"COVID-19 no es necesariamente la causa de muerte de muchos pacientes, aunque sean portadores"

Padecer el COVID-19 es un desencadenante para que se deteriore la función orgánica de personas con alguna comorbilidad. asegura el especialista.

Foto: La Voz de Michoacán

La Voz de Michoacán ha hecho un ejercicio que te acercará a los especialistas, quienes hablarán sobre este tema, y los efectos colaterales que debes tomar en cuenta en estos tiempos de convulsión, producto de la contingencia sanitaria.

SEXTA PARTE DE UNA SERIE

Jorge Manzo / La Voz de Michoacán

PUBLICIDAD

Morelia, Michoacán. La realidad en México es que el COVID-19 no es la única causa de defunciones en estos momentos en hospitales y clínicas, debido a comorbilidades que padecen las personas que llegan a urgencias médicas, algunas de ellas también con sintomatologías de males respiratorios. A las salas llegan pacientes con infartos, descompensaciones cardiacas, enfermedades vasculares cerebrales, entre otras, y de paso también llegan ser portadores del coronavirus, sin embargo, ésta última no necesariamente es la causa de muerte, sino que llegan a morir por descontroles metabólicos.

El médico urgenciólogo, Josué Cervantes Chávez, reconoció que padecer el COVID-19 es un desencadenante para que se deteriore la función orgánica de personas con alguna comorbilidad. En la actualidad se están acelerando los diagnósticos de las defunciones, principalmente de pacientes con algún problema respiratorio, es por ello que inicialmente se han disparado los casos de neumonías atípicas, pero si llega a morir en el lapso en el que se realizan las pruebas y se confirma o descarta que se trata del coronavirus, en cuanto se tienen resultados se debe hacer una reevaluación.

PUBLICIDAD

“Ahorita es lo que está en boga, hablar de personas que mueren por COVID-19, sin embargo, una muerte por alguna causa respiratoria se está definiendo como una neumonía atípica, esto mientras se realizan los estudios, entonces se están clasificando así la mayoría de las muertes que no podemos confirmar que fueron por COVID-19, pero se reevalúan en caso de que se confirmen”, insistió el presidente de la Sociedad Michoacana de Urgencia y Emergencias, quien llamó a los michoacanos a que tomen en cuenta las medidas preventivas que se han repetido, como quedarse en casa y evitar el saludo de mano, entre otras.

Él es el encargado de las urgencias médicas en el Hospital General de Zona del Seguro Social en Camelinas. Desde su experiencia, expresó que a pesar de la contingencia y que es uno de los temas que más se hablan, a las instituciones médicas llegan pacientes con infartos y otros males y “estas muertes van a seguir existiendo, no todo lo que se está diciendo de muertes es secundario a COVID-19”. Celebró que a pesar de que está México en fase dos y se preveía un repunte en la cantidad de enfermos, “aún no ha llegado”.

DA CLIC AQUÍ PARA VER TODAS LAS ENTREVISTAS

“Lo que sí se ha visto es que se han multiplicado los casos semanales, así como los pacientes que llegan estén más graves, y por estadística y lógica se espera que esto vaya a evolucionar a una fase 3, y por las condiciones en que estamos, nadie descarta una fase 4 en donde se llegue a colapsar el sistema de salud, pero ahorita contamos con los medios, la infraestructura, el equipo y el material para atender a estos pacientes”, expresó el especialista, tras conformar que están preparándose para una eventual saturación en las áreas respiratorias.

Confesó que la peor urgencia a la que se pueden enfrentar, por COVID-19, es estar ante un paciente que llegue con compromiso de la vía aérea y que se tenga que entubar y estabilizar de manera hemodinámica. Tenemos que entubarlo y conectarlo a un ventilador y plantear un protocolo para pasarlo a una unidad de terapia intensiva y continuar con los estudios. Ese justamente es el peor escenario que está visualizado en las urgencias médicas.

PUEDES LEER LA ENTREVISTA ANTERIOR AQUÍ

RECOMENDACIONES

Enseñe a los niños a toser y a estornudar en un pañuelo de papel (papel de seda) y ¡cerciórese de que lo tiren después de cada uso! o a toser y estornudar en la parte interior de su brazo o codo, y no en las manos.

Limpie y desinfecte su hogar como de costumbre usando productos de limpieza en aerosol (rociadores) o toallitas húmedas.

Lave los animales de peluche o cualquier otro juguete de peluche siguiendo las instrucciones del fabricante y usando agua tan caliente como sea posible y séquelos por completo. 

Evite tocarse la cara; enseñe a los niños a hacer lo mismo.

Cumpla con las guías locales y estatales establecidas con respecto a las restricciones para viajar y confinamiento en los hogares.

MITOS Y REALIDADES

¿Se puede matar el 2019-nCoV con una lámpara ultravioleta para desinfección?

No se deben utilizar lámparas ultravioletas para esterilizar las manos u otras partes del cuerpo, ya que la radiación ultravioleta puede causar eritemas (irritación de la piel). 

¿Se puede matar el nuevo coronavirus rociando el cuerpo con alcohol o con cloro?

No. Rociar todo el cuerpo con alcohol o cloro no sirve para matar los virus que ya han entrado en el organismo. Pulverizar estas sustancias puede dañar la ropa y las mucosas (es decir, los ojos, la boca, etc.). Tanto el alcohol como el cloro pueden servir para desinfectar las superficies, siempre que se sigan las recomendaciones pertinentes. 

Las vacunas contra la neumonía, ¿protegen contra el nuevo coronavirus?

No. Las vacunas contra la neumonía, como la neumocócica y la vacuna contra Haemophilus influenzae de tipo B (Hib), no protegen contra el nuevo coronavirus.