Michoacán se conforma en ser líder en producción agrícola y desaprovecha explotar sus cosechas

El estado es número uno en muchos productos del campo, pero una vez cosechados, la mayoría de hortalizas, frutas, verduras y granos no pasan por un proceso de transformación que otorgue más valía.

Foto: Cortesía.

Maricruz Rios / La Voz de Michoacán

Morelia, Michoacán. Pese a ser Michoacán el estado número en cuanto a producción agrícola, el valor de la agroindustria como tal equivale apenas al 3.3 por ciento del Producto Interno Bruto Estatal (PIBE) anual, es decir, una vez cosechadas las hortalizas, frutas, verduras y granos en su gran mayoría no pasan por un proceso de transformación que otorgue una cuantía agregada a la producción estatal.

De acuerdo con el Colegio de Economista en el Estado de Michoacán (CEEM), el aprovechamiento es realmente ínfimo comparado con el potencial agrícola e industrial, por que insiste en que es necesario trabajar en estrategias que permitan que la labor del campo no se acabe con los productos empacados, sino buscar industrializar el ramo.

PUBLICIDAD

Sobre el tema, la misma Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra) reconoce que es necesario impulsar a los empresarios del sector agropecuario con la intención de incrementar el valor de la actividad y el número de toneladas de productos de campo que se transforman en mermeladas, cremas, aderezos y cientos de productos más.

En este sentido la posición es coincidente y unánime: Urge detonar el potencial de agroindustria que tiene el estado de Michoacán. Líderes empresariales, autoridades y especialistas concuerdan en la necesidad de introducir procesos de transformación para dar un valor agregado a los productos del campo, un rubro que se tiene desaprovechado.

PUBLICIDAD

Heliodoro Gil Corona, coordinador de Proyectos Estratégicos del CEEM, compartió con La Voz de Michoacán que a esta casa editorial que “el desarrollo de la agroindustria es una oportunidad que no han sabido aprovechar los inversionistas”.

El sector ha aportado en promedio apenas el 3.3 por ciento al PIBE anual en la última década, por lo que es importante que se en los siguientes años se opte por implementar una serie de iniciativas, como “una estrategia de renovación de la infraestructura en el campo, estímulos e incentivos fiscales; esquemas crediticios atractivos, apoyos de los gobiernos municipales y la participación efectiva de los productores del campo”, dijo el especialista, con base en que Michoacán es líder en producción primaria. “No cabe duda de que es muy viable la posibilidad de industrializar el campo”.

Contenidos relacionados


Por su parte, el secretario de Desarrollo Rural y Agroalimentario (Sedrua) en Michoacán, Rubén Medina Niño, admitió que a pesar de que el estado ocupa el primer lugar nacional desde hace once años en el valor de la producción del sector primario, “aún es débil la participación de la agroindustria”.

Recordó que Michoacán ocupa el lugar número 16 en el ranking nacional en cuanto a la industrialización de productos del campo, por lo que reconoció que los retos son grandes, “pero con un trabajo colaborativo entre los involucrados, el sector puede crecer”.

El funcionario público compartió que hay dos temas claves que se deben tomar a consideración para lograr la industrialización del campo: Financiamiento, que puede ser obtenido por medio de un programa de gobierno, de la banca comercial o de un empresario que esté interesado en invertir en el campo michoacano; asimismo, cuidar el tema de sanidad e inocuidad, como los estándares de calidad en general para poder comercializar los productos al interior y exterior del país.

Bajo este contexto, reiteró que la agroindustria es débil en el estado, pero que “poco a poco se empieza a notar el interés por parte de los productores para poder lograr este cometido”, y señaló, como un ejemplo, que en el caso del Valle de Apatzingán, productores y empresario ya están fabricando aceites a base de limón, con ello, se reduce la cantidad de producto que se tiene que tirar. “El mismo efecto pasa con la fresa; sin embargo, frutos como el mango y la toronja, por citar unos, no logran este proceso y mucho de éstos se echa a perder”. Según la Sedrua, sólo se aprovecha con estos procesos el 15 por ciento de la producción agrícola en el estado.

Feria agroindustrial

Ante este escenario, la Feria Agroindustrial de la Canacintra en Morelia busca impulsar a los empresarios del sector agroindustrial dentro de un foro donde puedan dar a conocer sus productos y servicios ligados al mejor rendimiento de la producción agrícola y pecuaria en Michoacán, mediante la transformación.

Abelardo Pérez Estrada, presiente del organismo empresarial, comentó que en está ocasión no se cuenta con ningún financiamiento por parte de los gobiernos y “todo el recurso para su realización se entregó por parte de los participantes”.

En este primer encuentro participarán 21 empresas relacionadas con la aplicación de valor agregado y mercancías relacionadas con la producción agrícola y pecuaria, tales como: fabricación de implementos agrícolas, agro-plásticos, jaulas para crianza de aves, conejos, entre otros animales, sistemas de riego, tractores, productores de Mezcal, y soluciones tecnológicas para potencializar la producción agropecuaria

“Otro objetivo de este encuentro es generar lazos empresariales en el ánimo de promover el consumo interno, ya que, ante el panorama actual, es necesario crear los mecanismos mediante los cuales impulsemos la economía local de productos facturados en el estado”, apuntó Abelardo.  

La Feria Agroindustrial Canacintra tendrá lugar el próximo 13 de noviembre en Ciudad Industria, en Morelia. Los organizadores aseguraron que se cuenta con los permisos de las autoridades de gobierno para realizar el encuentro y que los participantes están capacitados para atender a todas las recomendaciones de salud para inhibir la posibilidad de contagio del coronavirus.