¿Te costó trabajo la cuesta de enero? Condusef te ofrece varios consejos

Maricruz Rios / La Voz de Michoacán   PUBLICIDAD Morelia, Michoacán. El 2019 inició y con él la famosa ‘cuesta de enero’, es decir el arranque de una serie de pagos diversos en una época donde la mayoría de los mexicanos se ven en aprietos económicos porque están más gastados de lo que esperaban por …

Foto: Adobe Stock. No te angusties más y comienza a planear lo que harás para salir del bache en que te encuentras en estos momentos.

Maricruz Rios / La Voz de Michoacán

 

PUBLICIDAD

Morelia, Michoacán. El 2019 inició y con él la famosa ‘cuesta de enero’, es decir el arranque de una serie de pagos diversos en una época donde la mayoría de los mexicanos se ven en aprietos económicos porque están más gastados de lo que esperaban por el dinero que se destinó durante diciembre en las reuniones y regalos que se acostumbran dar a los seres queridos.

La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios Financieros (Condusef) compartió que es normal en diciembre las personas “inviertan” casi toda la quincena en conjunto con el aguinaldo en las festividades que se suscitan a lo largo del mes, por lo que señaló que es buen momento de analizar qué gastos se pudieron haber evitado en esa temporada, pues aunque pensar en ello no cambiará nada, sin duda, puede aclarar el panorama de lo que se puede hacer de ahora en adelante para no batallar cada inicio de año con las finanzas.

Y es que durante el primer mes de cada año se tienen que pagar varios compromisos como por ejemplo el pago del predial, el refrendo vehicular (en caso de tener auto), la colegiaturas de los niños, mensualidad de las tarjetas, así como gastos generales del hogar como el agua, luz, servicios de telecomunicaciones e incluso la despensa alimenticia; por lo que es importante siempre tener dinero ahorrado para no pasar por un mal rato financiero, pero si no es tu caso te damos unos consejos para superar este fenómeno.

PUBLICIDAD

No te angusties más y comienza a planear lo que harás para salir del bache en que te encuentras en estos momentos”, apuntó la comisión.

¿Tienes muchos gastos? No estaría de más pensar en vender algo que no se utilice y pueda servir como fuente de ingreso. Otra forma para enfrentar la cuesta de enero es vender aquellos obsequios que te dieron y no te gustaron, regalos que no son útiles o que ya tenías, e incluso objetos que ya no te son de utilidad pero puedes sacarles una ganancia. Y ni siquiera es necesario salir de casa para ello, hay sitios en Internet para venta, subastas y transacciones de este tipo, incluyendo las redes sociales.

Además, no empeñes pues “lo rápido sale caro”. Es decir, adquirir un crédito prendario a través de una casa de empeño, pudiera parecer una opción de financiamiento rápida, pero te puede salir muy costoso; considera que los préstamos de las casas de empeño son de los más costosos en el mercado financiero. También está la posibilidad de vender en vez de empeñar. Todo depende de cuánto dinero necesites y cuál sea tu capacidad de pago.

Sin embargo, si se decide por contratar un préstamo de esta índole recuerda comparar opciones de empresas; infórmate del porcentaje que te prestarán por tu prenda; revisa cada cuándo te cobrarán intereses (diarios o por mes); conoce la tasa, CAT y contrato; pregunta por la existencia de costos adicionales; verifica los plazos que tienes para pagar.

Planea tu mes y evita gastos hormiga

Cuida tus gastos y planifica un menú semanal para que no se te eche a perder la comida como frutas, verduras, productos lácteos o cárnicos, pues eso representa que estás tirando tu dinero a la basura, “hay que tomar en cuenta que este mes suelen subir los precios de los alimentos y tu gasto será mayor”, recuerda la Condusef. Si planificas la comida por semana e incluso por mes, será más fácil calcular las porciones y aprovecharlas bien.

También es importante que se eviten los gastos hormiga, es decir aquellos que se hacen de manera inconsciente pero que representan un golpe para el bolsillo. Como el café en la tienda de la esquina, las galletas de la tarde, las papitas para el antojo y comidas en la calle.

Y es que preparar tu propia comida supone un ahorro de más del 50% que pagarla en una fonda o lonchería. Trata de dedicar un tiempo de tu día o semana a preparar alimentos, y así evitarás pagar de más en este rubro necesario.

De acuerdo con Profeco si hicieras una lista de cuánto gastas en cada cosa que se antoja podrías llevarte un buen susto, ya que se estima que los gastos hormiga representan hasta 18 mil pesos al año dependiendo del nivel socioeconómico de la persona.

No olvides que siempre es necesario darse un gusto como un café mañanero o una bolsa de frituras, pero volverlo un hábito no es saludable para tu cartera y por supuesto para tu salud.

¿Qué hacer en el futuro?

Para no comprometer tus finanzas la Condusef aconseja no comprar cosas a meses sin intereses si la vida funcional del producto es más corta que el tiempo para liquidar la deuda. No importa que los pagos que realices cada mes sean pequeños, pues aun así estás comprometiendo una parte de tus ingresos. En general hay que evitar caer en más deudas para lograr estabilizar el bolsillo poco a poco.

La dependencia también recomienda hacer un plan de pagos, analizar la deuda que genera más intereses o en la que más te pesa y ahí aportar un poco más de capital de lo normal. “Si se trata de algún crédito y sólo estás pagando el mínimo, recuerda que únicamente estás cubriendo la parte de intereses y no aportas algo sustancioso al capital”, apunta la Condusef, por lo que no estás realmente liquidando la deuda, sino manteniéndola.

Es importante prestar atención a esta parte para que no resulten afectadas las metas financieras, ahora que el año que está comenzando, y por lo tanto, elaborar un presupuesto resulta imprescindible.

Para saberlo con precisión es importante la elaboración de un listado con tus ingresos y gastos, es decir. Una vez realizado este presupuesto, elimina las cosas de las que puedes prescindir y destina una parte importante al pago de tus deudas. Es importante que aprendas a no salirte del mismo para equilibrar tus finanzas.

También, invertir en el ahorro. Si se tiene en mente hacer algunos cambios en el hogar como lámparas o electrodomésticos, antes de adquirirlos, revisa las características y beneficios que te ofrecen. Puedes elegir, por ejemplo, aquellos que ahorren energía para que a la larga te ahorren dinero también.

Por último, la planeación de gastos y recurso para el año que entra no repetir el mismo error. Economistas recomiendan no contratar deudas que superen en total el 30 por ciento de tu ingreso mensual, por lo que si no hay dinero es mejor evitar cualquier gasto excesivo o inútil en diciembre.