¿Llega el fin de semana y ya no traes dinero? Échale ojo a tus “gastos hormiga”: refresco, cigarros, apps

En medio de la pandemia existe una crisis económica que acompaña a la sanitaria, donde miles de empleos están en juego y se ha reducido el ingreso de los mexicanos

Foto: Agencias.

Maricruz Rios / La Voz de Michoacán

Morelia, Michoacán. Hoy más que nunca es necesario cuidar la economía personal así como la familiar, por lo que la Condusef  recomienda valorar  esos  pequeños gastos que pueden irse eliminando, para ahorrar poco a poco un capital que seguramente puede tener un mejor destino.

La dependencia federal invitó a la ciudadanía a limitar el consumo de comida chatarra, evitar por completo cigarros y bebidas alcohólicas, así como darle una revisada a las apps y transacciones que hacemos vía celular por diversos servicios.

PUBLICIDAD

Y es que en medio de la pandemia existe una crisis  económica  que acompaña a la sanitaria, donde miles de empleos están en juego y se ha reducido el ingreso de los mexicanos.

Por ello la Comisión Nacional para Protección   y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros  (Condusef) insiste en revisar nuestros gastos, detectar aquellos de  tipo  ‘hor-miga’ y plantearnos ahorros. Precisamente, ante la incertidumbre financiera es buena idea fortalecer nuestros hábitos de ahorro, empezando por esos gastos chiquitos que al final pueden terminar costando caro.

PUBLICIDAD

Refrescos, frituras,  chicles,  agua embotellada y cafés en la calle son algunos otros productos que podemos evitar o disminuir en su consumo semanalmente. Además de ello, seguramente podemos acortar algunos pesos de gasto en aplicaciones y transacciones digitales que hacemos de forma más o menos continua.

Plataformas de streaming,  Netflix, HBO,  Apple Music, YouTube Premium,  Spo-tify o servicios a la carta vía aplicación  móvil como Uber, UberEats, Sin Delantal, Cabify o Didi nos pueden representar un serio boquete en nuestros recursos.

Gastos apropiados

Y no es que necesariamente debamos cancelar todas y cada una de las membresías  digitales, pero sí identificar aquellas que no se están desquitando, que son de uso similar  o  que  nos  están generando  desembolsos extra, para poner un freno a la situación. Por ejemplo, en el caso de  las  aplicaciones  de transporte, debemos dejarlas como último recurso y optar por opciones como caminar o usar la bicicleta. En el caso de los servicios de ‘streaming’, en promedio cada familia tiene dos que cumplen una misma función, por lo que es momento de revisar y valorar dejar sólo uno.