IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 19 de enero de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

21.00

21.80

Foto: Wendy Rufino. Fernanda lleva en la sangre el amor por los caballos.

María Fernanda, apasionada de la charrería

16 de septiembre, 2016

Redacción web/La Voz de Michoacán

Adrián Bucio/La Voz de Michoacán 

El sol flagela el espacio mientras pisamos el tepetate del Pabellón Don Vasco. En la manga, lugar donde se realizan varias de las suertes charras, María Fernanda cabalga de forma elegante montada en su caballocafé, de nombre Sevillano. Al igual que al equino, María Fernanda adjetiva el atuendo de escaramuza como“pesado”. Admite: “el sombrero pesa cuatro kilos, pero puesto se sienten cinco”. Aun así, dice, le apasiona la charrería.

María Fernanda Color Aguirre es una joven de 14 años, nacida en Morelia Michoacán. Actualmente estudia la escuela secundaria y se dedica desde sus seis años de edad a montar caballos y participar en torneos de equitación y escaramuza. Es una mujer de tez blanca, ojos café claro, cabello negro intenso, estatura media. En el 2017, será la reina charra de la Asociación de Charros Regionales Valladolid A.C.

¿Cómo describes tu infancia?

Creo que fue una etapa muy bonita. Salía con mis amigas, jugaba y jugaba todo el tiempo. Además, desde pequeña me dedico a montar a caballo y participar en concursos. Mi mamá fue escaramuza y mi papá también estuvo ligado a la charrería, por eso desde niña me relacioné con todo ese mundo. Primero practiqué equitación y luego escaramuza.

¿Cómo te involucraste con la equitación?

Siempre he dicho que ya lo traigo en la sangre. Creo que no lo adquirí, sino lo heredé de mis papás. El papá de mi papá era charro, y desde ahí el empezó a involucrarse. Mi mamá también lo practicaba, y de hecho, mis padres se conocieron por la charrería. Ellos, desde los seis años me inculcaron el amor por los caballos. Primero me fui por la equitación, pero en realidad también la charrería me gustaba.

¿Has participado en competencias de equitación?

Lamentablemente en ese rubro no pude llegar tan lejos porque el caballo con el que me ´presentaba a competir, falleció hace dos meses y no pude completar mi sueño. Pero se entiende. A lo más que pude llegar, fue a asistir a competencias en Guadalajara, Michoacán y Querétaro.

Lea el perfil completo en la edición impresa…

Comparte la nota

Publica un comentario