Contaminación del cielo en Morelia, un reto

Durante el primer semestre del año hubo días en que los índices de contaminación de Morelia superaron incluso a los de la Ciudad de México.

Arturo Molina/ La Voz de Michoacán

Morelia, Michoacán. Debido al aumento considerable en la emisión gases de efecto invernadero y contaminación en general en la ciudad de Morelia, autoridades ambientales duplicarán la capacidad de medición de las estaciones de monitoreo de la calidad del aire de la zona metropolitana.

Serán al menos 6 estaciones que revisarán 24 horas la problemática. Con una inversión de 5 millones de pesos, será a partir de enero que inicie la construcción de tres estaciones más; actualmente Morelia cuenta con 3 estaciones distribuidas en el Centro Histórico, la zona sur y otra en el oriente de la ciudad, que se actualizan cada cierta hora y dan lecturas sobre la calidad del aire, temperatura, partículas suspendidas y otros indicadores. Reconoce la Semaccdet, sin embargo, que no son suficientes.

PUBLICIDAD

Debido a la composición geográfica de Morelia se debe de contar con más sistemas en diferentes puntos que permitan detallar la calidad del aire en diferentes horarios y en diferentes zonas para tener mejores indicadores, así como más precisa.

En enero inician

Lo anterior, es parte de lo acordado con las autoridades ambientales para con transportistas y sociedad civil. En entrevista con medios, Ricardo Luna García, titular de la Secretaría de Medio Ambiente Cambio Climático y Desarrollo Territorial (Semaccdet), señaló que será a partir del próximo mes de enero en que se ponga en marcha la política ambiental.

PUBLICIDAD

Lamentó que, en lugar de mejorar, en los últimos años se ha notado un importante detrimento de la calidad del aire, relacionado en gran medida al crecimiento del parque vehicular.

Foto: Víctor Ramírez. Ricardo Luna asegura que se destinarán 5 millones de pesos.

“Tenemos un proyecto en puerta para hacer monitoreo en la zona metropolitana de la concentración de gases contaminantes y ampliar a otras estaciones. Esperamos que podamos echarlo a andar a partir de enero. Es un proyecto que tenemos para unos 5 millones de pesos, que consiste en hacer monitoreo, revisión de la concentración de gases en toda la zona metropolitana e instalar nuevas estaciones. Podrían ser unas tres, aproximadamente, para sumar seis en total”, manifestó el funcionario estatal.

Actualmente se cuenta con la información generada por los sistemas de medición del Índice de Calidad del Aire de la Universidad Michoacana, la estación de ICA del Laboratorio de Salud de Morelia y la estación ubicada en el Ayuntamiento capitalino.

Centro histórico, zona más contaminada

En la temporada invernal pasada, los indicadores de contaminación y de partículas finas transportadas en el airemarcaron en color naranja, un grado antes del rojo, que indicaría niveles peligrosos para la salud de los morelianos. Se ha informado que uno de los puntos en donde se concentra mayor contaminación es el Centro Histórico de esta ciudad.

La quema de combustibles maderables, carbón, derivados del petróleo y otros sistemas rudimentarios de calefacción han disparado en años anteriores los niveles de presencia de contaminantes en la capital michoacana, incluyendo las zonas rurales y la zona urbana del municipio.

Foto: Archivo. En el centro es donde hay mayor nivel de contaminación en el aire.

Meses más tarde, durante la temporada de estiaje, desde febrero hasta mayo, la gran cantidad de incendios forestales provocaron serias afectaciones a la calidad del aire.

Durante días, los índices de contaminación de Morelia superaron incluso a los de la Ciudad de México y la Megalópolis, si bien esto estuvo relacionado a los gases generados por la quema de bosques del sur del municipio, autoridades advirtieron un incremento importante en los niveles de contaminación e impactos a largo plazo a la salud.

Empresas "ahogan" Morelia

En lo que va del año, la Procuraduría Ambiental del Estado en Michoacán (ProAm) ha emitido alrededor de 4 procedimientos en contra de empresas locales, principalmente por afectaciones al aire de la ciudad.

No son las únicas, desde 2017 se han iniciado procesos, con 12 carpetas ese mismo año, 9 en 2018 y cifras para este año indican que al menos en Morelia la tendencia no disminuirá, por lo que han destacado la importancia de poner en revisión los distintos giros de empresas locales que emiten gases, que van desde los nodos de industria de Morelia hasta la industria restaurantera.

En entrevista, Juan Carlos Vega Solórzano, titular de la ProAm refirió que otro de los puntos que se busca revisar con el tema de la contaminación son las fuentes fijas. Si bien las fuentes móviles representan el 80 por ciento de la contaminación del aire, como en el caso concreto de los automóviles, las fuentes fijas también están generado afectaciones.

Foto: Archivo. La Papelera de Morelia ha sido denunciada por los gases emitidos.

Los contaminantes

Los principales contaminantes asociados a la degradación de la atmósfera refieren a SO2, NOx, CO2, CO e hidrocarburos, de actividades industriales como la química, textil, alimentaria, maderera, metalúrgica, metálica, manufacturera y procesadora de productos vegetales y animales, entre otras.

Las emisiones de gases derivadas de la combustión utilizada para la generación de energía o vapor dependen de la calidad de los combustibles y de la eficiencia de los quemadores, mantenimiento del equipo y de la presencia de equipo de control al final del proceso, como lo son filtros, precipitadores y lavadores, por lo que son revisados por las dependencias de protección al ambiente.

Las fuentes fijas de contaminación también incluyen la generación de aquellas emisiones ligadas a actividades y procesos, tales como el consumo de solventes, limpieza de superficies y equipos, recubrimiento de superficies arquitectónicas, industriales, lavado en seco, artes gráficas, panaderías, distribución y almacenamiento de gas LP, principalmente. Esta fuente también incluye las emisiones de actividades como son el tratamiento de aguas residuales, plantas de composteo, rellenos sanitarios, entre otros. En este tipo de emisión se encuentra un gran número de contaminantes, de muy variado nivel de impacto en la salud.

Esta situación si bien es menor en lo que respecta a las fuentes móviles por la cantidad, se suma a las emisiones de gases de efecto invernadero que diariamente respiran casi un millón de habitantes en esta ciudad capital.