Marcas colectivas urgen difusión

Maricruz Rios / La Voz de Michoacán   Morelia, Michoacán. Pese a los problemas de pirataje, la percepción general de los productores y artesanos michoacanos sobre las marcas colectivas es positiva, aunque insisten que hacen falta más campañas de promoción para elevar las ventas de los productores, así como que se cumpla con la Norma …

Maricruz Rios / La Voz de Michoacán

 

Morelia, Michoacán. Pese a los problemas de pirataje, la percepción general de los productores y artesanos michoacanos sobre las marcas colectivas es positiva, aunque insisten que hacen falta más campañas de promoción para elevar las ventas de los productores, así como que se cumpla con la Norma Oficial Mexicana (NOM), a fin de garantizar que el producto es verdaderamente el que se está comercializando.

PUBLICIDAD

Sin embargo, para avalar que cumplan con las NOM se requieren organismos de certificación, y hasta la fecha solamente siete productos con denominación de origen cuentan con ello como son eñ: tequila, mezcal, talavera, vainilla, chile habanero, mango ataúlfo, charanda, bacanora y sotol pero ninguno para las marcas colectivas.

Más allá de dar un sello propio a todo aquello que realizan las manos michoacanas, las marcas colectivas han permitido optimizar y establecer procesos homogéneos de trabajo en beneficio de los productores, una especie de disciplina que a mediano y largo plazo ha terminado por rendir frutos en prácticamente todos los proyectos que han logrado este distintivo.

PUBLICIDAD

Las marcas colectivas se definen comúnmente como signos que permiten distinguir el origen geográfico, material, modo de fabricación u otras características comunes de los bienes y servicios de las distintas empresas que cuentan con el registro. El propietario de la misma puede ser una asociación de productores, una institución pública e incluso una cooperativa.

¿Quieres saber más de este tema? Las páginas de tu periódico La Voz de Michoacán también te informarán.