El truco digital para rejuvenecer en la industria Hollywoodense

Redacción / La Voz de Michoacán Los Ángeles, Estados Unidos. Probablemente el truco más difícil de realizar sea aquel que todos saben que es una ilusión. Pues es común que, al utilizar efectos especiales en una película, el espectador ponga toda su atención en ver cuál es el truco, esto forma una opinión y funciona …

Redacción / La Voz de Michoacán

Los Ángeles, Estados Unidos. Probablemente el truco más difícil de realizar sea aquel que todos saben que es una ilusión. Pues es común que, al utilizar efectos especiales en una película, el espectador ponga toda su atención en ver cuál es el truco, esto forma una opinión y funciona como atractivo de la película.

En el caso de El Irlandés, la nueva película de Martin Scorsese, la cual ha utilizado la técnica de rejuvenecimiento digital o de-aging, al igual que otro ejemplo de temporada: Géminis, en la cual un Will Smith mayor se enfrenta a lo largo de la película a una versión joven de sí mismo.

PUBLICIDAD

En el irlandés los protagonistas son actores de setenta años que han sido rejuvenecidos digitalmente de acuerdo a la edad que deben tener en cada momento de la trama, pues la película transcurre en un total de cuarenta años. El resultado ha sido elogiado por la crítica e incluso los actores agradecieron en la promoción de la película el hecho de que hayan sido discretos con los efectos.

Sigue siendo sorprendente cómo funciona la realidad virtual en el cine, ya que se ha hecho por décadas, desde cambiar cuerpos hasta añadir pisos a edificios, así como arreglos faciales porque el maquillaje no es suficiente, que anteriormente ha sido utilizada en el cine de superhéroes y ciencia ficción. Sin embargo, El Irlandés es la primera película de corte tradicional, que usa la tecnología de de-aging.

PUBLICIDAD

Scorsese menciona que en el cine existe la convención del maquillaje desde hace décadas, ya que en las primeras películas se aceptaba el recurso del bigote falso, así como el pelo teñido, y uno se dejaba llevar por el engaño por lo que esta técnica de efecto está en otro nivel.

Entonces entra la interpretación en debate y la cuestión de cómo funciona el personaje, más que la simple utilización del efecto el espectador debería centrarse en si el personaje logra desarrollarse mejor con estas técnicas, para que la tecnología no sea lo primordial.

El perfeccionamiento de los deepfakes ha llevado a cuestionar cómo se ven los actores en el cuerpo de otros actores, pues son videos manipulados que pueden poner cualquier rostro en cualquier cara y pueden funcionar muy bien en falsos debates.