Carlos Rivera y el elenco del Rey León rugen en el Auditorio

El Universal / La Voz de Michoacán Ciudad de México. Porque Hakuna matata es una forma de ser y sin preocuparse es como hay que vivir, este domingo el Auditorio Nacional adoptó esa sabiduría de Timón y Pumba y cantaron, aplaudieron y se conmovieron con cada una de las piezas musicales tocadas en vivo durante …

Foto: Twitter.

El Universal / La Voz de Michoacán

Ciudad de México. Porque Hakuna matata es una forma de ser y sin preocuparse es como hay que vivir, este domingo el Auditorio Nacional adoptó esa sabiduría de Timón y Pumba y cantaron, aplaudieron y se conmovieron con cada una de las piezas musicales tocadas en vivo durante la transmisión del Live Action del Rey León, dejando de lado las preocupaciones y prisas de la vida afuera del recinto.

Alrededor de las seis media de la tarde, el Ensamble Sinfónico de México, dirigido por Rodrigo Cadet, afinó los instrumentos y en cuanto estuvieron listos comenzó la función, que definitivamente no fue la misma al ver y oír cada elemento acompañarse para que las acciones o sentimientos de los personajes tuviera peso: la curiosidad de Simba persiguiendo algún insecto, el trayecto de un ratoncito que acabaría en manos de Scar o las enseñanzas de Mufasa al futuro rey.

PUBLICIDAD


Al final de cada escena llena de música, el público aplaudía al Ensamble con aplausos y por supuesto, entre los momentos más conmovedores de la noche estuvo la muerte de Mufasa y cuando Simba se encuentra con sus salvadores: Timón y Pumba, quienes le enseñaron el valor de la expresión "Hakuna Matata". Con aplausos y coros, el Auditorio se sumó al canto de los tres amigos.

Después del peligro, la tristeza, los reencuentros y el triunfo, el Ensamble se mantuvo en el escenario y la conductora del evento pidió no retirarse porque la magia de la noche no había terminado. Uno a uno fueron apareciendo sobre el escenario los intérpretes de las piezas de la película, y volvieron a sonar temas como "Ciclo sin fin" y "Yo quisiera ya ser el rey".

También se repitió "Hakuna Matata", y justo como pasa en la película, a mitad de la canción desapareció el Simba pequeño para dar paso a Carlos Rivera, quien fue recibido con un gran aplauso y los gritos de los asistentes.
"¡Muy buenas noches!" saludó el actor.

"Es para mí un honor estar aquí esta noche acompañado de todos estos maestros, me gustaría invitar a una de las voces más hermosas que tenemos en nuestro país, salida de El Rey León España que también me dio mucho a mí: Fela Domínguez", agregó, y cantó con ella "Esta noche es para amar".
Al final, aparecieron sobre el escenario todos los actores: Mateo Ramírez, Chris Piña, Luis Suárez, José Vilchis, Sergio Carranza, Fela Domínguez, Carlos Rivera, entre otros, que es agradecieron la presencia del público esa noche.