IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 6 de diciembre de 2016
Morelia
Compra
Venta
USD

20.05

20.80

Foto: Erika Conejo. María José Maral creció con las bases para enfrentar la vida, convirtiéndose en una mujer fuerte.

Majo es belleza y talento

18 de noviembre, 2016

Redacción web/La Voz de Michoacán

Erika Conejo, La Voz de Michoacán.
Morelia, Michoacán.-
Con un carácter firme y decidido María José Maral creció con las bases para enfrentar la vida, convirtiéndose en una mujer fuerte y a la ves dulce quien disfruta de los frutos que ha cosechado, originaria de Los Reyes, Michoacán y la menor de dos hermanos.

“ Crecer en los Reyes lo recuerdo como algo muy bonito, pues era de andar en la calle corriendo, brincando sin preocupaciones ni temores, siempre con mi hermano Salvador aunque sólo estuviéramos peleando “ con una sonrisa nos platica Majo.

Marijo en su infancia
María José tuvo una infancia como la mayoría de los niños llena de aventuras, risas y juegos pero con un aliado y confidente su hermano mayor, Salvador. “ Fui como un niño, me la pasé jugando carritos o a cualquier otra cosa siempre con mi hermano,  recuerdo que mi mamá nos regañaba mucho porque solíamos andar sucios, eso sí siempre de la mano, pues cuando él dejó el biberón yo también y juntos aprendimos a andar en bici, pues 3 años de diferencia no fueron nada” dice Marijo.

Majo como la llaman sus amigos o María como su hermano suele llamarla creció junto a él y sus papás viviendo una bonita infancia, pero a los escasos ocho años vive una gran pérdida, la cual cambia el rumbo de su familia “ Mi vida era perfecta por así decirlo, pero  cuando mi papá fallece todo cambió, fue un shock para todos, mi hermano se refugió en una tía que vivía con nosotros, mi mamá en mí, mi tía en su depresión y yo en mi mamá, cambiando la dinámica en casa” compartió María José.

Hasta cierto punto la guapa María José fue el punto intermedio entre los problemas que se avecinaron en su familia, llevando una excelente relación con todos, pues tanto la familia de su mamá como la de su papá siempre estuvieron en la mejor disposición para ellos.

Con una voz quebrada y ojos llorosos María José nos compartió lo que significó perder a su papá siendo tan pequeña “  cuando mi papá murió, sentí el apoyo de mi mamá, de mi hermano y de mi tía, no sé si porque era la más pequeña, pero hasta cierto punto no fue difícil crecer sin él, lo extraño y extrañé mucho como cuando era el festival del día del padre y él no podía estar ahí, pero siempre pienso él y lo recuerdo y sé que está orgulloso de mi y como mi hermano mi dijo cuando estaba chiquita “ recuerda siempre a las personas por lo bonito que te dejaron” y es así como diario me levanto pensando en él” compartió Marijo.

Con circunstancias difíciles María José aprendió de la fortaleza de su mamá, pues ella nunca se rindió tras la muerte de su papá, dándoles siempre la mejor educación a ambos “ Siempre me ha gustado estudiar, además de que me sentía comprometida en corresponderle a mi mamá portándome bien y sacando buenas calificaciones, por lo que siempre quise sobresalir y desde chica empecé a trabajar para alcanzar mis sueños “ dice María José.

Sus pasiones
Más tarde cuando empieza a descubrir sus intereses se da cuenta que le gustan las manualidades y la creatividad, despertando en ella su interés por la arquitectura “ No sé si me gustaba porque mi mamá es arquitecta, pero cuando salí de la preparatoria creí que esa era mi vocación” expresa María.

Y es que curiosamente después de varios años siendo asistente de su tía en su consultorio de odontología no se había dando cuenta que eso era lo que le apasionaba, si no hasta después cuando estaba  en el curso propedéutico para la carrera de arquitectura.

“Fue difícil decirle a mi mamá que ya no quería estudiar arquitectura, no por no estudiar lo mismo que ella, si no por el hecho de desertar, pero bastó con que me preguntara si en realidad quería estudiar arquitectura, para sentirme aliviada y decirle que no” expresa María José.

Fue ene se momento cuando se dio cuenta que todos los años que estuvo trabajando con su tía fueron los suficientes para quitarse la mascara y ver realmente su pasión por la salud en particular la odontología  y después de su esfuerzo para no perder el ciclo escolar, en ese mismo año entro a la carrera de odontología en la facultad de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo.

Tiempo después cumplió uno de sus más grandes sueños ser “ Premio de la Patria” quien además lo consiguió dos veces, en 4to y 5to año de la licenciatura. “ Han sido uno de los logros más satisfactorios, principalmente porque con eso sentí que le pagué a mi mamá por todo su esfuerzo que ha hecho por sacarnos adelante, pues esto se lo debo a ella” comparte Marijo

Actualmente se encuentra haciendo su servicio y estudiando inglés para después titularse y estudiar la especialidad en rehabilitación estética en la Universidad de San Luis Potosí.

Marijo conócela
María José nos dijo que se describía como una chica responsable, decidida y honesta, aunque tiene su lado sentimental, de pocos amigos, no obstante con los indispensables, simpática y sociable con quienes quiere y de pocas palabras con quien se necesita.

Y nos comparte que siempre ha sido muy hiperactiva por lo que siempre está haciendo algo y una de sus más grandes distracciones es andar en bicicleta, pues lo que más disfruta es poder recorrer lugares y estar en contacto con la naturaleza.

María José nos confesó que tiene un carácter difícil de entender, pues es directa y explosiva por lo que eso de ser monedita de oro no es lo suyo, aunque no es algo que le quite el sueño, pues considera que se rodea de la gente le interesa.

Por ahora está enamorada y aunque llevan una relación a distancia a sido perfecta para los dos “ Estoy muy feliz, nos entendemos y apoyamos siempre, además de que existe confianza en nuestra relación y aunque nos vemos poco cuando estamos juntos todo es perfecto” comparte María José.

Así es María José una chica con carácter quien rompe totalmente lo esquemas de la belleza, poniendo en alto su integridad como mujer y su belleza femenina.

Comparte la nota

Publica un comentario