IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 18 de enero de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

21.73

21.85

Foto: Sam Herrera Jr. Susana Alessandra García es una joven estudiante de preparatoria, originaria de Ciudad Hidalgo de 15 años de edad.

Susana, amor por el canto

7 de octubre, 2016

Redacción web/La Voz de Michoacán

Adrián Bucio / La Voz de Michoacán.
Morelia, Michoacán.- El escucha se ve invadido por música. Es inevitable. Suenan pianos, guitarras y flautas. Aquí, Susana toma dos baquetas y con naturalidad empieza tocar marimba. Golpea las teclas. Luego de varios minutos, menciona “no solo sé cantar, también toco varios instrumentos. Hago de todo”. La armonía sonora, es inalienable a ella.

Susana Alessandra García es una joven estudiante de preparatoria, originaria de Ciudad Hidalgo de 15 años de edad. Actualmente practica el canto de ópera y es integrante de un grupo de rock. Es una mujer de cabello castaño, ojos negros, complexión delgada, de tez blanca, mejillas grandes. Su voz es un prodigio. Y en el Conservatorio de las Rosas, su alma mater del canto, empezamos con la entrevista.

¿Cómo describes tu infancia?

Creo que tuve una infancia muy contenta, muy feliz. Yo nací en Ciudad Hidalgo. Ahí crecí y viví por 7 años. Después nos mudamos y era algo que al principio yo no quería. Siempre era difícil ser “la nueva” en las escuelas, en los salones de clase. Pero la verdad fui una niña feliz. Entré al mundo del coro, del canto. Y a partir de ahí tuve muchos viajes a diferentes sitios de la república.

¿Cómo empiezas con el canto?

Cuando estaba en la primaria, un día una maestra me escuchó cantar. Yo estaba cantando “Los peces en el río”. A ella le encantó. Entonces le pidió a mi mamá que yo cantara en el festival de las madres, en el teatro del pueblo de Ciudad Hidalgo. Mi mamá aceptó. Ese día canté varias canciones, como la de “por ti volaré”. Y de ahí empezó todo.

¿Tomaste clases de canto?

Si. Ya después entré a un coro. Y eran sesiones muy largas. Yo viajaba de Ciudad Hidalgo a Morelia para ensayar. Y ya después, cuando me mudo a Morelia el trabajo se extendió a más horas a la semana. Entré aquí, al Conservatorio de las Rosas para aprender en el coro de los niños cantores.

Platícame sobre tu experiencia en los niños cantores

Cuando llegué, me dijeron que tenía que pasar primero por el coro preparatorio. En teoría, son tres anís los que tienes que estar ahí antes de poder trasladarte al coro titular. Sin embargo, me escucharon y a los tres meses me llamaron para el titular. Fue una gran emoción, yo era un bebé cantando entre niños de 14 o 15 años.

La voz de Susana, es un fuera de serie. Potente. En su fiesta de quince años interpretó “El fantasma de la ópera” en medio de todo el salón. Los invitados quedaron pasmados. Ahora, aquí en los muros del conservatorio comenta algo al respecto. “Siempre he tenido una voz muy fuerte”, se detiene, escucha un poco, piensa y afirma “de hecho, si te das cuenta en este momento parece que estoy gritando, pero no”.

¿Cómo comienzas con la ópera?

Empecé a faltar al coro debido a que en esa etapa me fracturé muchas veces. Tuve muchas lesiones. Sin embargo, cuando regresé la maestra me dijo que por mi salud me saliera; no por las fracturas, sino porque mi voz era muy potente respecto a la de los demás. Y como en un coro no puede sobresalir ninguna voz de otra, yo muchas veces tenía que bajar la potencia de mi canto, y eso, a la larga causa daño. Por ello, después entre a clases de ópera.

¿Por qué opera?

La verdad es que es un género que me gusta mucho cantar. Aparte, yo necesitaba algo donde fuera solista, ya no un coro, para poder aprovechar la potencia de mi voz. Necesitaba liberarla. Y la ópera se ajustaba a ello.

¿Qué aprendiste en tus clases de ópera?

Aprendí varias técnicas. Para cantar necesitas saber cómo respirar, para que no sufras en la nota y no te retuerzas cuando llegues al final. También debes de cantar con resonadores, no con la garganta, porque la desgastase. Los resonadores son la nariz, la cabeza o el diafragma. Técnicas de respiración, vibratos y demás aprendí a controlar con base en la ópera.

“No nada más es cantarle y ya”, menciona mientras su voz viaja y retumba en el espacio circundante. Luego habla de su tesitura de voz. “Soy muy versátil, porque mi voz es soprano lírico”. Menciona que incluso, su versatilidad alcanza tal nivel, que puede llegar a ejecutar el tono de la última tecla de un piano, con su canto.

Cuéntame de tu grupo de rock

La banda de rock de mi primo ya estaba conformada. Se llama Parafilia. Luego mi primo me invitó a ser la vocalista. Claro que son diferentes estilos de canto. Para ello tuve que adaptarme al género. Empezamos y poco a poco fuimos ascendiendo como grupo. Llegamos a tocar en el Festival de la Cerveza.

El oído de Susana, es educado. Puede distinguir entre varias tonalidades y estilos. Del rock a la ópera y viceversa. Incluso, menciona que le gusta convertir canciones de ópera a rock, y cantarlas y escucharlas, sólo por pasatiempos.

Cuando no cantas, ¿qué actividades realizas?

Me gusta mucho la oratoria. Cuando era pequeña gané los primeros lugares en los concursos por zona de mi secundaria. Elegí el tema de la igualdad en el matrimonio. Además ese es un tema que me apasiona mucho y en un futuro quiero implementar acciones para ayudar a los matrimonios igualitarios.

¿En qué otras actividades de oratoria has participado?

He participado en el evento del Tecnológico de Monterrey “TecMun”. Es una actividad que reúne a varias instituciones educativas y alumnos para debatir problemáticas sociales, de acuerdo a la ideología de un país. En mi primera intervención recibí una mención honorífica. Es algo que también me apasiona mucho.

¿Qué esperas de lo que resta del año?

Pues pienso terminar una grabación que tengo pendiente con mi banda de rock y hacer crecer nuestra banda de rock. Quiero trascender en la música. También quiero retomar el ópera que es algo que he dejado de lado últimamente.

¿Quién es Susana Alessandra en estos momentos?

Es una persona muy creativa, que le gusta tener iniciativa. Es alguien espontánea, analítica y que siente mucha pasión por todas y cada una de las actividades que hace. Es alguien muy comprometida, dedicada y que siempre trata de entregar lo lejos de sí misma en todos los ámbitos en donde participa.

Comparte la nota

Publica un comentario