IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 18 de enero de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

21.73

21.85

Foto: Wendy Rufino. El simpático estilista nos platicó que desde muy pequeño le decían en casa que iba a ser estilista.

Fabrizzio Martínez, un emporio de la belleza

17 de junio, 2016

Redacción web/La Voz de Michoacán

Erika Conejo/ La Voz de Michoacán

Morelia,Michoacán.- La magia de la belleza no la crea cualquiera, pero Fabrizzio Martínez lo traía en su esencia pues aunque nunca pensó en dedicarse a ello, siempre supo que tenía ese talento. Hoy en día es un emporio de la belleza en Michoacán. Quien ha luchado desde muy pequeño para alcanzar sus sueños y convertirse en Fabrizzio.

Originario de Huetamo, Michoacán, lugar de tierra caliente donde el guapo estilista creció entre el campo, la naturaleza y los animales, pues sus mamá es campesina por lo que él se la pasaba entre Rancho Viejo, Huetamo y Carácuaro.

“ Crecer en Huetamo fue muy bonito, pues me la pasaba corriendo entre la naturaleza, pues la gente allá es muy cálida y hogareña, donde podías estar libre sin preocupaciones, y cualquier vecino te invitaba a comer un rico taco con chile negro” dice el estilista.

Cuando Fabrizzio tenía cinco años los padres del simpático conocedor de la belleza se separaron, fue entonces cuando de pequeño empezó a conocerse, buscando su camino.

Más tarde a los nueve años deja su tierra natal para mudarse a Morelia, pues buscaba un mejor futuro, y decide vivir con su papá. “ En casa de mi papá había muchas reglas, pues siempre me cuidó mucho, por lo que era muy estricto y yo fui un poco rebelde, por lo que a los 14 años, decido independizarme” expresa el estilista.

Salirse de casa y rehacer su vida a una corta edad no fue nada fácil “ Independizarme fue complicado, pero gracias a dios creo que siempre he tenido muchos angelitos de la guarda, que me he encontrado a lo largo de mi vida, quienes me ayudaron a salir adelante. En ese tiempo trabajé de lo que fuera; lava platos, de mesero o repartiendo volantes, pues tenia que salir adelante” dice el maquillista.

Hoy en día tiene una buena relación con sus hermanos y madre, pues su papá falleció cuando él tenía 20 años “ Fue un momento difícil pues yo me encontraba fuera de la ciudad realizando unos cursos de maquillaje, sin embargó llegué a despedirme de él” dice Fabrizzio.

Su pasión la belleza.

El simpático estilista nos platicó que desde muy pequeño le decían en casa que iba a ser estilista “ Mis tías, mamá  o primas siempre me decían que tenía ese don, y me llegaban a decir que peinaba a las muñecas y agarraba el cepillo de una forma especial, pero a mi no me gustaba esa idea, por lo que mejor no lo hacía o evitaba esos comentarios, pues yo quería ser un contador o mercadólogo” dice Fabrizzio Martínez.

 Más tarde a los 17 años pierde un año en la preparatoria, por lo que su familia le aconseja seguir estudiando y  lo convencen de estudiar belleza “ Yo no quería estudiar eso, pero acepté pues tenía qué hacer algo. Desde que entré las compañeras empezaron a querer que yo les cortara el cabello, pasó el tiempo y a los seis meses me nació el amor por lo que hoy realizo” dice el maquillista.

Al terminar el curso de estilista regresa a la preparatoria, pues él aún seguía con la idea de ser mercadólogo, y para pagarse sus estudios a los 18 años abrió su primer salón de belleza “ Inicie con un salón muy pequeño, pero desde ahí empecé a hacerme de mis clientes, por las mañanas estudiaba y en las tardes trabajaba como estilista” dice Fabrizzio.

Y aunque siempre quiso ser mercadólogo, mientras estaba en la universidad tomó un curso de maquillaje en la Ciudad de México donde conoció a una directora de imagen quien lo invitó a trabajar en Televisa “ Me invitan a ser un casting para ser maquillista en televisa y entre 13 chicos fui seleccionado, pero siendo honesto me sentía incompetente pues sentía que no tenía la capacidad para estar ahí, sin embargo, todos mis amigos me animaron y me fui a tres años a aprender y conocer mis capacidades” dice el estilista.

Después de tres años de aprendizaje y trabajar arduamente Fabrizzio regresó a Morelia “ Fue una experiencia de mucha enseñanza, pero yo tenía el sueño de poner en alto mi nombre como estilista, teniendo mi propio negocio, así que regreso y echo a andar mi proyecto” dice el simpático maquillista.

Fue así como Fabrizzio al volver a su estado abre su estética y empieza a echar a andar su emporio de belleza, quien poco a poco se fue haciendo de más clientes “ Gracias a todas las personas que me han apoyado y a mis trabajadores hoy tengo algo que siempre quise, y en un futuro me gustaría poner diferentes sucursales en mi país y porque no en el extranjero” dice el conocedor de la belleza.

Fabrizzio detrás de maquillaje y el corte.

Fabrizzio Martínez un chico que la vida lo ha ido formando, nos platica que también es un chico honesto y directo, quien gusta de vivir la vida rodeado de amigos, disfrutando de lo que hoy ha logrado tener. Quien nos comparte que se considera una persona muy versátil. “Fuera del glamour y la buena imagen y que de que siempre m ven contento, suelo llegar a tener malos momentos y errores que me bajan los ánimos, pero gracias a las personas que me rodean, siempre me levanto” dice el estilista.

El simpático maquillista nos comparte un poco de su día a día y nos platica que inicia su día a  las 7:00 am, para después realizar un poco de ejercicio “ Siempre trato de cuidarme con ejercicio y alimentación, porque subo muy rápido de peso, pero los domingos es mi día libre y como de todo” sonríe Fabrizzio.

Más tarde desayuna y visualiza su día haciendo lo que más le apasiona “ Mi jornada laboral puede ser muy variada, pues a veces termino muy tarde durante toda la semana y en ocasiones tengo tiempo libre para mi y aprovecho para distraerme aquí en Morelia o fuera de la ciudad” comparte el estilista.

El guapo Fabrizzio nos platica que cuando llega a tener jornadas muy pesadas, lo que lo relaja es llegar a casa tomar un baño con agua tibia, escuchar música y tomarse una cerveza. Eso lo hace dormir como rey.

Y aunque a lo largo de su vida le ha costado ser quién es,  nos dice que lo que más ha aprendido y admirado es el trabajo de las personas que luchan por alcanzar su sueños “ Para mi es esas personas son los mejores maestros, pues han sabido levantarse para llegar a ser lo que sueñan” dice el estilista.

Fabrizzio enamorado.

Actualmente el guapo estilista tiene su corazón ocupado, pues tiene una bonita relación con un chico que lo apoya y lo acepta tal y como es “ Me siento muy feliz y admirado, pues a pesar de ser miedoso y temerle al amor, estoy en una etapa de entrega total” dice Fabrizzio.

El enamorado estilista nos confiesa que no es un chico muy cariñoso “ Soy un poco frio, me cuesta demostrar lo que siento, pero estoy viviendo una etapa en la que quiero algo estable, lleno de mucho amor” con una mirada tímida sonríe Fabrizzio.

Comparte la nota

Publica un comentario