SSM lanza llamado urgente: no relajen medidas ante reapertura de espacios, o habrá aumento de contagios

La secretaria de Salud advirtió que Morelia, Uruapan, Lázaro Cárdenas y Apatzingán son los municipios que preocupan por el número de casos, por lo que llamó a cuidar la movilidad.

Foto: Christian Hernández / Diseño: La Voz de Michoacán.

La Voz de Michoacán ha hecho un ejercicio que te acercará a los especialistas, quienes hablarán sobre este tema, y los efectos colaterales que debes tomar en cuenta en estos tiempos de convulsión, producto de la contingencia sanitaria.

ÚLTIMA PARTE DE UNA SERIE

Jorge Manzo / La Voz de Michoacán

PUBLICIDAD

Morelia, Michoacán. Morelia, Uruapan, Lázaro Cárdenas y Apatzingán son las regiones sanitarias que preocupan a la Secretaría de Salud por la presencia de COVID-19. Su titular, Diana Carpio Ríos está consciente de que toda movilidad urbana y convivencia sin medidas de protección significarán un incremento de casos de contagios, por lo que lanzó un llamado urgente a todos los sectores a que no relajen las medidas, frente a la reapertura de bares, antros y restaurantes, pues lo que menos se busca es retroceder en la estrategia.

La secretaria de Salud participó en el cierre del programa “La Voz de los Especialista”, mismo que reunió 100 voces de especialistas en diferentes disciplinas, quienes abordaron los impactos que está dejando esa pandemia que llegó a Michoacán el 21 de marzo. En ese espacio, la doctora Carpio hizo un balance de las acciones que se han realizado en Michoacán para hacerle frente a esta contingencia sanitaria que ha dejado más de 7 mil 628 personas contagiadas y 599 defunciones.

PUBLICIDAD

Durante la charla, Carpio Ríos confesó que a casi cuatro meses de que se registraron los primeros casos positivos del nuevo coronavirus, su foco está en Morelia, debido a la densidad poblacional de más de 825 mil personas, incluso advirtió que si se saliera de control para el estado sería el cambio de comportamiento de toda la epidemia. Actualmente en la capital del estado se tienen 955 casos de COVID-19 y 71 defunciones debido a complicaciones. Su tasa de letalidad oscila en 7.43 por ciento.

La epidemióloga mencionó que Uruapan –otra de las puertas de ingreso de personas externas al estado- también es un lugar importante por la afluencia que tiene con otros municipios por el comercio, servicios médicos, así como por las actividades propias que ahí se generan. Se trata de la segunda localidad más poblada del estado con casi 360 mil habitantes. Hasta ahora 729 personas han sido contagiadas por el nuevo coronavirus y 58 perdieron la vida. Su tasa de letalidad es de casi 8 por ciento.

Resaltó que Apatzingán está más controlado con 412 casos positivos y 36 fallecimientos, por lo que reguló a Múgica en su contagio. En esa localidad se contabilizaron 325 personas enfermas y 49 defunciones. Adelantó que mantendrán un cerco de vigilancia muy cercano a ese lugar. Ambos municipios se encuentran en la Jurisdicción Sanitaria 07, en donde también Parácuaro y La Huacana se encuentran con bandera amarilla por el alto riesgo de contagio de esta enfermedad.

DA CLIC AQUÍ PARA VER TODAS LAS ENTREVISTAS

Al hablar de Lázaro Cárdenas, la doctora Carpio afirmó que ese era su foco rojo, y aunque sigue presentando un número importante de contagios, se ha mantenido muy estable. En estos momentos se encuentra en una especie de “meseta” de casos, y por la cantidad poblacional, se prevé que se mantenga sin ningún sobresalto, sólo con algunas medidas de mitigación en caso de que se llegue a incrementar. El puerto actualmente registra 2 mil 401 casos positivos y 134 defunciones.

“Y algo muy importante es que en Michoacán lo que queremos intentar a toda costa es que la apertura sea gradual y progresiva, que no demos pasos para atrás”.

La Secretaría de Salud reconoció que los hospitales que más saturación han tenido por casos positivos de COVID-19 son Zitácuaro, Uruapan, Apatzingán y el General “Miguel Silva” de Morelia.

Movilidad sin cuidado, implica aumento de casos

La secretaria de Salud habló de la reapertura gradual de actividades en Michoacán. En estos momentos, a seis semanas de la “nueva convivencia”, advirtió que, si no se cumplen las medidas de higiene y de cuidado personal, te vas a contagiar o transmitirás el virus a otras personas, por lo que advirtió que eso va a incrementar la densidad de la epidemia en el estado y se tendrían que tomar medidas. Señaló que ella no quiere dar pasos hacia atrás, por lo que adelantó que habrá estrategias regionalizadas y focalizadas a fin de romper la cadena de contagios.

 Hizo un balance positivo del manejo de la pandemia y reconoció que el único repunte que se tuvo fue en la tercera semana y que tuvo el impacto de los primeros quince días de la reapertura del 15 por ciento, pero afirmó que después, con las medidas que se han tenido en los municipios por los movimientos de las banderas, se ha generado contención y logrado romper con la cadena de contagio local. “Hay que recordar que las epidemias donde la enfermedad se contagia de persona a persona el comportamiento depende de individuos, de la relación que tengan, de la movilidad y puede haber picos en diferentes momentos”.

