Rehistorizar el papel de las mujeres a través de la fotografía

Artistas de la lente participaron en conversatorio sobre su labor profesional.

Foto: Victor Ramírez. La reconocida fotógrafa Elsa Escamilla.

Notimex / La Voz de Michoacán

México. Para reflexionar de manera conjunta y crear puentes transdisciplinarios sobre la producción de imágenes y la representación de las mujeres en dicho campo, se llevó a cabo una charla virtual a través de las redes sociales del Museo Archivo de la Fotografía.

En el conversatorio “Mujeres y Representación ¿Cómo hacemos fotografía las mujeres?”, creadoras hablaron la víspera del momento que se vive en esta profesión, los desafíos y retos más importantes que plantea para ellas pertenecer a este gremio y generar otros discursos en torno a lo femenino.

PUBLICIDAD

En su participación, Erika Jiménez refirió que es muy necesario plantear estas reflexiones, continuar con un dialogo desde la historia del arte y asumir un compromiso político, pues las fotógrafas han sido silenciadas de los anales oficiales y su papel ha sido invisibilizado, por lo que es necesario reescribir estos pasajes.

“Es urgente, nos sitúa dentro de este contexto tan complejo y delicado, para saber cómo vamos a ir entre todas y todos abonando desde las experiencias; es muy positivo generar estos espacios y seguir haciendo presente el papel y la gran tenacidad de aquellas que se atrevieron en otros momentos a hablar de estas cosas”.

PUBLICIDAD

Greta Rico habló sobre la representación de la mujer en la fotografía y los modelos ficticios que se aprenden y reproducen desde este rubro, los cuales construyen y crean códigos culturales, que niñas y adultas asimilan como el deber ser, lo normal y lo bello; por ejemplo la desnudez, la maternidad y otros temas que genéricamente se asocian con la feminidad.

“Después de las reflexiones sobre estos temas, cuando las mujeres comenzamos a hacer fotografías y asumimos un compromiso con el trabajo que realizamos todos los días, al final lo asumimos como una oportunidad para rehistorizarnos y rehistorizar nuestros cuerpos, para no seguir cayendo en estos modelos estereotipados que representan una ficción”.