillaje, de peinados, de pasarelas y de sesiones fotográficas. Algo elemental fue que aprendí cómo caminar al momento de una pasarela, porque no sólo es de ir derechito sino también de hacer que tu cuerpo luzca una prenda. Aprendí muchas cosas cuando estudié la carrera.

¿En qué te ayudó el modelaje?

Me ayudó a quitarme la pena para hacer varias cosas. Es una práctica que te desinhibe y te hace tener una seguridad muy elevada. Me hizo una chica más decidida y sin lugar a dudas provocó que me despejara de mis inseguridades y mejorar mi actitud.

¿Cómo te gusta que sea tu pareja?

Para empezar debe de ser deportista. Aunque debo admitir que no me fijo mucho en el físico, pero si tiene que tener esa parte, porque yo practico mucho deporte. Tiene que ser alguien que me haga reír y que sea respetuoso ante todo.

Andrea Madrigal es…

Una mujer que planea triunfar en el mundo del tenis, ser una arquitecta exitosa y una modelo de una marca reconocida. Es una joven multifacética.

Comparte la nota

Publica un comentario