Foto: Twitter. Usain Bolt, ni suda para ganar eliminatoria de 200 metros.

Bolt avanza a semifinales en 200 metros en Río 2016

16 de agosto, 2016

Notimex/La Voz de Michoacán

Río de Janeiro.- Usain Bolt miró a su derecha una, dos, tres veces. Como era de esperarse, no había nadie a su lado.

Así emprendió el jamaiquino su última carrera individual en los Juegos Olímpicos, con un paseo bajo el sol en su eliminatoria de los 200 metros que ganó sin ningún apuro el martes.

El jamaiquino cronometró 20.28 segundos, un tiempo que en realidad significa poco. Lo más importante fue que cruzó la meta sin molestias, y después de mirar tres veces para asegurarse que el nigeriano Ejowvokoghene Oduduru no lo fuese a rebasar.

“Yo sé cómo correr los 200 metros”, dijo Bolt por si quedaban dudas. “Mañana (por miércoles) me presentaré mucho mejor. Tengo que correr rápido y a eso apunto”.

Bolt correrá en las semifinales el miércoles, y si todo sale como se supone, buscará su octava medalla olímpica de oro el jueves por la noche, cuando quizás la gran interrogante sea si puede bajar la casi intocable barrera de los 19 segundos. El jamaiquino es dueño del récord mundial en la distancia, de 19.19 segundos, y de la marca olímpica de 19.30.

Entre sus principales retadores están el estadounidense Justin Gatlin y el canadiense Andre De Grasse, quienes terminaron segundo y tercero detrás de Bolt en la final de los 100, además del estadounidense LaShawn Merritt. Todos ganaron sus respectivas eliminatorias en un día soleado en Río de Janeiro.

Bolt busca en Río cerrar su carrera olímpica con su tercer triplete consecutivo, tras ganar los 100 y 200, y el relevo 4×100, en los Juegos de Beijing y Londres.

El panameño Alonso Edward también avanzó a semifinales con el sexto mejor tiempo de 20 segundos y 19 décimas.

La cubana Denia Caballero quedó con sabor amargo tras colgarse bronce en la final de lanzamiento de disco. Marcó una distancia de 65,34 metros en el tercero de sus lanzamientos. Fue superada por la croata Sandra Perkovic, oro con un solo lanzamiento de 69,21 metros, y la francesa Medlina Robert-Michon, plata con un registro de 66,73.

“Fueron cuatro años de trabajo y creo que el bronce es muy poco. Aspiraba a mucho más”, dijo Caballero, campeona en el último mundial de atletismo en Beijing y oro en los Juegos Panamericanos de Toronto, ambos el año pasado.

La cubana atribuyó a la falta de descanso el que se le escapara el oro.

“Me faltó recuperación. Ayer (por lunes) tuve el problema de la lluvia. Terminé aquí muy tarde. Volví a la Villa, comí, me bañé y me acosté. Y hoy levantarme temprano. Fue un abuso”, se quejó. “Yo sentía que podía. Pero no pude”, se lamentó.

La mano de los entrenadores cubanos ha vuelto a Colombia una potencia del salto en triple. A la medalla dorada de Caterine Ibargüen se sumó este martes un diploma olímpico de John Murillo, el primer atleta colombiano que compite en final masculina de esta disciplina.

“Vine preparado desde Colombia a cumplir mi objetivo de pasar la barrera de los 17 metros. La sobrepasé y estoy feliz por eso. Contento por el diploma olímpico, que no me esperaba”, dijo Murillo, que finalizó quinto con una distancia de salto de 17,09 metros en su segundo intento.

“A seguir trabajando para estar más cerca de una medalla mundial u olímpica”, afirmó.

Un primer salto de 17,86 metros le bastó al estadounidense Christian Taylor para revalidar el oro conseguido en Londres 2012.

La cubana Yarisley Silva, actual campeona mundial, jugó con fuego pero en su último brinco se metió en la final del salto con pértiga.

Silva, gran esperanza de medalla dorada para Cuba, casi queda fuera de carrera por dos intentos fallidos a 4,55 metros. A los 4,60 no dejó dudas y cerró segunda en la clasificación detrás de la estadounidense Jennifer Suhr.

La afición local sufrió con la eliminación de la brasileña Fabiana Murer, subcampeona del mundo, eliminada tras tres intentos fallidos en los 4,55 metros.

El salto con pértiga de Río no ha contado con la participación de la rusa Yelena Isinbayeva, dos veces campeona olímpica (Atenas 2004 y Beijing 2008), ocho veces campeona del mundo y dueña récord olímpico de 5,05 metros. La pertiguista fue impedida de participar por el escándalo de dopaje que involucró al deporte ruso.

Isinbayeva, no obstante, se encuentra en Río como parte de su campaña para promocionar su candidatura como presidenta de la comisión de atletas del Comité Olímpico Internacional (COI).

Comparte la nota

Publica un comentario