Gastos, incertidumbre y hostigamiento, el calvario de Guillermo, quien fue despedido de la Policía

Hasta diciembre pasado se le debían cerca de 33 mil pesos por sueldo, aguinaldo y un cheque con valor de 4 mil 500 pesos, señala el policía.

Foto: La Voz de Michoacán.

Redacción / La Voz de Michoacán

Morelia, Michoacán. Guillermo Cuevas tiene cinco meses sin saber su situación laboral con la Policía Michoacán.

En enero, el elemento que operaba en la región de Apatzingán acudió a las instalaciones de La Voz de Michoacán, denunciando hostigamiento laboral, hasta hoy los gastos y la incertidumbre continúan.

PUBLICIDAD

Fábrica de pruebas

En una ocasión se le ingresó a barandilla, cuando un médico a cargo, determinó que se encontraba drogado sin una prueba toxicológica, aunado a ello, le hicieron firmar una hoja en blanco para tramitarle su salida de ese lugar. Esa ocasión respaldaría su baja definitiva de la corporación a cargo del gobierno del estado. Argumentó.

Derivado de lo anterior se le acusó de desertar por faltar a trabajar los días 26, 27, 28, 29 y 30 de septiembre del 2019, por lo cual se le separó del cargo, aseguró que por su voluntad siempre mantuvo contacto con sus compañeros, incluso fue a cobrar su quincena el día 30.

PUBLICIDAD

Estos actos ya fueron denunciados ante la Comisión Estatal de los Derechos Humanos del estado.

Gastos necesarios

Otro tema es el dinero, para defender su postura aseguró que ha tenido que venir varias veces a la capital michoacana, lo cual le es muy difícil, ya que no ha percibido ingresos en varios meses.

Son gastos de cerca de mil 500 pesos cada visita a Morelia por dos días, por concepto de transporte desde Apatzingán, comidas y hospedaje”.

Aseguró buscan cansarlo para no darle lo que corresponde, ya que aún se encuentra dado de alta en la policía, aún con la presión, no firmará nada, porque teme a que se trate de un acuerdo por renuncia voluntaria.

Hasta diciembre pasado se le debían cerca de 33 mil pesos por sueldo, aguinaldo y un cheque con valor de 4 mil 500 pesos.

Guillermo quiere llegar a un acuerdo, para que se le den los tres meses de trabajo que le deben y su aguinaldo que ya se ganó durante el año, lo que no es negociable para él es firmar documento alguno, porque podría tratarse, de una baja voluntaria, recalcó.

Aseguró no ha sido la única vez que se realizan actos fuera de la legalidad con elementos de la policía, ya que ha sabido incluso de fiestas dentro de los cuarteles.

Para él solo queda esperar, luego de meses de trámites y gastos no ve clara su situación, no sabe a quién más acudir.