COVID-19 puede dejar secuelas en el corazón como insuficiencia cardíaca o miocarditis

Carlos Arean,cardiólogo, refiere que la falta de oxígeno producida por el COVID-19puede afectar a todo el sistema circulatorio a futuro, por lo que llamó a darle seguimiento.

Foto: Christian Hernández / Diseño: La Voz de Michoacán.

La Voz de Michoacán ha hecho un ejercicio que te acercará a los especialistas, quienes hablarán sobre este tema, y los efectos colaterales que debes tomar en cuenta en estos tiempos de convulsión, producto de la contingencia sanitaria.

NONAGÉSIMA CUARTA PARTE DE UNA SERIE

Jorge Manzo / La Voz de Michoacán

PUBLICIDAD

Morelia, Michoacán. Las personas contagiadas por COVID-19 pueden llegar a presentar problemas en el corazón de dos formas, advirtió el cardiólogo Carlos Arean Martínez, quien detalló que la primera es a partir de la falta de oxígeno, que repercute en el funcionamiento de este órgano, y la segunda, debido a la inflamación exagerada del aparato cardiovascular.

En este sentido, pidió a quienes han sido dados de alta de esta enfermedad a que le den seguimiento a su estado médico y que no den por hecho que una vez superado el virus, todo volverá a la normalidad, pues entre otras cosas puede desarrollar la fibrosis pulmonar, que, si bien no se puede manifestar al principio, a lo largo del tiempo traerá una repercusión.

PUBLICIDAD
DA CLIC AQUÍ PARA VER TODAS LAS ENTREVISTAS

El corazón puede ser llevado a una alteración en su función a largo plazo por esta disminución de oxígenos y por la disminución, digamos, en la capacidad de los pulmones”, explicó el especialista, tras recordar que el corazón es un órgano grande que requiere grandes cantidades de oxígeno.

“La inflamación tan exagerada que provoca la enfermedad trae complicaciones como puede ser insuficiencia cardiaca o una inflamación en el corazón conocida como miocarditis. Otro fenómeno que hemos observado es que esta inflamación favorece también la formación de coágulos y estos pueden ser en diferentes niveles”, advirtió Arean Martínez.

Expresó que los coágulos pueden ser a nivel de las piernas o, de las piernas, también puede formarse coágulos que pueden irse a los pulmones dentro de los pequeñísimos vasos sanguíneos que se encuentran, también, en diferentes órganos: riñón, corazón y pulmón.

También se han detectado la formación de pequeños coágulos que obstruyen la circulación y que tienen también repercusión en las complicaciones y en la evolución de esta enfermedad. De manera que este virus puede generar una serie de eventos en cascada en diferentes órganos y definitivamente el aparato cardiovascular es uno de los órganos vulnerables y que puede llegar a complicaciones”.

El también médico intervencionista destacó que los pacientes que tienen enfermedad cardiovascular desde antes, que han tenido un infarto, que tiene la presión alta, hipertensos, diabéticos u otras enfermedades del corazón pueden tener en un momento dado una asociación o mayor disposición o pueden desarrollar mayores complicaciones que los pacientes que no lo tienen, y esto precisamente por la capacidad que tiene esta enfermedad de afectar, también, al aparato cardiovascular.

El porcentaje de las personas que padecieron el coronavirus y que tienen secuelas varía de acuerdo a muchas series, “estamos teniendo tanta información de todo el mundo, de forma tan precipitada que podríamos pensar en un porcentaje, a lo mejor, un 10, 15 por ciento, algunas series más, en otras series un poco menos, pero en ese porcentaje a la mejor un 20 o hasta 25 por ciento podría ver datos de afectación a nivel del aparato cardiovascular o a nivel del corazón”.


Por último, el médico recordó que un 80, 81 % de los pacientes van a tener una enfermedad leve, un 15 % de estos 10 % será alrededor de ser una enfermedad moderada y un 5 % o 4% sería una enfermedad grave o severa. “Cuando se trata de la enfermedad leve es poco probable que pueda dejar secuelas, es un curso mucho más corto y con menos complicaciones, quizás el grupo de pacientes que están entre enfermedad moderada y severa pudieran, no necesariamente va ser así, pero sí pudieran desarrollar complicaciones”.

Recomendaciones

  • Un descanso nocturno adecuado puede ayudar de una manera mucho más eficaz a desarrollar una mejor salud cardiovascular Estudios revelan que aquellas personas que duermen 7 horas reducen hasta el 65% de sufrir enfermedades relacionadas
  • Cuidar lo que comes también ayudará a que tengas un sistema cardiovascular mucho más sano. No dudes en consumir verduras, pescado, carnes magras, legumbres y aceite de oliva, acompañado de frutos secos.
  • Cuida el estrés que tienes porque eso también podría provocarte severos problemas cardiovasculares. Es importante que para que funcione de manera adecuada la bomba vital, le bajes unas rayitas.
  • El exceso del colesterol puede provocar una obstrucción de las arterias, incluso, es el principal detonante de infartos. Evita las grasas saturadas y lácteos, entre otros.
  • Los jóvenes no sufrimos cardiopatías

MITO: Eso podría ser pensado si se cuida la alimentación y se tienen hábitos de salud, sin embargo, nada garantiza que estos padecimientos se alejen.

  • Hipertensión arterial no presenta signos de alarma

REALIDAD: En efecto, incluso se le conoce el “asesino silencioso”, por lo que estar bajo control estricto y acudir de manera frecuente con especialistas ayudará a prevenir.

  • Ataque cardíaco dará cuando se presente dolor torácico

MITO: No necesariamente. Aunque es habitual tener dolor torácico o molestias, un ataque cardíaco puede provocar síntomas sutiles.