Equipos médicos refuerzan las medidas de prevención para garantizar la seguridad de las personas

El doctor Luis Cárdenas Bravo reconoció que nunca antes se había tenido que ser tan estrictos en las medidas básicas de higiene como el lavado de manos y el uso de gel alcohol, hasta que llegó la pandemia del coronavirus.

Foto: Christian Hernández / Diseño: La Voz de Michoacán

La Voz de Michoacán ha hecho un ejercicio que te acercará a los especialistas, quienes hablarán sobre este tema, y los efectos colaterales que debes tomar en cuenta en estos tiempos de convulsión, producto de la contingencia sanitaria.

CUADRAGÉSIMA QUINTA PARTE DE UNA SERIE

Jorge Manzo / La Voz de Michoacán

PUBLICIDAD

Morelia, Michoacán. Hay pacientes que tienen temor de ir a los consultorios y laboratorios, porque suponen que son espacios en donde existe el riesgo de contagiarse del coronavirus, sin embargo, los  equipos  médicos  están  reforzando las medidas de prevención para garantizar la seguridad de las personas, aclaró el doctor Luis Cárdenas  Bravo,  tras  reconocer  que nunca antes se había tenido que ser tan estrictos en las medidas básicas de higiene como el lavado de manos y el uso de gel alcohol, hasta que llegó la pandemia del coronavirus.

Con especialidad en medicina interna, Cárdenas Bravo reconoció que  la  pandemia  vino  a  cambiar muchas  cosas,  y  problemas  que mucho antes se creían un poco triviales, ahora hay que ser más precavidos. Por ejemplo, una persona que llega a una unidad de medicina con catarro o un cuadro respiratorio o una simple bronquitis, mientras no se sepa cuál es su diagnóstico se le debe brindar protección al paciente, a su familia y también al cuerpo de médicos para evitar pueda tratarse de un infectado por el coronavirus.

PUBLICIDAD

DA CLIC AQUÍ PARA VER TODAS LAS ENTREVISTAS

El  infectólogo  reconoció  que todo ha tenido que cambiar, incluso, con los pacientes que requieren una atención permanente, a quienes se les debe procurar vía electrónica, o bien, cuando se trata de una urgencia; en estos casos se debe rediseñar su práctica habitual.

Mencionó que, si bien salir a la calle a realizar compras en el supermercado sí implica riesgos, por lo que se recomienda no tocar ningún producto que no se vaya a adquirir, y cuando se vean en la necesidad de salir deben hacerlo bien protegidos.

Si bien aclaró que no hay una clasificación en grados de contagio del coronavirus, frente a otros, le llama la atención la alta tasa de propagación. Por ejemplo, se tuvo la pandemia dela  influenza  hace  poco  más  de  10 años y se tuvo una cantidad importante de contagios, sin embargo, no fue el mismo impacto que ahora ha tenido el COVID-19 en el mundo.

Hubo otra epidemia también muy contagiosa, el SARS- Cov -1,hace también más de 10 años, entonces,  también  se  vio  mucha...  por otro coronavirus, de la misma familia de los coronavirus, y, sin embargo,  quedó  limitado  a  China  o algunos cientos de muertos y se limitó. Este realmente llama la atención el alto grado de contagio, y si nos está creando cierto pánico, es entendible, pues más vale tener miedo a contagiarnos y no despreciar la amenaza que esto representa”. Comentó  que  representa  una amenaza incluso en personas que se sienten bien y pueden ser contagiosas.

“Por eso se recomienda también el uso de cubre bocas, que es muy importante porque tanto para la persona que lo trae se protege, como para la persona que esta contagiada para que no contagié a más personas. Se calcula que el más del 80 por ciento de las personas infectadas se recuperan esto es una gran ventaja y puede contagiar a otra persona más susceptible y ese es el problema”.

Reiteró la importancia de lavarse las  manos  con  agua  y  con  jabón, puesto que el COVID-19 es un virus cuya  “envoltura”  se  disuelve  con este método de higiene. Una vez que se disuelve esa envoltura el virus queda desprotegido y ya no puede replicar y pierde su capacidad de infectar. “Son medidas muy elementales y el mensaje que yo quisiera decires hay que tenerle miedo a esta epidemia, es una amenaza muy seria, hay que tomárnosla muy en serio”.