David Lynch lleva su perspectiva a Youtube

Redacción / La Voz de Michoacán Morelia, Michoacán. Todo lo que hace David Lynch tiene un aire onírico e inexplicable, como si todas las obras del director procedieran de algún lugar remoto de su imaginación, inaccesible para el resto del mundo. Durante la cuarentena provocada por la emergencia del coronavirus, Lynch no ha hecho más que demostrar por …

Redacción / La Voz de Michoacán

Morelia, Michoacán. Todo lo que hace David Lynch tiene un aire onírico e inexplicable, como si todas las obras del director procedieran de algún lugar remoto de su imaginación, inaccesible para el resto del mundo.

Durante la cuarentena provocada por la emergencia del coronavirus, Lynch no ha hecho más que demostrar por qué se le considera uno de los talentos singulares del mundo del cine.

PUBLICIDAD

Desde dar reportes del clima de Los Ángeles en su canal de YouTube —eso sí, con una refinada estética y un ritmo digno del cine—, hasta sus declaraciones sobre “el mundo mejor” que espera encontrar una vez que comiencen a relajarse las medidas sanitarias, el director ha dejado claro que el confinamiento le está permitiendo analizar sus obras e inigualable estilo desde una perspectiva por completo nueva.

Por eso, no es de sorprender que Lynch decidiera que era un buen momento para estrenar su muy esperado corto animado Fire (Pozar) de 2015 y que hasta ahora había permanecido inédito.

PUBLICIDAD

El director ya había comentado sobre su colaboración con el músico polaco-estadounidense Marek Zebrowski para crear un insólito recorrido visual que combina ilustraciones y el talento de Zebrowski para las partituras de una belleza insólita.

Estrenos en pandemia

Fire (Pozar) debutó esta semana en el canal de YouTube del director, llamado de forma muy apropiada “David Lynch Theatre”. En el cual, el cineasta comparte diverso material relacionado con sus futuros proyectos.

Director y músico se conocieron en el 2006, cuando Lynch contrató a Zebrowski como traductor del idioma polaco durante la filmación de Inland Empire en Łódź, Polonia.

Posteriormente, ambos colaboraron en un misterioso álbum de música inclasificable, llamado Polish Night Music, que fue lanzado en 2007 y que la crítica consideró una mezcla por momentos incomprensible, de todo tipo de ritmos y referencias musicales.

En 2015, Lynch reveló a través de la USC School of Music) el proyecto de Fire (Pozar): “El objetivo de nuestro experimento era que no diría nada sobre mis intenciones y Marek interpretaría las imágenes a su manera. Así que digo que fue un gran experimento exitoso, y me encantó la composición que escribió para el Cuarteto de Cuerdas Penderecki".

“Pensé que era una película muy melancólica en cierto sentido y también muy poética”, agregó Zebrowski en ese momento. “Sin tratar de ser demasiado explícito, traté de ilustrar más a fondo lo que David estaba haciendo. Por ejemplo, hay algo que parece una tormenta de granizo y usé mucho pizzicato, pero también utilicé una línea melódica altísima para agregarle un elemento lírico”, explicó el compositor.

El corto es el estreno más reciente de David Lynch, que al parecer tiene la intención de continuar llevando a cabo todo tipo de experimentos visuales de considerable interés.

En enero, Netflix estrenó el corto del 2017 del director What Did Jack Do?, en el que el propio Lynch interroga con mano firme a un chimpancé. Si la descripción te parece inexplicable y te desconcierta lo que puedas encontrar al verlo, te sorprenderá saber que se trata de un ingenioso ejercicio de discurso cinematográfico que logra sostenerse y resultar hipnótico hasta su desconcertante escena final.

David Lynch y su visión de futuro

La cuarentena de Lynch ha sido de un tenor tranquilo y casi plácido: a principios de abril, el director concedió una entrevista a VICE en la que además de explicar que pasa mucho de su tiempo libre en su taller construyendo apliques para la pared.

Admitió que tiene la esperanza de que el confinamiento permita que las personas atraviesen un cambio gradual, que les permita ser mucho “más espirituales” y “mucho más amables”, y agregó: “Va a ser un mundo diferente al otro lado y será mundo mucho más inteligente”.