IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 16 de enero de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

20.29

21.48

Foto: Adrián Bucio. Cuando entro a un disfraz, mi personalidad no cambia, no me convierto en un Darth Vader ni en un Chewbacca: Felipe de Jesús Izquierdo.

Felipe de Jesús Izquierdo y su pasión por los disfraces

24 de junio, 2016

Redacción web/La Voz de Michoacán

Adrián Bucio/ La Voz de Michoacán

Morelia, Michoacán.- Clima cálido, sala oscura. Delante de un sillón de piel, Felipe ensambla piezas como de rompecabezas a su cuerpo; tiene la facilidad de disfrazar su anatomía. Se adorna con plásticos, goma, unos cráneos, tela, espadas, cuchillos y máscaras. Luego de un tiempo logra su cometido: su humanidad se transforma, se ve envuelta en un disfraz.

Felipe de Jesús Izquierdo Gómez es un estudiante de la carrera de odontología de 19 años de edad, nacido en Morelia. Hombre de tez blanca, cabello castaño y chino, labios anchos; dice que mide 1.92 metros. Actualmente es seguidor del “cosplay” y se dedica a diseñar, fabricar y portar sus propios atuendos y caracterizarcon ellos distintos personajes.

¿Cómo te gusta que te digan?

Me llaman de diferentes formas, dependiendo de con quién esté. Por ejemplo, en el grupo de “StarWars” en el que yo participo, me dicen “Darth Muelas”. Esto debido a que el primer disfraz que yo hice fue el de Darth Maul, pero un día un compañero se confundió y me nombró “Darth Muelas”. Curiosamente, creo que se me quedó algo de ese apodo porque luego empecé a estudiar odontología.

¿Por qué decidiste odontología?

Al principio yo quería estudiar medicina. Busqué en varios lados, en la escuela militar, en escuelas privadas y al final no quedé en ninguna. Después hice el examen y quedé en odontología. En un inicio no me gustaba, sin embargo luego de que pasó un año vi que era algo que se me facilitaba mucho. Y con el tiempo, le empecé a agarrar gusto.

¿Qué te ha enseñado la odontología?

La verdad he visto cosas muy básicas. He aprendido a hacer la toma de presión, crear amalgamas, resinas y muelas de cera. Todavía no vemos ejercicios muy complicados, no hemos empezado con las cirugías, ni con los pacientes vivos; trabajamos con puro simulador.

Describe tu primera experiencia en el simulador

La verdad, fue horrible. No sabía cómo funcionaba la silla, qué botón debía presionar, qué tenía que mover, realmente no sabía hacer nada. Con el tiempo, el maestro nos empezó a enseñar cómo montar dentaduras, mover los aparatos, las palancas, si se mueven hacia arriba o hacia abajo. Fue un poco complicado.

¿Qué significa la odontología para ti?

Pues nada más una carrera que quiero terminar. Significa todo un reto, representa mucho esfuerzo, dedicación y paciencia. Sobre todo porque se trata de cirugías muy pequeñas, quizá no tan delicadas como las de corazón, pero si pequeñas. Para alguien tan grande como yo, este aspecto no le ayuda mucho.

Felipe muestra una versatilidad notoria: puede ser Chewbacca, Darth Vader, un catrín y Depredador. Los detalles en sus atuendos, incrustados minuciosamente, hacen de su cuerpo una caracterización viva. Sobre su hombro, se sitúa un cañón de plasma que emana una luz rojiza. De su tórax, una red cuelga y le otorga tintes de realidad. En la mano derecha tiene uñas negras; en la izquierda, garras como de sable.

¿Cómo inicia tu gusto por los disfraces?

Yo entré a un grupo de seguidores de StarWars, llamado “DarkEmpire”. Ellos se disfrazaban de clones y de personajes de la película. Yo empecé por eso y mi mamá y mi abuela me apoyaron. Comencé a realizar el traje de Darth Maul con base en muchas opiniones que me dieron los de mi grupo y mi familia.

¿Cómo elaboraste tu primer disfraz?

