Esculturas de Reforma tienen restos de gel tras “limpieza”

Pero en un recorrido, EL UNIVERSAL constató que sí hay marcas blancas y verdes sobre los pedestales del conjunto escultórico de Reforma, producto de la mala intervención señalada por Grediaga.

Foto: El Universal

El Universal/La Voz de Michoacán
México. Los pedestales de las esculturas de Reforma que resultaron con pintas durante la marcha “Ni una menos”, “no fueron limpiados con materiales agresivos”, dijo Efraín Morales, titular de la Dirección General Servicios Urbanos y Sustentabilidad de la Secretaría de Obras y Servicios de la Ciudad de México.

“En el conjunto escultórico de Reforma sólo se utilizó agua, no se utilizó ningún otro material. Donde sí se utilizó un gel a base de agua sin solventes fue en el Hemiciclo a Juárez”, declaró Morales.

En una entrevista con EL UNIVERSAL, la restauradora Mariana Grediaga alertó sobre la presencia de sustancias “agresivas” en el conjunto escultórico de Reforma. Incluso María del Carmen Castro, coordinadora de Conservación del Patrimonio Cultural, indicó que el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) no fue notificado de la decisión de las autoridades de la Ciudad de México “de lavar las pintas con agua a presión y geles de limpieza comercial”.

PUBLICIDAD


Las manchas blancas son más visibles en el pedestal de la escultura de Gregorio Méndez.

Efraín Morales sostuvo que solamente habían utilizado agua, por lo que no le notificaron al INAH: “La aplicación de agua a presión la realizó la Dirección de Servicios Urbanos. No se necesita de ningún permiso porque es parte de la limpieza ordinaria. Platiqué el lunes por la noche con la titular de Conservación del INAH y acordamos que el martes entraría el equipo de restauración”.

PUBLICIDAD

Pero en un recorrido, EL UNIVERSAL constató que sí hay marcas blancas y verdes sobre los pedestales del conjunto escultórico de Reforma, producto de la mala intervención señalada por Grediaga.

Los restos de gel son más visibles en el pedestal donde está la escultura del coronel Gregorio Méndez, ubicado en Reforma casi esquina con Insurgentes.

Mariana Grediaga señaló que no se sabe con exactitud los daños que el gel pueda provocar, por lo que la Coordinación Nacional de Conservación del Patrimonio Cultural hará estudios.

“No se permite el uso de productos comerciales, entre ellos el thinner y removedores o antigrafitis, porque esos productos suelen contener ácidos muy fuertes que disuelven el sílice de la piedra. No se generaron daños irreversibles porque entramos a tiempo a neutralizar y a enjuagar los productos que se aplicaron”, sostuvo Grediaga.