"Confinamiento presenta a mujeres una nueva forma de organizar la vida y de habitar nuestros espacios"

Rubí de María Gómez,coordinadora del Centro Interdisciplinario de Estudios dela Mujer, asevera que esta contingencia es viable para refundar el sentido de la vida.

Foto: Christian Hernández / Diseño: La Voz de Michoacán.

La Voz de Michoacán ha hecho un ejercicio que te acercará a los especialistas, quienes hablarán sobre este tema, y los efectos colaterales que debes tomar en cuenta en estos tiempos de convulsión, producto de la contingencia sanitaria.

NONAGÉSIMA NOVENA PARTE DE UNA SERIE

Jorge Manzo / La Voz de Michoacán

PUBLICIDAD

Morelia, Michoacán. El confinamiento y la cuarentena por el nuevo coronavirus representa una oportunidad para encarar la vida, habitar los espacios de una forma distinta y articular las relaciones, la organización y distribución de las tareas. Las mujeres no son las únicas que deben cumplir con los trabajos domésticos, afirmó la doctora Rubí de María Gómez Campos.

En la historia de la humanidad ha habido dificultades, crisis económicas, desastres naturales, situaciones de guerra, de conflicto bélico, crisis económicas; el ser humano está hecho precisamente para enfrentar y para demostrar de que está hecho”, expresó la coordinadora del Centro Interdisciplinario de Estudios de la Mujer de la Universidad Michoacana.

PUBLICIDAD
DA CLIC AQUÍ PARA VER TODAS LAS ENTREVISTAS

En ese sentido, afirmó que además del asentuamiento de la violencia que muchas mujeres sufren para algunas otras, tal vez menos, está la posibilidad de redefinir las cosas, de establecer relaciones más igualitarias y de promover procesos de cambio para la vida social.

Es un espacio que algunas nos ha permitido reflexionar, recordar esas formar de experiencia humana que también son importantes, que se dan en el espacio privado, y creo que es importante aprovecharlas para quien pueda hacerlo, definitivamente es un privilegio para quien podemos estar en casa, pero también hay muchas mujeres que tienen que salir y no tienen esta oportunidad de recuperar el tiempo”, dijo la doctora.

Señaló que esta situación del confinamiento ha presentado una nueva forma de vivir, de organizar la vida, de concebir, incluso, lo que somos y si bien para muchas mujeres ha representado una forma de retroceso en la medida en que han tenido que volver a una serie de prácticas que en muchos casos habían dejado, hoy están dedicadas a las tareas domésticas.

Reconoció que mujeres que se dedican a tantas actividades no tienen tiempo de estar con los hijos, de hablar con ellos, de transmitirle sus valores, por lo que afirmó que esta es la oportunidad para promover cambios sustantivos en esas formas de organización humana. Pidió recordar que se tiene el privilegio a diferencia de otras generaciones de tener muchos años de tranquilidad, muchos años de normalidad.

No todo el tiempo hemos estado así, ahora ya llevamos 3 o 4 meses en una situación de aislamiento, pero creo que en toda situación el ser humano está llamado a probar su valor y en este sentido creo que para quienes tenemos ese privilegio s importante aprovecharlo”, destacó la primera titular del órgano que dirige las políticas de la mujer en el estado.

Convocó a la refundación del sentido de la vida, en donde se tiene que hacer consiente a los hombres de esta responsabilidad que tienen, “ahora ellos también tienen la oportunidad quienes también tienen el privilegio de permanecer en casa de darse cuenta de todo lo que reciben de las mujeres”.

Destacó que es muy importante que hombres y mujeres se sacudan esa inercia “porque es cierto, es en la familia donde se alimentan todas esas prácticas virtuosas o nocivas de la sociedad y yo creo que es una oportunidad para ambos y establezcamos en la medida de lo posible condiciones adecuadas de relación humana”.


Recomendaciones

  • Los malos tratos se producen en todos los niveles socioeconómicos y culturales. No son exclusivos de los sectores socialmente desfavorecidos o marginales.
  • Las personas violentas lo son por motivos culturales, y no naturales. Las personas que viven en un entorno violento y sufren agresiones, tienen más probabilidad de convertirse en agresores a su vez.
  • El consumo de alcohol y otras drogas no son la causa de los  malos tratos, pero al desinhibir al agresor, desencadenan más fácilmente la situación.
  • Si usted sufre o ha sufrido actos de violencia física, agresión sexual o psicológica, debe de hablar con familiares o amigos, y debe de denunciarlo.

Mitos y realidades

Si no se van es porque les gusta…

MITO: Es una teoría falsa. En muchos casos parte de la dependencia económica, la falta de relaciones afectivas donde apoyarse emocionalmente, entre otras causas.

Denuncias las utilizan como venganza las mujeres

MITO: No existe nada más falso. La gran mayoría de las mujeres que denuncia es porque llegaron a un límite, y su círculo la estimuló a que acudiera a proceder.

Cualquier mujer puede sufrir violencia

REALIDAD: En efecto, no respeta estrato social ni condición. Cualquier mujer puede ser víctima de agresiones física, psicológica, verbal o sexual.