Morelia volverá a vivir un Gran Noche con una leyenda musical: Raphael

Raphael se puede comparar al tamaño de las leyendas de Michael Jackson y Queen por el simple hecho de que también recibió un disco de uranio por las ventas de más de 50 millones de discos.

Foto: Facebook.

Jorge Manzo/La Voz de Michoacán

El “Divo de Linares” tendrá su “Gran Noche” en el Teatro Morelos, en donde se le abrirán las puertas el 5 de mayo para que sus más fieles admiradores se deleiten con esa música que ha sido icónica y ha marcado una era en la industria. Raphael regresará a Morelia para cantarle a miles de personas “Que nadie sabe”, “Yo soy aquél”, “Estar enamorado”, y muchas melodías que vienen plasmadas en las 50 producciones discográficas que ha cultivado en sus más de 60 años de trayectoria.

Raphael no quiere despedidas ni homenajes, él prefiere seguir cantando hasta que su voz y su alma se lo permitan, y pareciera que aún hay mucho tiempo para él, pero quizá sea una de las últimas veces que su público michoacano se pueda reencontrar con el ídolo. Lee aterra pensar dejar los escenarios que tantas alegrías le han dado, y le ha permitido pisar escenarios en varias partes del mundo, llevando su música a varios idiomas, entre ellos, el italiano, francés, alemán, inglés y japonés.

PUBLICIDAD

Él tiene 76 años de edad, y sus inicios fueron a partir de los 9 años, pero fue siete años después cuando comenzó a marcar una pauta, hasta llevarlo a la cima del éxito, dándose el lujo de pasear sus canciones por las tarimas más importantes del mundo, pasando por el Madison Square Garden de Nueva York, el Palladium y el Talk of the Town de Londres, así como el Olimpia de Paris, el Bellas Artes de México y el Festival de Viña del Mar; en estos, y muchos más, ha recogido las palmas de millones de personas.

Raphael se puede comparar al tamaño de las leyendas de Michael Jackson y Queen por el simple hecho de que también recibió un disco de uranio por las ventas de más de 50 millones de discos durante su carrera musical, el primero que se le da a un cantante de habla hispana en el planeta. Él además ha recibido más de 320 discos de oro, 49 de platino e innumerables reconocimientos, entre ellos, el más reciente, el Premio Lo Nuestro, que le fue otorgado en Miami, en los Estados Unidos, por la excelencia en su carrera.

PUBLICIDAD

Él ha sido un profeta en su tierra, en España, en donde ha tenido impresionantes giras, entre ellas, las temporadas en el Teatro de la Zarzuela, en el Palacio de la Música o en el Teatro Monumental. Raphael es una leyenda viviente, comparada sólo con los más grandes de su género. Tiene previsto recorrer varios estados de México en su más reciente tour “RESinphónico 2020” y en la que también se contemplan otros estados.

Hace dos años fue la última velada romántica del cantante español con su público michoacano. En esa ocasión brilló la calidad vocal, y desde luego también una producción de primer nivel, como ocurre en todas sus presentaciones. Sus más grandes éxitos fueron interpretados, pero ahora, “El divo de Linares” regresa renovado, tras grabar duetos con Gloria Trevi y Mónica Naranjo, con temas inéditos que se incluyen dentro de sus discos Sinphónico y RESinphónico”.

El también actor y empresario ha causado revuelto en últimas fechas, puesto que ha compartido que él sí cantaría reggaetón, aunque él lo descafeinaría diciendo sólo cosas “bonitas”. Él se ha autocalificado como un enamorado de la composición, y de la vida misma, en la que ha hecho todo lo que ha querido y le ha funcionado. Ha compartido escenarios con grandes como Rocío Dúrcal, Alaska, Juanes, Armando Manzanero, Paul Anka, Rocío Jurado y muchos más, con quienes ha recreado sus melodías.

En el acervo de Raphael son infaltables sus canciones “En carne viva”, “A mi manera”, “Escándalo”, “Adoro”, “Estar enamorado”, y muchas más, sin dejar de mencionar que también ha grabado villancicos, y ha incursionado en el séptimo arte con diversos proyectos. Raphael es ese imponente músico, una de las estrellas más grandes que visitarán este año a la capital del estado.