Las razones del emotivo discurso de Alexander Zverev después de perder la final

Minutos después, fue el turno del vencedor. «Hubiera deseado que fuéramos dos los ganadores hoy. Creo que los dos merecíamos ganar», señaló Thiem, después de vencer a quien es uno de sus amigos dentro del circuito.

Foto: Twitter

Agencias / La Voz de Michoacán

EUA. Atrás habían quedado 4 horas y un minuto de una batalla tensa, en la que abundaron los nervios y los errores no forzados, y la emoción llegó en un tramo decisivo en el que ninguno de los finalistas atinaba a tomar de una vez el trofeo tan preciado. Lo tuvo a centímetros Alexander Zverev, que había ganado los dos primeros sets, pero finalmente el campeón del US Open fue Dominic Thiem, ganador por 2-6, 4-6, 6-4, 6-3 y 7-6 (8-6) y que así celebró su primer título de Grand Slam.

Zverev, que llegó a estar a dos puntos de la victoria, caminó hacia la red, y a contramano de lo que señalan los protocolos en esta era de prevención y distanciamiento social, le dio la mano y lo abrazó, en un gesto paternal. Por un segundo, parecía que era Thiem el que había perdido.

PUBLICIDAD

"No sé cómo empezar. Quiero felicitar a Dominic por el primero de muchos títulos de Grand Slam. Éste no será el único. Fue una gran batalla. Ojalá hubieras fallado un poco más, y yo no estaría aquí dando el discurso de subcampeón", dijo Zverev, dirigiéndose a Thiem y sin poder evitar la emoción en medio de un estadio Arthur Ashe que lucía más que inmenso, con apenas unas decenas de espectadores, todos integrantes de la organización del certamen.

"Quiero agradecer a mi equipo. Los últimos dos o tres años no han sido fáciles en mi carrera. Pero vamos a levantar ese trofeo (el de campeón) juntos. Creo que falta gente muy especial aquí en el estadio hoy. Quiero agradecer a mis padres. Perdón", agregó, antes de soltar unas lágrimas. Sus familiares no pudieron acompañarlo en el viaje a Nueva York, porque dieron positivo de Covid-19.

PUBLICIDAD

"Ellos suelen acompañarme siempre, y es desafortunado que que no hayan podido estar aquí. Esto es muy difícil", soltó antes de rendirse a las lágrimas. "Estoy seguro de que ellos están en casa orgullosos, a pesar de que hoy perdí. Deseo algún día llevar esta copa a casa", finalizó.

Minutos después, fue el turno del vencedor. "Hubiera deseado que fuéramos dos los ganadores hoy. Creo que los dos merecíamos ganar", señaló Thiem, después de vencer a quien es uno de sus amigos dentro del circuito. El austríaco consiguió levantar su primer trofeo de campeón de Grand Slam después de perder sus tres primeras finales previas en los grandes.

Thiem luego se dirigió a Zverev: "Cuando jugamos juntos en el torneo de Madrid, me dijiste que iba a lograrlo, que iba a ganar este título. Yo ahora te digo lo mismo aquí. Vas a ganarlo, en un ciento por ciento. Tus padres ya están orgullosos, y vas a hacerlos más orgullosos. Eres un grande y lo mereces, y definitivamente lo vas a ganar".

El austriaco, de 27 años, es el primer jugador que gana el torneo estadounidense tras quedar abajo 2-0 en sets en la final desde que Pancho González lo logró ante Ted Schroeder en 1949, para coronarse en lo que entonces se denominaba como el Campeonato Nacional de los Estados Unidos y se disputaba en Forest Hills.

Un rato después, a la distancia, Mischa Zverev, el hermano mayor del finalista, le escribió a Alexander través de Instagram: "Desde el día que naciste sabía que eras alguien especial, siempre te seguí, no importa cuál fuera nuestra edad. Tú eras el que siempre nos hacía creer en nuestros sueños, y aunque no hayan llegado esta noche, sé que se harán realidad, estoy orgulloso de ser tu hermano. Te amo, Sascha".