Lo más difícil fue hacer el casco, la parte de arriba. Si no encontraba la manera de ponerme unos cuernos en la cabeza, me tenía que rapar y pintar. Para resolverlo, hicimos un casco de papel maché, relleno de una sustancia que de algún modo le daba firmeza. Mi hermana me ayudó con el maquillaje. Sin embargo, el primer disfraz que hice en su totalidad fue el de Chewbacca.

¿Cómo hiciste a Chewbacca?

Un primo que es medio bélico, me metió la idea de buscar un pantalón y camisa para soldados “ghillie”. En México no encontré esas camisas, pero usamos una tela deportiva que perforamos. El traje en sí está hecho de estambre, lo deshilamos y le pusimos brillantina para que se viera más natural. Poco a poco, Fuimos creando a Chewbacca.

¿Cuál decidiste exhibir tus disfraces?

Fue algo espontáneo. En ese entonces yo no tenía tanta confianza en mi mismo. Cuando yo ya tenía el traje hecho y bien elaborado, mi mamá me dijo “bueno, ¿de qué tienes miedo?, ni siquiera te van a reconocer”. Yo pensé de inmediato que era un buen punto, y me decidí a exhibir mi atuendo en la ConComics.

¿Cómo fue esa experiencia?

Llegué a la ConComics y me dije “a lo mejor ni me hacen caso”. Yo había asistido el día anterior y observé que aunque había disfraces muy elaborados, a muchos no les hacían caso las personas y eran ignorados. Por suerte, cuando yo llegué todavía ni siquiera tocaba la banqueta ¡y la gente ya me estaba pidiendo fotos! Fue algo muy gratificante.

El reloj avanza, cansino. La luz de la ventana poco a pocose extingue. Felipe la voltea a ver de reojo sin importarle mucho; está concentrado en sus poses. Las hace en todo momento. Mueve sus manos hacia atrás y las abre en un intento de intimidación, sujeta una espada, cabeza en alto, la blande con maestría, ataja su capa, transpira espectacularidad. Es todo un personaje.

¿Qué representan para ti tus personajes?

En sí, al quererlos crear o representar, no es que me hayan transmitido o inspirado algo. Simplemente, busco a los personajes que yo pueda representar mejor o que tengan que ver con mis condiciones. Por ejemplo, muchos me decían “se ve que Darth Vader es muy alto, por lo menos mide dos metros”. Yo soy alguien muy alto, por eso lo escogí.

¿Cómo eliges a los personajes de tus diseños?

Más que nada es por la altura. No es tanto por decir “me gustó cómo se ve”. Solamente veo al personaje, sus características y qué tanto impone. Debe ser alguien que imponga su presencia, generalmente que salga en las películas. Todos los personajes que caracterizo, son muy altos como Chewbacca, Darth Vader y demás.

¿Qué pasa por tu mente cuando entras a un disfraz?

Muchos nervios. A pesar de que los trajes ya los he probado en distintas situaciones y ha habido mucha gente a la que les gustan; siento mucho nerviosismo por aquellos a quien no les llegue a gustar. Lo que quiero es que me digan “no me gustó por esto”, y ya veré si puedo mejorarlo en un futuro.

¿Qué representa el cosplay para ti?

Más que representarme algo, me ha ayudado. Yo antes era muy cerrado desde la infancia. Me ha quitado muchas cosas que traía desde hace mucho tiempo. Ahora ya soy más abierto, y eso es un gran logro porque anteriormente ese era un aspecto que me faltaba superar. De esa y muchas otras formas ésta práctica me ha ayudado.

¿Qué disfraces tienes en mente para un futuro?

Quisiera hacer clones. Desde hace tiempo quiero hacer algún clon. En caso de que no se pudiera, sin lugar a dudas sería Batman porque también es un personaje imponente, mide 1.85 metros de altura. Como ya te dije, la altura cuenta mucho en el momento de elegir mis nuevos diseños.

Los detalles de sus atuendos, le hacen tener una fama como de televisión: se le acercan chicos y grandes, le piden fotos. De entre tanta máscara, me entra la duda “¿quién es Felipe de Jesús Izquierdo?”. Él, sin titubeo alguno y con la seguridad quieta, responde: “Felipe es un estudiante de odontología, que está siendo entrevistado”. Estallan las risas. Su humor sale a flote, su esencia también.

Comparte la nota

Publica un comentario