En este sentido, explicó que por esta condición se ve cómo baja o estabiliza la pandemia y de pronto hay repuntes, como está ocurriendo en estos momentos. “Pasamos del 25 al 50 y corremos el riesgo de que haya un repunte importante si la población no ocupa su cubrebocas, si no tiene distancia sana”. Aclaró que el comportamiento de la pandemia no es porque haya un mal cálculo de cuándo vaya ser el pico sino porque las epidemias de propagación así se comportan.

“Y en Michoacán estamos como en una meseta, o sea después de ir subiendo los casos acumulados llegamos a un punto donde estamos teniendo un comportamiento muy similar y empezara a bajar. Tendremos un pico nuevamente con la apertura de un 75%”, destacó la doctora Carpio, quien dijo esperar que esta semana hubiera más casos que las dos semanas anteriores porque sería el impacto de abrir al 50 por ciento.

Señaló que la política pública y sanitaria que un gobierno implemente tiene mucha influencia en el comportamiento humano, y puso como ejemplo la toma de decisión del gobernador Silvano Aureoles del confinamiento obligatorio, en donde se vio muy clara la diferencia cuando se terminó el confinamiento en el incremento de la movilidad, “es una decisión que siempre ayuda a que haya contención en la movilidad y, por supuesto, en este caso contención de la epidemia que se contagia de humano a humano”.

El caso exitoso de Michoacán

El subsecretario Hugo López-Gatell revisó el desarrollo del Centro de Inteligencia de Salud implementado en Michoacán. “Él quedó muy complacido y nos ha hecho sugerencias de cómo podemos manejar la información”, confesó la doctora Carpio, impulsora de este espacio en donde diariamente decenas de personas colaboran con datos sólidos a la toma de decisiones para el control de esta pandemia y de la administración de los recursos humanos y materiales con que se cuenta.

La epidemióloga anunció que se tomó un acuerdo, una vez que el indicador que se presenta en el semáforo nacional el 70 por ciento de la carga es la ocupación hospitalaria, “nosotros vamos a vincular nuestro Centro con su base de datos para intercambiar nuestros datos de manera directa; esto ayuda a que haya menos inconsistencias y es un trabajo que tenemos que hacer en conjunto siempre con la Federación”.

Al entrar a detalle sobre los parámetros que se toman para medir los riesgos de contagio en los municipios, la secretaria explicó que se definen dos indicadores, uno es la letalidad, es decir las defunciones. Se trata de casos confirmados versus muestras tomadas, “un municipio que tenga pocas muestras va a tener una letalidad alta y un municipio con muchas muestras va a tener una letalidad baja; y el otro, son los casos activos los últimos 21 días. Se decidió así, para poder tomar decisiones con el presidente municipal y hacer acciones para romper con la cadena de contagio”.

Si no cumplen, cerrarán negocios: SSM

La secretaria de Salud Diana Carpio Ríos recordó que en la estrategia de la nueva convivencia que comenzó el primero de junio con el 25% de la apertura y a partir del primero de julio el 50%. Adelantó que en caso de que se tenga un incremento de contagios, se tomarán medidas para romper la cadena de contagio, por ejemplo, el cierre de centros, parques públicos, bares y antros. “Si no obedecen con el porcentaje y con las medidas que se van a tener, se procederá a estas medidas”.

Mencionó que la mejor manera de tener apertura económica es que los más interesados en estar en operaciones hagan que la población acate las medidas y los protocolos a los que se comprometieron en la mesa del comité de seguridad en salud. Dijo que los tendrán plenamente vigilados, y que no cuenta con la evidencia de saber si cumplen o no con las medidas, pues es una tarea que estarán desplegando inspectores municipales y sanitarios.

Señaló que no se quiere dar un paso atrás, y que se tomarán medidas para romper con la cadena de contagios de manera focalizada porque cree que si se dan pasos hacia atrás es como recriminarnos todos en decir: “es que el gobierno no pudo, es que la población no pudo”, pero dijo creer que sí se puede y no todos se comportan igual, “y tenemos que ir hacia adelante y jalar a los que se están quedando atrás para poder caminar en un proceso educativo en esta nueva manera de vivir”.

Reconoció el esfuerzo de todos los municipios, incluso, destacó el caso de Múgica en donde se dispararon los casos de confirmados y defunciones. Ahí el presidente Raymundo Arreola Ortega ordenó el cierre de todos los negocios durante siete días y posteriormente todos los días a partir de las 3 de la tarde, y después en los fines de semana. Esto impactó en la movilidad y disminuyó la cadena de contagios en esa población.

“Huetamo que empezó con 3 semanas devastadoras de defunciones y de casos cerró dos semanas sus actividades y sus calles principales y su zócalo y eso ayuda a que se rompa la cadena de contagio sin que demos en todo el estado un paso para atrás; a eso me refiero cuando digo que vamos a trabajar de manera regionalizada, focalizada”, resaltó Carpio Ríos.

En Morelia, se podría hacer por colonias y el objetivo es que quien no lo esté haciendo o no esté cumpliendo se dé cuenta de que tiene que cumplir o que lo tiene que hacer, “voy a poner el ejemplo de los antros y los bares, pidieron la oportunidad de poder abrir, se les dio la oportunidad de abrir, si no cumplen los vamos a cerrar y seguramente van a cumplir”.