Jurado, dividido en casos más graves contra Harvey Weinstein

A lo largo de la semana los jurados pidieron que se les leyera una vez más varios testimonios, fundamentalmente los de Mimi Haleyi y de la actriz Annabella Sciorra, que asegura haber sido violada por Harvey Weinstein en el invierno boreal de 1993

Foto: El Universal

El Universal/La Voz de Michoacán.
México. El jurado del proceso de Harvey Weinstein dejó entender este viernes que había llegado a un acuerdo sobre tres de los cinco cargos imputados al exproductor cinematográfico pero que persistían los debates sobre los dos restantes, los más graves. 

Los jurados del tribunal penal de Manhattan preguntaron en la tarde del viernes por escrito al magistrado James Burke si podían llegar a un acuerdo solamente sobre parte de las acusaciones que pesan sobre Weinstein.

Los cargos en los que habría consenso tienen que ver con la agresión sexual denunciada por la exasistente de producción Mimi Haleyi y la violación que afirma haber padecido la aspirante a actriz Jessica Mann.

PUBLICIDAD

Los dos cargos restantes son los más graves, al configurar un agravamiento del comportamiento "depredador" sexual. Y ellos podrían llevar a una pena de cadena perpetua contra Weinstein. 

Tras consultas del juez Burke, la defensa del acusado se declaró favorable a un fallo parcial, mientras la fiscal Joan Illuzzi-Orbon dijo "no estar dispuesta a aceptar" una decisión de este tipo "en esta etapa" del proceso.
 
"Prosigan sus discusiones", les dijo entonces el magistrado a los jurados, luego de leerles el texto oficial que explica que es normal que los integrantes de un tribunal popular tengan la impresión de encontrarse en punto muerto en ciertos momentos de un proceso.

PUBLICIDAD

Burke no respondió directamente a la interrogante de los jurados y no les dijo si era posible un fallo parcial.

La pregunta del jurado fue formulada durante el cuarto día de deliberaciones, unos minutos antes de la hora prevista para suspender los debates hasta el lunes.

A lo largo de la semana los jurados pidieron que se les leyera una vez más varios testimonios, fundamentalmente los de Mimi Haleyi y de la actriz Annabella Sciorra, que asegura haber sido violada por Harvey Weinstein en el invierno boreal de 1993.

Las declaraciones de Annabella Sciorra son cruciales para demostrar que el exproductor tenía un comportamiento recurrente. 

Los jurados declinaron, en cambio, plantear interrogante alguna sobre el caso de Jessica Mann, que está en el origen de tres cargos contra Weinstein pero cuyo testimonio fue considerablemente debilitado por la defensa. 
Weinstein niega haber cometido agresiones sexuales y asegura que siempre mantuvo relaciones consensuadas con quienes lo acusan.