Crisis económica por COVID-19 lleva a Cindy Dandois de pelear en la UFC a la industria del porno

La luchadora decidió incursionar en el contenido para adultos para ganar dinero y recuperar su vida cuando pase la pandemia por coronavirus

REDACCIÓN / LA VOZ DE MICHOACÁN

Morelia, Michoacán. La pandemia por el COVID-19 ha dejado a muchas personas en crisis económica, pues sus negocios se vieron mermados por la forzosa sana distancia y la cuarentena, por lo que han tenido que recurrir a la venta de comida, hacer artesanías o, como en el caso de Cindy Dandois, pausar sus profesiones para dedicarse al cine para adultos, y es que la luchadora belga se vio orillada a incursionar en la industria porno para arreglar sus problemas financieros.

A sus 35 años de edad, Cindy Dandois, quien también es madre de cinco hijos, tiene una trayectoria fuerte en el mundo deportivo, específicamente en las artes marciales mixtas. Ha peleado en la UFC, en Rizin Fighting Federation y es invicta en FC y en Bellator MMA. Actualmente competía en PFL (Professional Fighters League).

PUBLICIDAD

Sin embargo, ante la crisis del coronavirus se suspendieron todas sus peleas, tuvo que cerrar su gimnasio y terminó perdiendo su negocio, quedando en una situación económica complicada.

“Perdí mi gimnasio durante este confinamiento por el coronavirus. Sin ayuda de nuestro gobierno y con mis peleas canceladas, me ha dejado con grandes problemas financieros”, comunicó en sus redes sociales.

PUBLICIDAD

Ante la situación decidió abrir una cuenta en un portal de contenido para adultos de pago Only Fans con el fin de ganar dinero para cuando pase la pandemia volver a abrir el gimnasio que había inaugurado.

Sin embargo, Cindy Dandois no es la primera deportista que cambia de profesión para dedicare al porno, tal es el caso de Renee Gracie, de 25 años, quien hizo historia en 2015 al convertirse en la primera mujer en estar como piloto de tiempo completo en superdeportivos V8, al formar parte del equipo de Prodrive Racing Australia en la competencia de Bathurst 1000.

A pesar de haber sido parte de un hito histórico, la australiana le fue perdiendo amor al deporte motor. Gracie, tras retirarse en 2017, buscó una nueva profesión y -sorpresivamente- la encontró en el porno.

“Ha sido lo mejor que he hecho en toda mi vida. Me ha puesto en una posición financiera que nunca podría haber soñado y realmente lo disfruto”, confesó Gracie al Daily Telegraph.

Asimismo, la australiana reveló que gracias a su nueva profesión genera buen dinero. En un par de años Renee Gracie ha logrado generar un ingreso diario de aproximadamente 10 mil libras. “Estoy ganando un buen dinero y estoy cómoda con el lugar donde estoy”, señaló.